Logotipo Saldeporte

Tomy: “La salvación en Tercera va a estar cara, así que cuanto antes llegue mejor para todos”

Entrevista con el guardameta del Santa Marta, que encadena cuatro jornadas consecutivas con la portería a cero

Tomy, durante un partido de esta temporada / Foto: UD Santa Marta
Ricardo Alonso-Bartol | 9 enero, 2020

Cuando estabas inmerso en la pretemporada con el Ribert, de repente se te abrieron las puertas del Santa Marta por la baja de Charly. ¿Tuviste que tomar muy rápido la decisión?

La verdad que sí fue una decisión rápida, porque ya había empezado la pretemporada con el Ribert. Recibí la llamada de Arturo por lo que comentas de Charly, se presentó la oportunidad y es una categoría superior. La Tercera es una categoría bonita y además el Santa Marta es un club atractivo para cualquier jugador, así que no me lo pensé. Lo comenté con la gente del Ribert y todo fueron buenas palabras, no pusieron ninguna pega para facilitar la salida.

Tu llegada se produce en la misma semana en la que arrancaba la competición, con una adaptación a contrarreloj a tu nuevo equipo. ¿Fue difícil?

Sí, yo llevaba dos semanas y media de pretemporada y llegué al Santa Marta la primera jornada de liga, cuando llevaban más de un mes entrenando. Fue complicado porque era un vestuario nuevo, compañeros nuevos, una idea de juego nueva…todo muy nuevo para adaptarse rápidamente, pero tuve ayuda de todos, tanto el cuerpo técnico como los compañeros. Fue duro y exigente, pero fácil.

Durante las cuatro primeras jornadas el portero titular fue Félix. ¿Se hizo larga la espera de una oportunidad o aprovechaste a verlo como esa pretemporada que casi no tuviste?

Al final Félix es un gran portero y empezó jugando él, como es lógico. Llevaba desde pretemporada y yo era nuevo, así que yo entrenaba para aclimatarme al equipo, hacerme a la idea de juego y demás. Tampoco me lo tomé como una pretemporada, sino que fue intentar llegar al nivel del resto de compañeros lo antes posible para que el entrenador cuando decidiera me diera la posibilidad de jugar.

Tras el partido contra el Salamanca CF UDS B te hiciste con la titularidad y acumulas ya quince partidos en los que has encajado 16 goles. ¿Cómo es esa competencia con Félix?

La verdad que la competitividad entre porteros es complicada, porque al final es un puesto en el que apenas hay cambios en un partido salvo que haya una lesión o expulsión. Es una posición rara en ese sentido, pero tanto Félix como yo trabajamos para que Arturo cada fin de semana elija al mejor y al que más pueda ayudar al equipo. Tengo una magnífica relación con él y entrenamos muy a gusto y a tope con Sergio, el entrenador de porteros.

Te tocó vivir sobre el campo prácticamente en su totalidad una mala racha en la que encadenasteis trece partidos sin ganar. ¿Cómo lo vivisteis en el vestuario y personalmente tú bajo palos?

Fueron un par de meses complicados porque veíamos que el equipo jugó partidos algo más difíciles, pero en otros funcionaba y jugaba bien. Por unas cosas y por otras al final no llegaban los puntos, empatábamos pero no conseguíamos la victoria y eso nos frustraba un poco. No es una cuestión de quién juegue, porque hubo cambios. Sí es verdad que estuve yo casi todos los partidos, pero hubo cambios en otras posiciones. Teníamos que superarlo para liberarnos, era un peso que teníamos ahí que no nos dejaba trabajar a gusto. Llegábamos a entrenar, lo hacíamos bien, pero el fin de semana por una cosa u otra nos costaba la victoria. Cuando ganamos a La Granja fue como una liberación para todos y a partir de ahí ya hemos seguido sumando cuatro semanas seguidas con dos victorias y dos empates, y ahora a intentar seguir con esa racha.

Acumuláis además cuatro partidos consecutivos sin encajar. ¿Qué crees que es lo que ha cambiado, tanta falta hacía esa victoria para liberaros mentalmente?

Bueno, no creo que haya cambiado en realidad nada. Como te he comentado había partidos en los que el trabajo del equipo era bueno. Durante esa racha había también partidos como el Astorga o el Mirandés en los que empatábamos también a cero, pero dentro de un momento negativo. Ahora hemos empatado a cero contra La Bañeza y el Cristo pero viene en una racha positiva, así que en realidad no ha cambiado nada. El trabajo del equipo sigue siendo el mismo, defensivamente sigue siendo un trabajo muy bueno, como ya lo era antes.

En el último partido realizaste buenas paradas, que ayudaron a dejar la portería a cero contra el Palencia Cristo Atlético. ¿En una posición en la que cuando se pone el foco sobre ella normalmente se debe a errores, cuánto ayuda que sea por una buena actuación?

Está claro que eso siempre motiva mucho, cuando ves que tu nombre está asociado a acciones positivas de un partido. Tampoco creo que fuera una actuación tan buena sino el trabajo en conjunto de los once, más los cambios, más los que estuvieron en el banquillo e incluso los que no fueron. Se debió al trabajo de todo el grupo el que mantuvo la portería a cero, el mérito se debe a todo el equipo, ni siquiera a mí y los defensas.

Habéis tenido que jugar en plenas navidades. ¿Os habría venido bien el parón o se equilibra con el mes de diciembre, en el que solo jugasteis dos partidos?

Es verdad que la jornada de descanso hemos tenido suerte y la hemos pillado al principio de navidades. Hemos tomado esa semana como una pequeña desconexión, aunque no hemos dejado de entrenar pero siempre ayuda tener el fin de semana libre. La Tercera División este año con un equipo más es muy larga y no hemos tenido vacaciones de navidad, pero ya empieza la segunda vuelta y no paramos. Hay que seguir a ver si conseguimos mantener la categoría cuanto antes.

Actualmente ocupáis la decimotercera posición. ¿Cómo os planteáis la segunda mitad de la competición?

Hay que sumar el máximo de puntos para salvarnos lo antes posible. Encima este año, en que ya de por sí hay un descenso más, con equipos precisamente de aquí como Unionistas, Guijuelo o incluso el Burgos puede haber algún arrastre. Va a estar cara la salvación, hay muchos equipos ahí abajo peleando así que es muy importante ir ganando cada partido y conseguir el mayor número de puntos posible en la segunda vuelta. Cuanto antes llegue la salvación mejor para todos.

Aunque venías de estar la pasada temporada en Regional de Aficionados, con el Zamora llegaste a debutar en 2ªB. ¿Esperas volver a jugar en esa categoría en el futuro?

Es verdad que debuté en Segunda B, fueron quince minutos contra el Celta B, pero creo que son palabras mayores. Ojalá algún día se dé, pero no lo tengo como ningún objetivo personal, deportivo ni nada. Es una categoría muy difícil, hay solo cuatro grupos en toda España y es muy complicado llegar. Lo principal ahora es disfrutar de la Tercera viniendo de Regional, que es algo que tampoco esperaba habiendo empezado con el Ribert. Además ahora estoy jugando, que ya de por sí es un premio.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *