Logotipo Saldeporte

Héctor Méndez: “El mercado de Segunda B está arrancando poco a poco y los clubes están yendo con pies de plomo”

El director de la agencia de representación de futbolistas HMFootball Sport Management analiza cómo encara una ventana de fichajes marcada por la incertidumbre que provoca el COVID-19

Héctor Méndez, junto a su representado Ryan McGowan / Foto: HMFootball Sport Management
Ricardo Alonso-Bartol | 12 mayo, 2020

¿Cómo ha cambiado tu trabajo en comparación al mercado de verano del año pasado por la crisis del coronavirus?

Pues realmente no hay que irse cronológicamente tan lejos a un año, estamos hablando de que ha cambiado en apenas dos meses. En lo que es nuestra profesión, o mi trabajo particular, ha cambiado sustantivamente igual que en todas las situaciones del mundo del fútbol. Ahora es muy difícil poder concertar citas personales con los clubes y en ese campo estamos buscando muchas alternativas, como todo ciudadano, con el tema de las videoconferencias, tanto a nivel nacional como internacional. Es una manera de acercarnos un poco más a la otra persona teniendo en cuenta que no lo podemos hacer personalmente, muy por delante del WhatsApp o una llamada sin ponernos cara. En ese caso estamos optando por esa vía, que es casi la única que tenemos para llegar con cierta cercanía a clubes y futbolistas.

¿Ha venido bien al menos parar un poco, acostumbrados a un mundo con poca pausa?

Estos dos meses sin fútbol sí que es verdad que hemos tenido un poco de descanso y nos hemos desestresado un poco en el tema de viajes, dejando de coger aviones o coches para ver futbolistas y partidos, o visitar a clubes o a nuestros representados. Los hemos aprovechado para ver a futbolistas desde otra perspectiva, tirando de plataformas como WyScout o InStat, y para intentar ordenar todas las cosas que durante la temporada, con el estrés de la competición, no tienes tiempo. Hemos aprovechado para actualizar y ordenar todas las bases de datos, tanto de contactos con clubes como de futbolistas, y para ver jugadores vía online. En el trato con clubes fortificar las relaciones, de manera que hemos tenido muchísimo más tiempo y ellos no han tenido el estrés de la competición para intercambiar muchas opiniones. Acerca de fútbol y acerca de la vida, que muchas veces tener conversaciones sobre otras cosas que no tienen que ver con lo profesional nos acercan a las personas. Y en el tema de la captación de futbolistas hemos aprovechado también para para mantener conversaciones telefónicas mucho más pausadas y con más contenido, con mucha menos presión y más tranquilidad que la que puedes tener con un jugador en medio de la competición, que estresa mucho y están muy ocupados.

El parón tan repentino, ¿aumenta esa sensación de vivir dentro de una vorágine, algo que cuando se está en medio de ella no se es tan consciente?

Sí, correcto. Nosotros lo que hemos intentado desde el día uno de confinamiento ha sido reinventarnos a nosotros mismos, a lo que es mi agencia HMFootball Sport Management, y desde el primer día buscar soluciones. Esto es un obstáculo que nos ha puesto la vida a toda la sociedad, no solo a los representantes o a los futbolistas, si no que también al dueño de un restaurante o de una frutería. Hemos buscado rápidamente alternativas que nos pudieran llenar esos huecos que debido a la situación no se podían cubrir, y la verdad que estoy contento porque lo hemos llevado bien. Nos hemos estrujado bastante el cerebro y hemos encontrado soluciones. Se lo comentaba a los diferentes colaboradores que tenemos en la agencia, a los ojeadores, que pagaría por tener todas las temporadas un mes, o mes y medio, en el cual no tuviera que estar preocupado de visitar a los futbolistas, coger un avión o ir a ver fútbol. Estos dos meses me han servido para actualizar y poner en orden muchísimas cosas, como te he dicho antes, que en la vorágine de la competición no hay tiempo para ordenarlas y gracias a este tiempo de confinamiento lo hemos podido ordenar. Tenemos la sensación de que estamos preparados para arrancar y trabajar el próximo mercado de fichajes con ciertas garantías dentro de las dificultades que se van a dar, y que ya se están dando.

Hablas de las dificultades que os vais a encontrar en el mercado de fichajes. ¿Notáis mucho miedo, tanto en los clubes como en los jugadores?

Bueno, esa es una buena pregunta. Sí que es verdad que el mercado en España, que aquí en Salamanca es lo que más nos puede atañer por los tres equipos que tenemos en Segunda División B, está arrancando muy poquito a poco. Una vez que se ha dado por finalizada la competición y se han confirmado los grupos está arrancado de manera muy lenta, los clubes es verdad que están yendo con pies de plomo. Por ejemplo estoy encontrándome con clubes que están haciendo propuestas sin un tiempo de duración definido, en el caso de un mismo futbolistas hemos recibido tres ofertas a mes trabajado. Los clubes tienen miedo de que haya un rebrote de la pandemia y se tenga que volver a parar la competición, con un contrato firmado de cinco o seis meses por delante. Y también está el condicionante de que si hay un estado de alarma, el futbolista se va al ERTE. Además, las cantidades que se están manejando son muy por debajo de lo que podríamos estar hablando en el mercado del verano anterior, están siendo recortadas considerablemente. En algunos casos es lógico que, por lo menos en el próximo mercado, vamos a entrar en nuevo mundo en el cual todos nos vamos a tener que adaptar y apretar el cinturón. Clubes, futbolistas y representantes. Pero hay que valorar muy bien si un club está negociando por un futbolista de una manera realista a lo que es el mercado, o sobrepasando y aprovechándose del momento para que si tiene que hacer un recorte del 20%, intenta hacer uno del 30% a ver si cuela. Pasamos del momento de ir todos a una y ser honestos todos, a aprovecharse de la situación. Y si nosotros como representantes o el mismo club denota que se están intentando aprovechar de él, no va a haber negociación posible al perderse el respeto profesional. Donde va a ser un buen momento este mercado en el escenario de Segunda B es para gente que otros años tenía muy difícil dar el salto de categoría, este año por las exigencias económicas los clubes pueden intentar apostar más por ese tipo de futbolistas. Son simplemente más baratos y pueden tener la ocasión de dar el salto de categoría, siempre en unos salarios humildes y con una oportunidad deportiva que quizá años anteriores no la hubieran tenido, o era mucho más difícil.

Imagino que surgen muchas estrategias posibles sobre el momento en el que firmar a los jugadores para la próxima temporada.

Sí, aunque eso siempre lo va a dar el mercado, independientemente que este vaya a ser un periodo especial. Por un lado está el tema de los clubes, es una gran mayoría que intentan adelantarse a los movimientos y esto hace que a día de hoy ya tengamos ofertas de renovación o por futbolistas encima de la mesa. Los clubes siempre intentan adelantarse a ciertos movimientos para no entrar en subastas de futbolistas y un mercadeo del jugador, cosa que por lo menos desde nuestra agencia no hacemos. Escuchamos a todo el mundo, pero no jugamos con los clubes subastando a los futbolistas ni nos vendemos de cualquier manera al mejor postor. Desde la perspectiva del club es inteligente, porque cuanto antes puedas adelantarte a ciertas situaciones mucho mejor, pero como le he respondido a varios clubes que han hecho oferta, estamos a 12 de mayo y si esto hubiera ido de una manera normal la liga ni siquiera habría finalizado. Todos nos tenemos que dar un tiempo, ver cómo se va encajando todo…Estamos hablando de que en España solo algunas provincias han pasado a la fase 1, así que hay que valorar todas las opciones y decidir con tranquilidad, independientemente de la situación. Ahora mismo nosotros tenemos una duda, y es que no sabemos si las ofertas que nos están llegando, dependiendo de cómo se va a poner esto, son ofertas que están en mercado, por encima de mercado, o por debajo de mercado. A lo mejor una oferta que tenemos hoy por un futbolista puede ser la mejor que tengamos en todo el verano…o puede que vengan cuatro o cinco superiores. Pero como no acertamos y tenemos unos valores para calibrar si está en mercado o no, preferimos esperar, y recibiendo diferentes propuestas es cuando ya valoras. Si recibes cuatro o cinco ofertas de clubes por el mismo futbolista que se están moviendo en un rango salarial, te das cuenta de que ese va a ser el rango salarial y deportivo que va a tener, y ahí ya decides. Pero tirarte a aceptar la primera propuesta, porque es la primera que te llega, con la ventaja de firmar ya y dejar el presente más cercano resuelto y dedicarse en el verano a trabajar, estar tranquilo, prepararse para la competición y estar con la familia. Esa es la otra vertiente, pero los futbolistas de por sí quieren esperar, ver cómo avanza todo. Por eso es difícil valorar hasta que no pasen como mínimo un par de semanas, ya que hay clubes que no se han planteado ni siquiera el tema de las renovaciones. Quieren ver cómo termina todo, cómo se hacen los subgrupos, la respuesta que van a tener a sus ingresos…Esto es como las fichas del dominó, al final todo va en relación.

Podría decirse que quien antes consiga calibrar por dónde se mueve el mercado será el que saldrá mejor parado, ¿no?

Sí, sobre todo será el que tome la mejor decisión. Al final puedes jugar con fuego y te puedes quemar…o salir victorioso. Nosotros en nuestra agencia lo que siempre somos es realistas con los futbolistas, se les dice lo que necesitan escuchar y se les asesora desde un prisma realista, no desde los sueños. Un futbolista que tiene un rango deportivo y salarial marcado, o que nosotros creemos que está en ese rango, no puede esperar a que venga un club muy potente. O puede esperar toda la vida, pero las posibilidades de que eso suceda serán muy difíciles. Entonces, lo que no queremos es llevar situaciones al límite ni hacernos responsables de decirle a un futbolista que no acepten una oferta porque les vamos a traer en un mes una del doble. Nosotros no controlamos eso, no somos un mago con una bola que adivina el futuro y somos realistas. ¿Que el futbolista no quiere firmar en esta fecha porque considera que es pronto? Pues será su decisión, nosotros le asesoramos, le damos nuestro servicio y le podemos decir lo que haríamos nosotros en su situación, pero no le vamos a obligar ni a firmar ni a esperar. Los jugadores tienen que ser consecuentes de lo que hacen. Lo que hemos cambiado nosotros con respecto a otros mercados de fichajes es que antes nos venían clubes y nos preguntaban por la situación de futbolistas que considerábamos que no estaban en la línea deportiva o económica de ese club, así que agradecíamos el interés pero cerrábamos esa puerta. Descartábamos opciones que sabíamos que no eran de interés desde un primer momento, pero este verano vamos a escuchar y valorar ofertas de todo el mundo. No sabemos si lo que ofrezcan unos u otros va a ser bueno o malo, creo que no lo saben ni tan siquiera los propios clubes, así que no le vamos a decir que no a nadie y una vez que estén las propuestas encima de la mesa se valorarán, se estudiarán los pros y los contras y al final decidirá el futbolista.

Héctor Méndez en la sede del Levante UD / Foto: HMFootball Sport Management

Muchas veces nos centramos muchos en las renovaciones, pero sobre todo en los fichajes, en la gente que llega nueva a los clubes. ¿Crees que este año puede haber muchas salidas para aligerar salarios en aquellos contratos de larga duración?

Bueno, ahora mismo en el mercado europeo, que es el que hemos empezado a trabajar ahora y ya iremos luego con Asia y Sudamérica, es verdad que nos estamos encontramos con muchos clubes que solicitan futbolistas libres de traspaso o cesiones. ¿Qué es lo que pasa? Que en Europa, creo que a todos los niveles, va a haber una rebaja importante en el tema de los traspasos. Eso hace que por mucha idea de que un club tenga de querer aligerar y dar salida a futbolistas, si este no tiene un club donde ir, no se va a mover. Un club puede querer darle salida por medio de un traspaso, pero si no encuentra un comprador no va a poder, así que se va a estilar más renegociar contratos. Al máximo nivel no va a ser posible, pero en categorías inferiores como Segunda o Segunda B, o máximas categorías de países de segundo nivel en el extranjero, sí creo que se va a estilar renegociar las condiciones de los contratos que estén vigentes. En Segunda B seguramente el 80% va a firmar contratos de un año, como se ha hecho siempre, pero habrá un pequeño porcentaje de clubes que aprovechen el miedo que habrá en los futbolistas de cara a su futuro puedan ofrecer a cantidades más bajas un contrato de dos años, en mínimos casos se irá a más de dos años. Los clubes pueden aprovechar que los futbolistas se han visto con el agua al cuello y que a lo mejor estos dicen que prefieren dos años de contrato firmados ya, a cantidades menores, y quitarse la incertidumbre. A máximo nivel los traspasos, tanto en número como en cantidad, van a ser muy pequeños. Me hace gracia porque clubes como el Barça hacen un ERTE pero luego se habla de que van a pagar 100 millones por el fichaje de Lautaro…Hay mucha incertidumbre, muchas dudas en el aire y cosas inexplicables, con gente que está aprovechando el ERTE para ahorrar dinero de su bolsillo, pero es algo más social que futbolístico. Si se puede agarrar a un ERTE un restaurante, también puede un equipo de fútbol, así que no nos queda otra que caminar con ello, ir sorteando situaciones y solventar problemas de los futbolistas.

Supongo que los jugadores os han trasladado muchas dudas sobre todos estos temas.

Es lo peor que ha ocurrido en el confinamiento. Los futbolistas te llaman y te dicen que les han hecho un ERTE, que les han dado un papel para firmar. Ese documento se lo pasamos a los abogados nuestros, ellos por su lado a AFE, que les dice que es ilegal…y todo dentro de un marco de desconocimiento, porque habíamos hablado de los ERE, pero no de los ERTE, y quizá ha sido lo más complicado durante este tiempo.

Hablabas antes de ese mercado extranjero, en el que el futbolista español suele ser bastante atractivo para los clubes, que además muchas veces ofrecen salarios superiores a los de nuestro país. ¿Crees que muchos pueden optar por hacer las maletas?

Es cierto lo que dices del futbolista español desde que fuimos campeones del mundo en Sudáfrica, es muy atractivo en el extranjero por muchas cosas. Tiene una visión del fútbol muy buena, sabe jugar, tiene una calidad técnica alta, está acostumbrado a jugar en países de cierta presión y se adapta bastante bien a casi todos los lugares a los que va. Es verdad que para futbolistas españoles su trayectoria se corta, bien en Segunda o Segunda B, salir al extranjero es interesante porque esto les permite mantener o incluso mejorar su nivel deportivo y de competitividad. Y siempre, o en la gran mayoría de casos, se mejoran las condiciones económicas que tienen aquí en España. Es una vía de salida y de inversión deportiva para el futbolista, pero es verdad que este año no va a ser nada fácil. Ahora mismo los españoles, junto con los italianos, somos los apestados de Europa, hay miedo de firmar un futbolista español y que lleve el virus al país. Ese miedo social va a ser dificultoso y provocará que sean menos los futbolistas españoles que emigren con respecto a los últimos diez, ocho o cinco años. El mercado europeo, al igual que el español, se va a mover en gran medida de forma local, no con un volumen de extranjeros tan altos como en estos años anteriores. Para que te hagas una idea, el futbolista español que no quiso irse el año pasado por cualquier circunstancia, si se quiere ir este año lo va a tener complicado.

Y centrándonos en lo que nos rodea, ¿cómo ves a los clubes salmantinos de Segunda B cara al mercado a la espera de que comiencen a anunciarse movimientos?

Les veo de tres maneras diferentes y bastante definidas. Por un lado está Guijuelo, que creo que ya está haciendo algunos movimientos, me consta porque tengo amistad con Astu. Desde hace años es un club que trabaja muy bien, en silencio y sin preocuparse de los demás, marca bien sus tiempos y al final siempre termina consiguiendo sus objetivos, y sigue haciendo las cosas de manera organizada y muy bien. Unionistas creo que está viviendo un impás en el que si no me equivoco acaba de confirmarse que sigue Sando como presidente porque no se ha presentado nadie. Creo que están valorando la figura de un director deportivo, así que está un poco parado hasta que se confirme si van a firmar a alguien en esa figura, para a partir de ahí construir el proyecto, bien con la renovación del entrenador o con uno nuevo. Desde fuera, le veo parado. Y el Salamanca es el que más dudas me genera, es un club muy hermético. Nosotros tenemos allí a un futbolista, Hugo Díaz, pero tampoco tenemos mucha información. No sé si se han dirigido a algún jugador de manera seria para el tema de la renovación, hacia nosotros con Hugo no lo han hecho. Tampoco sabemos cuál va a ser la figura del entrenador que van a firmar. Salió también uno de los directivos en prensa hablando de que a lo mejor incorporaban a alguien a la inteligencia deportiva…Entonces creo que de los tres clubes el que más claro lo tiene y el que está iniciando el trabajo de manera fiable, también por continuidad, es el Guijuelo. Unionistas, porque hasta que no solvente ese impás de directiva y el tema de la dirección deportiva, no se puede crecer alrededor. Y el Salamanca es una incógnita, pero lo es ya desde hace varios años. Lo que está claro es que los tres, en mayor o menor medida, es que harán equipos competitivos. Es la sensación que yo tengo.

Se ha rumoreado la posibilidad de que el Salamanca CF UDS pudiera plantearse fichar a Xisco Hernández, al que también representáis, pero entiendo que si no han hablado con vosotros sobre Hugo Díaz, tampoco lo han hecho para tratar nuevas incorporaciones.

Por partes. En el tema de Hugo, él termina contrato, la competición ha finalizado, y nadie del club se ha puesto en contacto con nosotros para enfocar dicha renovación. En cuanto a Xisco Hernández, no sé lo que ha salido enlazándole con el club. Su familia es de Salamanca, aunque él nació en Palma de Mallorca, y siempre ha tenido la espinita de jugar en el Salamanca y en el Helmántico. Es más, en un directo de Instagram que le ha hecho un medio de Palma de Mallorca, lo declaró. Pero sí que es verdad que Xisco ahora es un futbolista importante, con mucho cartel en la Superliga de India, y se mueve en unas cantidades económicas a las que podría apostar que el Salamanca no podría llegar nunca. Salvo que se encaprichara muchísimo, hiciera una gran oferta y él pusiera mucho de su parte para adaptarse a ese salario. Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo, independientemente de la situación, y yo hablé con Rafa Dueñas hace un par de semanas y le mandé un correo completo con los futbolistas que tendríamos en disposición de cambiar de club y quedar libres este verano. De momento el club no me ha comunicado que tenga intención de ir adelante con alguno, que le guste o lo haya chequeado. Progresivamente volveré a preguntar para saber qué sensación tiene. Nosotros sabemos el nivel de futbolista que manejamos, y por suerte tenemos jugadores de Segunda B muy buenos y en clubes muy top. Si de mí dependiera y si yo fuera el Salamanca, estaría interesado en varios de ellos, pero otra cosa es la filosofía de fichajes que tenga el club, que es muy respetable. Lo que quiera hacer Manuel Lovato bien estará, que para eso es el que pone el dinero.

Además de tu labor como representante de futbolistas, este curso has puesto en marcha la escuela Pro Football Academy. ¿Qué valoración hacéis del primer año?

Bueno, la verdad que muy contentos con el primer año de Pro Football Academy. Por la respuesta que hemos tenido tanto con padres como con alumnos, y por el trabajo que todo el equipo de la academia ha hecho desde el primer minuto. Desde la gente que estamos en la organización y administración, como los entrenadores o los mismos chicos, que nos han ayudado a aprender y crecer conjuntamente con ellos. Ha tenido una gran aceptación entre los padres, con el chequeo que hemos hecho todos están muy felices y contentos del servicio que se ha dado a los chicos esta temporada. Y eso es lo que nos vale a nosotros, lo que nos anima a seguir día a día, a pelear y a buscar nuevas opciones y alternativas para seguir mejorando y darles el mejor servicio posible en el futuro. Tenemos ese sabor agridulce porque por culpa del coronavirus tuvimos que terminar las sesiones de entrenamiento, nos ha quedado un pequeño vacío de no haber podido despedir la temporada con los chicos y cerrarla de un modo chulo para ellos, los padres y nosotros. Nos han aportado mucho en el tema de la academia, como en el personal, porque trabajar con niños es una maravilla. Y cuando detrás de un niño hay un padre que también apoya, para nosotros es importante.

¿Y qué retos os marcáis para el futuro?

Seguir trabajando mínimo como lo hemos hecho hasta ahora, haciéndolo muy bien y de una manera muy minuciosa. Hay que darles el mejor servicio a todos los niños, más de cincuenta, que han confiado en Pro Football Academy este año. Vamos a intentar obviamente adaptarnos a la nueva situación económica que se va a producir en España para dar las máximas facilidades posibles a todo aquel que quiera apuntarse en nuestra academia. No somos ajenos a los problemas que pueden venir y tenemos que apoyar, ayudar y ofrecer soluciones a los padres y los niños para hacer todo esto mucho más llevadero y fácil. El concepto va a ser el mismo; dar el mejor servicio, que los chicos además de formarse deportivamente lo hagan como personas con nosotros y tengan una vía de escape y de divertimento con el fútbol, e intentar adaptar nuestro modelo y nuestras tarifas para dar las máximas facilidades posibles a todos los que quieran continuar con nosotros.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *