Logotipo Saldeporte

Álvaro de Arriba: “Podemos entrenar de forma individual y sin contagiar a nadie, pero lo mejor es bloquearlo todo para controlar la situación”

El atleta salmantino cuenta a Saldeporte como está viviendo el confinamiento por el coronavirus y la incertidumbre de las próximas competiciones una vez que se ha anunciado el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio al verano de 2021

Álvaro de Arriba se entrena durante el confinamiento por el coronavirus / Foto: Álvaro de Arriba
Ricardo Alonso-Bartol | 24 marzo, 2020

Hemos empezado la segunda semana de confinamiento por el coronavirus. ¿Cómo lleva un atleta de élite estar obligado a entrenarse en casa?

La verdad es que es un poco complicado el tema. Hay que diferenciar unas pruebas a otras, y más llevándolo al tema de los Juegos Olímpicos. La mía, los 800 metros, necesitas trabajar el aeróbico y en casa es complicado. Puedes mantener la forma quince días, veinte como mucho, la musculatura…pero el aeróbico es muy complicado, aunque también depende de dónde vivas. Yo vivo en Salamanca, en un piso, y me resulta más complicado ahora mismo. No he tomado la decisión de irme donde mis padres al pueblo por el tema del contagio y demás, que como no estaba seguro de si lo tenía y era asintomático preferí quedarme en la ciudad. Es complicado y más sabiendo que cuando pase esto puede haber competiciones.

Imagino que la planificación ha cambiado muchísimo.

Sí, realmente está siendo más una planificación de la recuperación de una lesión más que un entrenamiento para preparar unos Juegos Olímpicos o una gran competición. Es cierto que puedes hacer muchos circuitos de fortalecimiento y ejercicios en ese sentido, pero lo que al final necesitamos de meternos en la pista es algo que no podemos llevarlo a cabo. Ahora mismo hemos estado unos días, desde que empezó todo esto, con la incertidumbre de qué iba a pasar con Tokio 2020. Al final es lo peor de todo, el estar con ese estrés que te puede generar el hecho de no saber si se van a celebrar en la fecha, vivir en esa incertidumbre te fastidia. Y más cuando ves a otros compañeros, más que en España en otros países, que lo están preparando. Ahora en Estados Unidos se está bloqueando, pero no estás en las mismas condiciones y te crea más estrés todavía.

Comentabas que el entrenamiento es parecido al que realizáis tras una lesión. ¿Te está sirviendo al menos para recuperarte al cien por cien de las pequeñas roturas de fibras que sufriste en Dusseldorf?

Eso es. Esa lesión ya la tenía recuperada, me venía más del tendón de aquiles, que lo había tenido inflamado, de ahí hicimos sobrecarga y me vinieron las roturas. En ese sentido sí que ahora aseguramos del todo que hemos recuperado al cien por cien, aunque ya estaba. Este indoor también habíamos tomado la decisión de no ir al Campeonato del Mundo y al final se canceló. Habíamos pensado empezar el aire libre mucho más tranquilos y dentro de lo malo mi planificación no se ha roto tanto en cuanto a competiciones, sí es cierto que en entrenamientos es un poco diferente. Esta situación no me ha roto tanto como a otros compañeros, que tenían el Campeonato del Mundo Indoor como prioridad para conseguir becas o contratos de patrocinio.

¿Psicológicamente cómo se lleva que tu lugar de entrenamiento sea el mismo sitio en el que pasas las 24 horas del día, donde vives?

Al final yo estoy acostumbrado a descansar bastante, el atleta de élite está acostumbrado a estar en casa descansando, así que dentro de lo malo sí que tienes ya esa costumbre. Pero a mí me gusta salir a tomar café antes de los entrenamientos, intentar algunas de las semanas salir a entrenar fuera de vez en cuando…eso lo echas más de menos. Esa rutina que te libera de estar pensando constantemente en lo mismo no se puede ahora mismo y lo intento llevar lo mejor posible. Pero como te digo, más que el entrenamiento lo peor es el estrés que te genera todo lo que hay alrededor. Pensar en personas cercanas a ti que puedan coger el virus o no saber si se van a celebrar ciertas competiciones, que son nuestros medios de ganarnos la vida. Es más ese estrés lo que genera todo esto que el hecho de estar entrenando en casa y pasar 24 horas dentro de un lugar.

¿Esperas que esa incertidumbre de no saber cuándo van a ser los Juegos Olímpicos ni qué va a pasar con el Campeonato de Europa se despeje más o menos pronto para empezar a planificar a largo plazo?

Sí, después de lo que nos han comentado llevarán los Juegos Olímpicos para 2021. Todavía se tienen que reunir para ver a qué fecha los llevan exactamente, pero será ese año. Tenemos que verlo, pero pienso ahora mismo más en este Campeonato de Europa, que es en París y tengo amigos allí. Visto lo visto, creo que lo de Francia se va a alargar incluso más, porque al igual que en España, ha empezado más tarde que en Italia y está pasando un poco lo mismo. De los Juegos Olímpicos ahora mismo no me preocupa tanto, porque los llevarán a 2021, y el resto de competiciones sí que estamos en esa incertidumbre de ver qué pasa. No podemos entrenar para llegar a realizar nuestro trabajo al cien por cien, así que veremos cómo acaba todo esto. Estos días se han puesto en contacto desde la Federación Española, en mi caso el seleccionador de mediofondo y el director técnico Peiró, para preguntarnos cómo estábamos y si necesitábamos algo. Nos han informado también de las novedades, están bastante pendientes. Respecto a la marca deportiva Nike y mi mánager están pendientes todos de nosotros, y en cuanto hay alguna novedad nos la comunican para intentar tranquilizarnos un poco.

El traslado de los Juegos Olímpicos al verano de 2021, cuando está prevista la celebración del Campeonato del Mundo, podría sobrecargar bastante el calendario.

Ahora mismo la gente no está pensando en eso de que se pueda sobrecargar. Este año ya iba a haber Juegos Olímpicos y Campeonato de Europa, aunque no es lo mismo un europeo que un mundial. Pero en caso de que se celebraran se podría hasta cancelar el Campeonato del Mundo, o desplazarlo para el año siguiente e ir retrasando todo hasta que coincidan un mundial con un europeo. Los Juegos Olímpicos es el evento deportivo más grande que puede existir, ya que juntas a gran parte de los deportes que existen en el mundo y creo que la mayoría de la gente priorizaría Tokio. El mundial habría que valorarlo, aunque es cierto que iba a ser en un lugar especial, en Eugene, donde está la sede de Nike. Habrá que ir viendo a qué fecha los desplazan, porque puede haber un margen grande de una fecha a otra e iremos viendo. Pero ahora mismo la incertidumbre de no saber cuándo se controlará todo esto y cuándo volveremos a la normalidad…el presente es lo que nos crea más estrés para no poder trabajar de cara a las próximas fechas que hay.

Si se suspende el Campeonato de Europa, ¿verías esta temporada como un año perdido prácticamente?

Bueno, realmente habrá personas que sí. Hay ciertos deportistas y atletas que se jugaban este año becas y contratos, e influirá bastante. Para mí, claro que lo lamento si no hay competiciones, porque al final cada vez inviertes más y sobre todo en un año olímpico. Este invierno estuve en Sudáfrica entrenando, cuando vine me rompí a la segunda competición y no lamento en absoluto haber estado esos meses porque a nivel personal he aprendido mucho. Mirándolo a nivel profesional y económico, siendo esto nuestro trabajo, inviertes para tener un año entero. Pero hay que adaptarse a la situación, no somos ahora mismo el centro del mundo, hay muchas personas que están en la misma situación que nosotros fuera del deporte. Lo principal es controlar todo esto, acabar con esta pandemia y empezar a reestructurar todo a nivel mundial en todos los sentidos.

No deja de ser un problema global, que no solo tiene que ver con el mundo del deporte.

Exactamente. Es todo un conjunto, cuándo y cómo acabará todo esto es lo que puede crear más incertidumbre y a partir de ahí habrá que reestructurar. Los japoneses están en una situación muy complicada, porque organizar unos Juegos Olímpicos es una inversión de capital muy grande y entiendo que quieran celebrarlos a toda costa. Pero esto es una crisis mundial y habrá que controlarla primero, para luego volver a organizar todo de acuerdo a la sociedad.

Para terminar, la semana pasada Julia Takacs abrió el debate, pidiendo que a los deportistas de élite se os dejara salir de casa para entrenar, algo que también apoyaron numerosos compañeros. ¿Qué opinas tú al respecto?

A ver, creo que se podría hacer dándole cierta autorización a ciertos deportistas que tengan esa posibilidad, o esa plaza, para ir a los Juegos Olímpicos. Cada federación tendría que proponer a sus deportistas y a partir de ahí dar esa autorización, siempre para entrenar de forma aislada en lugares controlados y donde no haya ningún riesgo de contagio. En ese sentido sí que me gustaría, pero me pongo en la situación del resto de personas y todo el mundo querría tener esa misma posibilidad de ir a su puesto de trabajo. Es cierto que nosotros podemos entrenar de forma individual, sin contagiar a nadie, pero si te ven entrenar fuera mucha gente no sabe por qué tú estás corriendo y por qué te ven, y podrían interpretarlo de mala manera. Es una situación complicada y al final casi que la mejor opción es bloquear todo y controlarlo cuanto antes. Hay gente, la gran mayoría, que está actuando bien en su casa, pero otros no le dan la importancia que tiene y por eso se está retrasando mucho más el controlar esta pandemia.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *