Logotipo Saldeporte

Gonzalo Arconada: “Sentimos que no se puede competir contra el Barcelona”

El entrenador de la Real Sociedad comparecía entre lágrimas en la rueda de prensa tras caer en la final de la Supercopa

Gonzalo Arconada tras la final de la Supercopa Femenina / Foto: Roberto Sánchez
Ricardo Alonso-Bartol | 9 febrero, 2020

Final sin competir. Es un día muy duro. Sabíamos que iba a ser muy complicado, pero las fuerzas no nos han dado. No hemos estado a la altura de lo que somos, pero es un aprendizaje. Nos ha tocado sufrirlo, pero hemos estado orgullosos de haber jugado la final y convencido de que no será la última

Charla al descanso. Les dije que había que sacar orgullo, casta, que había que seguir compitiendo. Había una afición a la que no podíamos defraudar.

Superioridad del rival. Sentimos todos que no se puede competir contra el Barça y tiene que reflexionar la Federación si es como quiere fomentar el fútbol femenino. La única opción que había era que ganara el Barcelona y humille a los demás. No recuerdo nunca haber perdido así, pero de esto se aprende. Sabía que podía pasar, pero nunca te preparas para ello. El vestuario se ha comportado bien, ha sido una piña, han felicitado al rival por la victoria y han estado con esa afición maravillosa que nos ha apoyado todo el partido.

Mala salida al campo. Jugar contra el Barça es siempre muy complicado, pero físicamente estábamos muy justitas. Cuando nos han marcado dos goles en ocho minutos se nos ha caído el mundo encima. No nos gusta que nos pase, pero nos puede pasar. No hemos sido un digno rival de una final, pedimos perdón.

Copa de la Reina. Hay que pasar página rápido. La piña que se ha lanzado en el vestuario ha sido esa. Hemos disfrutado de la primera final de la Supercopa Femenina y hay que recuperarse anímicamente. Queremos pasar en la Copa de la Reina, seguir en la competición y nos repondremos.

Entradas por bandas. Es un poco lo que le pasó al Atlético de Madrid el otro día, se vio desbordado en media hora por la potencia del Barça, que te hace darte cuenta del rival que tienes en cuenta.

Mismo once que en semifinales. Ellas habían llegado a la final y se merecían jugar.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *