Logotipo Saldeporte

Los clubes se plantan ante un nuevo despropósito de liga

El Grupo 4 de Tercera Alevín cuenta con cinco equipos después de la retirada de otros tres. Los clubes exigen soluciones a la Federación

Los clubes afectados posan con una pancarta reivindicativa
Adrián A. García | 28 septiembre, 2019

El fútbol base ha arrancado este fin de semana con polémica. Nuevamente, como ya ocurriera la temporada pasada, una liga que a priori iba a estar compuesta por ocho equipos se ha visto reducida a cinco ante la inacción de la Federación. Se trata del Grupo 4 de Tercera División Alevín.

De hecho, en esta primera jornada solo se ha podido disputar el partido entre el Monterrey y el Villamayor, ya que los otros conjuntos restantes (Navega, Calvarrasa de Abajo y Cabrerizos) no han podido iniciar la competición al enfrentarse a los retirados Cristo Rey Barrio Vidal C, Santa Marta E y Santa Marta F. Desde la organización tampoco ha llegado una solución a tiempo y, como siempre, los más perjudicados son los niños, que se han quedado sin jugar este fin de semana y que si no se modifica el calendario, tendrán que descansar prácticamente el mismo número de jornadas (12) que partidos podrán disputar (16). A mayores, el parche a lo ‘Pepe Gotera y Otilio’ que se le ocurrió a la Federación en anteriores ocasiones fue reorganizar el calendario y disputar una liga a cinco o seis vueltas, un remedio que tampoco complace a los afectados.

“Esto se sabía ya de antes. Lo que pedimos es que se reorganicen los grupos. Ahora mismo hay equipos para jugar ligas de 13, 14 o incluso 15, lo que no podemos es estar parados tres meses. Como mínimo se tendría que reorganizar el calendario, pero aún así es una liga con seis vueltas donde los niños van a descansar seis semanas y tienes que jugar seis veces con los mismos equipos y eso no es una liga, parece más un torneo de verano”, ha señalado Antonio Cánovas, director deportivo del Real Salamanca Monterrey.

Además, en el trasfondo de esta polémica se atisba otra no menos importante: el elevado número de equipos por club. Desde hace unos años, muchas voces se han alzado en protesta de aquellas entidades que tienen muchos conjuntos en cada categoría. Limitarlos podría ser una opción y “sería bonito porque daría más vistosidad a las ligas porque esos niños jugarían al fútbol igual en otros equipos, esa es otra guerra que hay abierta”.

El daño para los alevines de estos cinco clubes ya está hecho y ahora la pelota está en manos de la Federación, que con los antecedentes de los cursos pasados ha sido incapaz de reaccionar para frenar esta situación.

En una imagen de unión, los alevines del Monterrey, el Navega, el Villamayor, el Cabrerizos y el Calvarrasa de Abajo han posado en el Reina Sofía con una pancarta reivindicativa en la que exigen una solución coherente. De no recibirla, valorarán qué pasos pueden seguir para que sus pequeños futbolistas no se queden sin jugar. Y es que los niños son lo primero. Siempre.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *