Logotipo Saldeporte
-->

Los entrenadores de los equipos charros de Regional defienden diferentes opciones para acabar la temporada

A la competición le quedan por disputar diez jornadas, pero no se sabe cuándo podrían celebrarse o incluso si se jugarán

Óscar Albo durante un partido del Hergar
Ricardo Alonso-Bartol | 28 abril, 2020

Algunos países van anunciando de qué modo acaban el curso futbolístico. Ese es el caso de Países Bajos, que hace unos días declaraba nula la temporada 2019-20, al dejar desierto el título de Eredivisie y abolir tanto los descensos como los ascensos. Sin embargo, en España todavía no se ha decidido nada, lo que tiene a muchos clubes pendientes de saber en qué categoría competirán la próxima campaña.

Uno de ellos es el Peñaranda, que en el momento en el que se detuvo la competición en la Regional de Aficionados lideraba la clasificación. En una reunión con la FCYLF, la mayoría de equipos optaban por dar la liga por finalizada con ascensos y sin descensos, pero al preguntar a los técnicos de los representantes charros en dicha categoría surgen diferentes propuestas.

Así ocurre por ejemplo con Aris Marcos, entrenador del Ciudad Rodrigo, que marcha quinto en la tabla a ocho puntos del primer puesto. “Lo primordial es la salud, pero ojo, que obren como tienen que obrar las personas de arriba. Los ascensos, a falta de diez jornadas como en nuestra competición, se deben ganar en el terreno de juego y no regalar ascensos porque eso es muy injusto para el resto de clubes deportivos. Lo más sencillo y fácil es temporada nula, sin ascensos ni descensos, como han decretado en todas las categorías de la liga holandesa. No se puede ascender con todos los puntos que aún tenemos en juego”, considera tras ser preguntado por Saldeporte.

“El Ciudad Rodrigo, por ejemplo, en la primera vuelta iba el decimocuarto y actualmente es quinto a solo un punto del tercero, siendo el líder de la segunda vuelta. Tenemos la misma ilusión que el resto de equipos por subir a Tercera División, pero desde el césped. Y si esta temporada no se acaba, se tiene que repetir, por sentido común y por respeto al resto de clubes”, añade el propio Aris Marcos.

El técnico del conjunto mirobrigense también se muestra en contra de que regrese el fútbol profesional, como se está intentando, ya que el Covid-19 todavía no está bajo control. “A día de hoy tenemos muchísima gente que ha fallecido, muchísimas personas que se están jugando la vida cada día y no tienen un triste test, y a los clubes de Primera y Segunda les quieren hacer uno cada tres días. Pero vamos a ver, ¿estamos locos? Si no hay test para los que más lo necesitan, ¿cómo es posible que cada jugador y cuerpo técnico tengan cada tres días un test?”, reflexiona el entrenador vasco.

El encargado de dirigir al Béjar Industrial, otro de los aspirantes al ascenso, también cree que habría que tomar la misma medida por la que han optado en Países Bajos. “A mí me parece que la temporada hay que declararla nula, porque no se terminó y es obvio que es complicado terminarla según están las cosas. No veo a nadie jugando en julio en una categoría amateur como ésta. Pero que conste que si subiera el primero, en este caso el Peñaranda, me alegraría, ya que el año pasado se quedaron a las puertas también”, asegura Ferreiro.

Sin embargo, también existe una propuesta para acabar la competición, como la que defiende Miguel Losada. “Acabar la competición ahora mismo y dejarla como está me parecería injusto porque no hemos jugado contra todos. Queda mucho, y con la igualdad que había podían pasar muchas cosas. Mi opinión sería reanudarla cuando no exista ningún riesgo y los técnicos de Sanidad den el visto bueno. En septiembre, o cuando sea”, asegura el entrenador del Ribert.

En ese caso, los 10 partidos restantes se disputarían y no se invalidarían los 24 encuentros que ya se han disputado. “Se termina, y la siguiente temporada, dependiendo del tiempo que nos quede, la RFEF decide si es a una vuelta o dos, pero con un formato decidido para todos y sabiéndolo de inicio. Si al final la competición no se pudiera reanudar, creo que lo más justo sería anularla y empezar una nueva cuando se pudiera”, considera Miguel Losada.

Muy parecido es lo que propone Juanfran, al que le gustaría poder acabar una temporada en la que su equipo, el Navega, está siendo una de las grandes revelaciones al ocupar actualmente el séptimo puesto. “Partiendo de que el fútbol no es una prioridad en nuestras vidas, y lo que se nos avecina es una situación de mucho cuidado, mi opinión es muy sencilla. Yo soy de los que pienso que los méritos se consiguen en el campo. La competición se aparca y se retoma la fecha en la que se paró, un año después”, declara el técnico escolar.

“No es ninguna locura, se retoma con los mismos puntos, con las mismas jornadas por jugar, con los mismos jugadores. Es decir, exactamente igual, pero un año después y a mi parecer con garantías suficientes de que este bicho ya estará controlado. De esta manera dará tiempo a una pretemporada en condiciones y a que el esfuerzo que los equipos han realizado valga para algo, que lo ganado y perdido sea en el campo”, finaliza el propio entrenador del Navega.

Quien se muestra más cercano a la postura mayoritaria de la reunión con la FCYLF de la pasada semana es Óscar Albo, debido a todas los problemas que podrían generarse de continuar una temporada en la que su equipo es antepenúltimo y por lo tanto ocupa posiciones de descenso. “Es una situación extremadamente complicada y es muy difícil que todo el mundo acabe contento. Lo ideal habría sido poder finalizar la competición jugando los partidos restantes, pero está claro que al tratarse de una categoría amateur no puedes pedirle a los jugadores jugar partidos entre semana y nos acabaríamos saliendo de los plazos establecidos”, reconoce el entrenador del Hergar.

Además, el propio técnico añade la importancia que tendrá en la decisión final las medidas que se tomen para las categorías superiores. “Dependemos mucho de lo que ocurra y qué huecos puedan quedar en las categorías nacionales, esto es una cadena y somos el penúltimo eslabón”, explica el salmantino.

Por todo ello, cree que habría que dar por finalizada la temporada, tomando como referencia la clasificación de la primera vuelta. “Es donde al menos nadie saca ventaja, al haberse enfrentado a los mismos equipos respectivamente, aunque solo sea en un partido. Respecto al tema de ascensos y descensos, creo que quitarle la categoría a un equipo sin haber tenido la oportunidad de disputar todos los partidos sería algo cruel a cualquier nivel. E igual de cruel sería privar de un ascenso a quien haya dominado una competición jugando contra todos los equipos. La solución menos mala sería que hubiese ascensos y no hubiese descensos, aunque estoy seguro que la FCYLF encontrará la solución que mejor convenga y menos dañe a todos los interesados”, concluye Óscar Albo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *