Logotipo Saldeporte

Bea Iglesias: “Confiamos en que el domingo contra La Solana la gente se anime y venga a vernos”

La jugadora del Salamanca UDS Femenino habla con Saldeporte antes de un partido muy importante para su equipo

Bea Iglesias controla el balón en el partido contra el San Pío X
Ricardo Alonso-Bartol | 26 febrero, 2020

Recientemente en la ciudad se ha celebrado la primera edición de la Supercopa Femenina de fútbol. ¿Crees que puede suponer un espaldarazo para el Salamanca UDS Femenino?

Sí, nosotras cuando nos enteramos de la noticia fue algo súper especial. Que un evento de tal categoría se celebre en la ciudad nos da una oportunidad a todas las niñas que jugamos, y en general al fútbol femenino, para que se de visibilidad. Y en concreto a Salamanca, que somos una ciudad un poco pequeña, que se nos ve poco. También nos dio visibilidad a nosotras, lo vivimos de una manera muy especial y la gente de la ciudad se volcó bastante, hubo bastante afición.

Imagino que para toda la plantilla ha sido un lujazo poder vivir desde cerca un evento de este tipo, con cuatro de los mejores equipos de España compitiendo en el estadio Helmántico.

Fue increíble, son jugadoras que nosotros seguimos y tenemos como referentes. Sobre todo las que son más pequeñas se fijan mucho en ellas en cuestión de sueños, de dónde pueden llegar y lo que pueden conseguir. Además, cuatro de las jugadoras dieron una conferencia a la que asistimos, en la que contaron sus experiencias, cómo lo han vivido y lo que les ha costado llegar hasta ahí. Eso nos ayuda mucho y nos da pie a seguir creyendo en que se pueden conseguir grandes cosas.

La final de la Supercopa reunió en el estadio Helmántico a más de 9.000 personas. ¿Hay alguna manera mejor de que prueben en el Vicente del Bosque que este domingo, en el que recibís al primer clasificado?

Igual que fue una cosa llamativa tanto las semifinales como la final, este domingo creemos que es un escenario atractivo. Ellas son las primeras y nosotras vamos las segundas, con lo cual es un partido muy atractivo. Es a una buena hora, a las 11:30, y creo que estamos además en muy buena línea. Es buen momento para irnos a ver y que disfruten de lo que vamos a hacer, que es salir a ganar, por supuesto.

Aunque no dependía de vosotras, supongo que de haber podido, habrías elegido que se jugara el partido la semana siguiente a la Supercopa.

Hubiera estado bien, porque en ese momento la gente parecía que se había enganchado y ver un partido como el que nos viene ahora justo el fin de semana siguiente hubiera unido esa final con nuestro encuentro. Ha sido de esta manera y nosotras confiamos en que este domingo se anime la gente y que venga a vernos.


¿Qué tal os ha sentado ese parón, que ha llegado después de tres victorias consecutivas?

Hemos aprovechado también para trabajar aspectos que durante la temporada, cuando tienes mucha competición, no puedes. Nos ha venido bien para hacer físico, cosas de fuerza y unir al equipo. Hemos estado un poco más relajadas en ese sentido de que no tienes competición, pero por supuesto continuamente la visión estaba puesta en este partido que tenemos. Hemos trabajado duro y bien.

Actualmente ocupáis la segunda posición, a cinco puntos de distancia de La Solana, con ocho jornadas por jugarse. ¿Es el encuentro más importante de la temporada?

A ver, al final todos los encuentros son importantes, porque tienes que sumar y sumar para llegar arriba. Además, cuando a veces te relajas contra las últimas son los partidos que más se complican y se dan la vuelta, de hecho contra Nuestra Señora de Belén no hicimos un buen partido. Pero sí que es el más importante actualmente, ellas son las primeras, estamos a cinco puntos y necesitamos recortar para poder llegar a ellas y superarlas. Pase lo que pase, ganemos, empatemos o perdamos, siguen siendo importantes los que nos quedan y tenemos que seguir ahí para conseguir los máximos puntos posibles.

En la primera vuelta ya conseguisteis ganar a domicilio a este mismo rival. ¿Os vale el empate o solo pensáis en conseguir la victoria?

Nosotras pensamos en ganar, porque al final son cinco puntos y ellas han perdido solo cuatro partidos. La Solana está en muy buena línea, es un equipo que tiene pocos goles en contra, que es algo que nos perjudica un poco más. A pesar de ser el equipo más goleador, de los seis equipos que estamos arriba también somos los que más encajamos. Ellas están trabajando bien, cuesta marcarles y van a ser duras, pero nosotras estamos en casa y tenemos que salir a ganar. Si empatamos, un punto será mejor que nada, pero nuestro objetivo es ganar y llevarnos los tres puntos.

A nivel individual has tenido tramos en los que te ha costado entrar en el once de Mata y eres la duodécima jugadora con más minutos. ¿Aprietan mucho las jóvenes que vienen desde atrás?

Desde luego que sí. Sobre todo en mi posición, o en las dos donde más o menos juego, hay muchísima competencia. Tenemos un centro del campo con muchísima calidad y además jóvenes que se han incorporado este año vienen con muchas ganas y apretando. Nos dan ese empujón a las mayores, como diciendo “no os relajéis, que estamos aquí”. Yo simplemente lucho todos los días, busco mi oportunidad y cuando me toca intento aprovecharla al máximo.

Estás además posiblemente en uno de tus mejores momentos de la temporada, ya que has sido titular en las últimas cuatro jornadas y contra el Rayo Vallecano B conseguiste marcar por primera vez en esta liga.

Sí, la verdad que ahora mismo me están sonriendo las cosas en cuanto al fútbol. Creo que estos cuatro partidos he tenido buenos resultados, he dado lo que tenía y además contra el Rayo tuve la suerte de marcar un gol, que eso al final para todas las jugadoras es importante y te da un plus para seguir ahí. A día de hoy estoy trabajando muy bien, las oportunidades las estoy aprovechando y siempre que el entrenador confíe en mí estaré súper contenta.

Aunque todavía ves de lejos la treintena, eres una de las veteranas de la plantilla junto a Celia. ¿Cómo has notado desde dentro del club en primera persona el crecimiento del fútbol femenino?

Ha sido bastante. Cuando entré con las chicas tenía 14 años, ahora tengo 26 o sea que durante estos doce años he visto crecer mucho. Cuando llegué, a parte de que las condiciones de donde jugamos son mejores, porque el campo estaba de otra manera, la gente está más concienciada, nos animan y no ven eso de que las chicas juguemos como algo tan raro. Se ha creado además un club competitivo, hay más equipos en Salamanca también, que cuando yo llegué solo estaba el Navega femenino. Ahora en cambio hay un montón de equipos y eso me alegra, se ve que las cosas van avanzando y que las niñas se animan a jugar. La gente está dando buena respuesta y nos está apoyando.

¿Ayuda a la hora de formarse jugar contra equipos masculinos?

Personalmente, haber jugado con chicos me ha dado cosas que me han ayudado a la hora de jugar con chicas. Es verdad que te curte mucho por lo que vives, ahora las cosas son más fáciles pero yo cuando empecé a jugar con seis años hasta los catorce que me fui con las chicas he tenido que vivir momentos que no me han gustado. Escuchas comentarios machistas, te juzgan por ser una niña y pensar que eres mala…esas cosas te hacen daño, pero a la vez te hacen más fuerte, te ayudan a crecer y curtirte.

El Salamanca UDS Femenino se basa en una gran cantera, que año tras año nutre a la primera plantilla. ¿Veis lejano el techo del proyecto?

La verdad es que el proyecto que se formó es súper bonito. Además, los valores que tiene son de los mejores, al final se prima el disfrute a parte del trabajo, que todas las niñas sean felices haciendo lo que están haciendo sin ninguna presión. La cantera que tenemos es impresionante. Además, algo bueno que tenemos es que las niñas pequeñas nos animan a nosotras una barbaridad. Les encanta venir a vernos, bajan al vestuario, siempre están ahí…y nosotras estamos agradecidísimas de ello. Hay mucha calidad en el club, desde las pequeñitas hasta arriba hay mucha calidad. Las que nos vayamos a ir retirando estamos tranquilas porque cuando sea el momento, que no tiene por qué ser pronto, tenemos buena herencia. El proyecto además tiene mucho crecimiento y cada vez son más niñas las que quieren jugar en nuestro club.

¿Qué signficaría para ese crecimiento del Salamanca UDS Femenino conseguir el ascenso al Reto Iberdrola?

Sería el objetivo más grande que se ha conseguido desde que se creó este club. Sería una ilusión para todos, el trabajo tiene la recompensa y nosotras estamos trabajando muchísimo para estar en los puestos de arriba y por qué no llegar a ese objetivo. Estamos muy respaldadas por toda la directiva y si conseguimos ese ascenso nos van a apoyar tanto económicamente como confiando en nosotras de que podemos estar en esa categoría. Sería algo especial para todos.

Aunque tenéis el convenio con el Salamanca CF UDS, muchos de los equipos de las categorías superiores pertenecen a clubes masculinos con bastante repercusión. ¿Cuesta competir contra ellos siendo un proyecto femenino al cien por cien?

Sí, económicamente está claro, es una lucha en la que desde el principio tienes puntos negativos. Celia y yo por ejemplo, que hemos jugado en la liga de Galicia, y ahí es completamente diferente, no prima ese presupuesto que hace que los equipos de arriba tengan a las mejores jugadoras si no otras cosas. Pero en Madrid sí que lo vivimos, tienen mucho más dinero que nosotras y pueden hacer los fichajes que quieran. En Madrid además hay muchísimas jugadoras, que en Salamanca no las hay y con nuestro presupuesto no nos podemos permitir el traerlas hasta aquí. Al final, con equipos grandes, a nivel económico hay mucha diferencia.

¿Tenéis miedo de que esos grandes clubes puedan echar sus redes sobre jugadoras del Salamanca UDS Femenino, como es el caso de Carmen, que ya ha entrenado con la selección española sub-17, o Lauris, que también está realizando una temporada muy destacada?

Hombre, yo supongo que nuestro club con cada una de ellas habla y expone lo que quiere. Ellas les pondrán las condiciones que quieran y nuestro club intentará por todos los medios que el bloque que tenemos se quede. Evidentemente, no puedes luchar contra lo económico o contra las condiciones que otros clubes pueden dar siendo uno modesto como el nuestro. Si les ofrecen proyectos que el Salamanca UDS Femenino no puede alcanzar entenderemos que se puedan ir, porque ellas tienen que seguir su sueño, pelear con él. Si su sueño parte de la base de tenerse que ir a otra ciudad con otras condiciones, adelante, nosotras las hemos disfrutado durante todos los años que hemos podido, aunque si se pueden quedar, mejor.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *