Logotipo Saldeporte

Arturo Martín: “Nunca he sido un obstáculo en el club y si tengo que echarme a un lado, así será”

El técnico del Santa Marta repasa el curso de los suyos y deja en el aire su continuidad de cara a la próxima temporada

Arturo Martín, técnico del Santa Marta, da instrucciones a sus jugadores durante el derbi de la primera vuelta / Foto: Roberto Sánchez
Álvaro Mongil | 28 mayo, 2020

Se ha puesto fin a la temporada de manera prematura, pero el equipo aun así ha conseguido buenos resultados, ¿cómo has visto tú la campaña de tus chicos?

Yo creo que el equipo ha tenido una nota aceptable, como nota final de temporada. Es verdad que con sus altos y sus bajos, ya que se ha tenido un sobresaliente en la primera parte del año donde fuimos capaces incluso de ser líder. Luego estuvimos 10 semanas sin ganar, que ese ha sido el mayor lastre, y en este último tramo de segunda vuelta, donde estaba seguro que por sensaciones, por trabajo en los entrenamientos y por la calidad del equipo íbamos a ir a más y así fue. En líneas generales, considerando que Santa Marta es un equipo que lucha por la permanencia en Tercera, en estas dos temporadas se ha cumplido.

Nadie esperaba empezar en cabeza, pero había plantilla para quedar más arriba, ¿no crees?

Sí, ya te digo que, si hubiera acabado en la totalidad de sus jornadas, el equipo se habría metido en el top 10 seguro. Si no hubiera sido por el lastre de esas diez jornadas sin ganar, en las que el equipo tuvo una mala racha, que más que por juego fue por sensaciones de cara a gol. Prácticamente todos los partidos los empatábamos o perdíamos por la mínima y en ese aspecto era un desastre el equipo

La plantilla no sufrió grandes cambios.

Hicimos una plantilla mejor que la del anterior año en el sentido de cara a portería y buscamos más profundidad y chicos, pese a su juventud, con cierto contraste y minutos en Tercera División. Y sí que es cierto que cuando hace un año nos planteamos seguir con el equipo ese era uno de los objetivos, el poder dar un paso adelante con la plantilla. Creo que hemos hecho un ciclo de dos años en Tercera en la que hemos estado cero semanas en descenso, lo que significa que se han ido dando pasos de consolidación en la categoría. Para mí ha sido, de los últimos años, la Tercera más igualada.

En esas jornadas sin conseguir la victoria, en las que el factor mental ha sido diferencial para no conseguir esos resultados positivos, ¿crees que la juventud pudo pasar factura al equipo?

Bueno, ahí se dieron muchos factores. Evidentemente, cuando se mete uno en ese bucle lo más complicado es volver a ganar. Nosotros en ese periodo tuvimos al Atlético Astorga, Numancia B, Real Ávila y al Zamora juntos, de los cuales estuvimos por delante de Astorga y Numancia o a punto de ganar en Zamora, equipo imbatido en toda Europa. Hubiera sido un punto de inflexión brutal. Esos pequeños detalles, al final, por la juventud o la razón que sea pesan mucho al final de la temporada. Esas jornadas fueron el hándicap, en las que el si el equipo hubiera sido más regular, estaríamos hablando de una posición bastante más alta.

Antes una de cal y ahora una de arena. Jóvenes, pero sobradamente preparados, porque habéis ganado en campos como el de la Arandina o el Burgos Promesas, donde solo había ganado un equipo. Es decir, habéis dado de qué hablar en muchos campos de la categoría.

En toda la temporada solo recuerdo un partido en el que no fuésemos competitivos, que fue contra el Real Burgos en casa. Pese a ello, creo que no hemos sido inferior a ningún rival en la liga, ya que hemos competido al líder en el Ruta de la Plata, hemos ganado en Aranda o al Burgos Promesas, por lo que en ese sentido el equipo estaba preparado para mirar a cualquier rival a los ojos.

La UD Santa Marta vive principalmente de su cantera y eso se está viendo reflejado en el primer equipo. Cada año hay más jugadores que pasan del juvenil a la primera plantilla.

Eso tiene dos factores. El primero, que las categorías inferiores se mantienen en las divisiones más altas, por eso para el primer equipo tener el División de Honor es clave. Por eso el club tiene esa apuesta por los jugadores, aunque las hornadas no siempre son iguales. Hay hornadas que son muy buenas pero los clubes profesionales te las desmantelan antes de llegar, y luego hay hornadas que, a priori, no tienen tanta calidad individual, pero siempre acaban llegando chicos a base de trabajo.

¿La reciente llegada del ‘Cuqui’ Silvani a la dirección deportiva del club crees que puede dar un cambio importante a la entidad?

Veo complicado que haya un cambio importante en cuanto a la idea del club. Lo primero, cuando entras a un sitio lo que menos intentas a corto plazo es cambiar lo ya establecido, casi por tu bien de supervivencia. Y lo segundo, tampoco llega al club con una propuesta metodológica muy diferente a la nuestra, ni con un mecenas detrás que pueda hacer una inversión económica que ponga todo patas arriba. Por eso creo que se llevará un hilo continuista y por una persona que ha sido profesional en el mundo del fútbol.

¿Esos pequeños o grandes cambios que puedan llegar podrían dar un futuro más exitoso al primer equipo?

En ese sentido creo que una persona no cambia el modo de transcurrir de un equipo, por lo que el futuro del primer equipo o su evolución depende de factores como la política del club, la dirección que se quiera dar al equipo o la apuesta por ciertos jugadores. Evidentemente Silvani lo que quiere dar en ese primer equipo es un paraguas mayor al tener un bagaje en fútbol profesional.

Y para concluir, ¿el futuro de este primer equipo va estar ligado a Arturo Martín?

Sinceramente, ahora te digo que no lo sé. Creo que, para mí, en esta situación en la que estamos ahora mismo tengo otras prioridades, como mi negocio o mi familia, y si todo eso encaja y puede ser compatible pues será, si no, el fútbol pasará a un segundo plano. Si la decisión de ser o no entrenador del primer equipo pasa por cerrarse en un corto periodo de tiempo, pues sería complicado. Si es siguiendo los pasos de planificación que nos está marcando esta situación, pues te diría que todo es posible. Nunca he sido un obstáculo en el club y si tengo que echarme a un lado o ayudar en otro lado así será. De momento, mis prioridades son otras de saber si voy a ser entrenador o no.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *