Logotipo Saldeporte

Óscar Núñez: “Queremos competir por los primeros puestos, volver a ilusionar”

El técnico del USAL-La Antigua apuesta por darle continuidad al proyecto y mirar a la parte alta de la clasificación

Óscar Núñez charla con su banquillo durante un partido de esta temporada
Adrian A. García | 9 junio, 2020

Durante la presentación de la campaña solidaria del Club Baloncesto Tormes en colaboración con la Cruz Roja, el entrenador del primer equipo, Óscar Núñez, ha aprovechado para dar su visión de cómo ha sido la temporada del conjunto de Liga EBA.

“El balance de esta temporada es agridulce, se hizo un cambio en el primer equipo en enero, me tocó asumir esa parcela porque lo que queríamos y seguimos queriendo es que nuestro primer equipo sea un referente, competir por los primeros puestos y volver a ilusionar. Cuando paró en marzo habíamos mejorado significativamente, pero estábamos en zona de nadie, en mitad de la tabla. Este parón no nos afectó mucho a nivel deportivo, solo para cortar una buena evolución, pero nunca para ir más allá del quinto puesto en la clasificación”, explica.

En estos meses el club ha ido trabajando de cara a la próxima temporada, tiene previsto mantener el núcleo salmantino y quiere renovar a alguno de los extranjeros que tan bien se han adaptado este año. Con esa base de unos seis jugadores, el cuerpo técnico maneja ya diferentes opciones para hacer un equipo competitivo para pelear por los puestos altos de la clasificación.

“Seis renovaciones y empezar a hacer fichajes y mejorar donde nos equivocamos el año pasado. El interior no rindió a nivel esperado y por ahí vamos a buscar reforzarnos con el objetivo de estar arriba. Quedar por debajo del tercero o el cuarto sería un fracaso”, asegura.

Además, aunque aún no está cerrada su continuidad, Núñez explica que hay un alto número de probabilidades de que siga dirigiendo al USAL-La Antigua el próximo curso.

Por su parte, el presidente Darío Lavado ha reconocido que la crisis del coronavirus pasará factura a las arcas del club, pero no tiene ninguna preocupación por el futuro más inmediato: “Ha sido un varapalo considerable. Todavía tenemos jugadores en algún piso y que no podemos dejar sin atender. Estamos en junio y no sabemos cuándo podrán irse a sus casas. Estamos percibiendo que va a ser difícil mantener muchos de los patrocinadores que teníamos. La cantera en marzo se paró, el campus que era una fuente de ingresos este año no vemos ni fechas ni oportunidades de poder realizarlo. Es una situación muy delicada, pero económicamente no vamos a tener ninguna deuda, es un acierto y una oportunidad. Vamos a buscar el patrocinio para tener lo suficiente para estar arriba en EBA”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *