Logotipo Saldeporte

Practicar el ultimate frisbee en Salamanca no es una Quimera

El equipo de ultimate más antiguo de la ciudad se encuentra totalmente asentado y atraviesa una etapa de crecimiento en su juego

Miembros del Quimera durante el último Swagglamanca / FOTO: Quimera
Adrián A. García | 23 octubre, 2019

La quimera es un ser mitológico con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente, un animal formado por diferentes partes de otros. Y así, con ese espíritu de fusión entre personas de diferentes lugares, nació de la mano de la venezolana Rósula García el Quimera Ultimate Salamanca.

Desde entonces han pasado once años y el club ha vivido un crecimiento exponencial, incluso se podría decir que atraviesa su época más exitosa con jugadores que han sido internacionales con España, con un núcleo fijo afincado en la ciudad y con un nivel táctico como nunca antes había tenido.

“Ahora mismo somos un equipo mixto, somos séptimos en Primera División de césped y hemos sido séptimos de Segunda División en playa. Quimera nunca había tenido tanto nivel táctico como el que tiene ahora y la gente está muy motivada. Tenemos un grupo continuo, que ha hecho que el equipo haya avanzado durante estos últimos tres años y haya aumentado el nivel táctico”, explica Marta Ortiz, su entrenadora desde la temporada pasada.

En estos momentos el equipo cuenta con 28 jugadores federados y la plantilla mantiene ese ideal de mezcla con el que nació: el grueso de sus integrantes tienen entre 20 y 30 años, pero también hay menores; hay españoles, pero también colombianos, dominicanos o italianos.

En estos momentos el Quimera está inmerso en una fase de preparación física antes de afrontar sus próximos campeonatos. “Considerábamos que estábamos un poco flojillos en el físico. La preparación en el ultimate se basa en ser resistente a la potencia, poder hacer varios sprints, y nos faltaban también ciertos aspectos de coordinación”, señala.

Actualmente el equipo entrena tres días a la semana, martes, miércoles y jueves de 20:00 a 22:00 horas en la Aldehuela, Doñinos y el Puente Romano, respectivamente. En la jornada del jueves, además del conjunto federado también realizan entrenamientos los integrantes del grupo de iniciación que están tomando contacto por primera vez con este deporte.

Un deporte, dicho sea de paso, que aún no está reconocido por el Consejo Superior de Deportes y una guerra en la que llevan luchando varios años todos los agentes implicados en el ultimate frisbee.

Por otro lado, además de sus competiciones a lo largo y ancho de la geografía española, el Quimera también organiza en primavera el torneo Swagglamanca, un evento consolidado que en el 2020 alcanzará su cuarta edición y en el que participan entre 180 y 200 jugadores de ultimate tanto de equipos nacionales como internacionales.

Compartir

Una respuesta a “Practicar el ultimate frisbee en Salamanca no es una Quimera”

  1. Maria dice:

    Olé y olé ,un equipazo además de un deporte nuevo ,atractivo y que puede motivar a los jovenes de una forma diferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *