Logotipo Saldeporte

Unionistas denuncia altercados tras el partido de su equipo juvenil en casa del Juventud Rondilla

Alejandro Sierro, preparador físico del conjunto charro, asegura que tuvieron que abandonar el campo escoltados por la Policía Nacional por amenazas, insultos y lanzamiento de piedras, hechos que desmiente el presidente del club vallisoletano

Once inicial de Unionistas RJ en un partido anterior
Ricardo Alonso-Bartol | 9 marzo, 2020

En un mínimo lapso de tiempo, el primer equipo juvenil de Unionistas de Salamanca vivió la cara y la cruz del deporte. No en vano, este domingo tanto los jugadores como el cuerpo técnico del conjunto charro pasaron de celebrar el importante triunfo que había conseguido en su visita al Juventud Rondilla, a tener que abandonar los vestuarios escoltados por la Policía Nacional. Así lo ha relatado en su cuenta de twitter Alejandro Sierro, preparador físico del equipo blanquinegro.

Según comenta, los altercados tuvieron lugar a la conclusión del encuentro. “Justo antes de entrar a nuestro vestuario, había una gran masa de gente, entre 20 o 30 personas esperándonos para encararse con nosotros, insultarnos, escupirnos, amenazarnos, tirarnos piedras y pegarnos. Como formadores intentamos resolver la situación de la mejor manera posible, recluyendo a nuestros jugadores en el vestuario”, explica Alejandro Sierro.

Sin embargo, la situación no quedó ahí. “Tanto los miembros del cuerpo técnico -que por suerte somos varios-, como algunos padres de los jugadores y algunas personas del Juventud Rondilla, tuvimos que lidiar con una panda de impresentables que querían entrar en el vestuario para agredirnos, impidiendo que esto sucediera”, prosigue el integrante de Unionistas.

“El altercado acabó con varios miembros de la Policía Nacional en el campo de fútbol que nos tuvieron que escoltar hasta nuestro autobús para que los hechos no fueran a mayores”, finaliza Alejandro Sierro.

Por su parte José Antonio Granados, presidente del Juventud Rondilla, niega estos hechos que denuncian desde el equipo salmantino. “Unionistas estaba celebrando la victoria y sus jugadores hicieron algún gesto, hubo un pequeño altercado y nos metimos a separar. Después nos fuimos cada uno a nuestras casas, no había nadie lanzando objetos ni a las puertas del vestuario, aunque el delegado de Unionistas llamó a la policía. Yo soy el responsable de las instalaciones y de haber ocurrido algo me habrían llamado a casa”, ha explicado el propio dirigente del club vallisoletano en declaraciones a Saldeporte.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *