Logotipo Saldeporte

Jorge García del Río: “Me encantaría estar en el filial del Salamanca CF UDS el próximo año, pero todavía no sé nada del club”

El técnico charro continúa a la espera de la entidad blanquinegra, ya que su prioridad es seguir una temporada más

Jorge García, técnico del Salamanca CF UDS B / Foto: Roberto Sánchez
Ricardo Alonso-Bartol | 17 junio, 2020

Con tanto cambio de rol, al convertirte en el técnico principal al inicio de temporada y volviendo a ser el segundo entrenador mediada la misma, imagino que ha sido un curso complicado.

Es difícil el cambio de roles, más por las funciones, pero no en cuanto al estar en el equipo, porque la verdad es que ha sido muy positivo para mí. He estado a gusto con el cuerpo técnico, con el equipo muy cómodo. Y con Pablo (Cortés), que es con quien ha habido ese cambio de funciones y de roles, he estado muy bien porque al final es un gran amigo. Lo hemos llevado todo muy bien, la verdad. Lo lógico hubiera sido que fuera más complicado, pero al final debido a la amistad y la naturalidad con lo que lo hemos llevado a cabo se ha afrontado muy bien.

¿Con los futbolistas ha costado ese cambio de chip?

No, la verdad que con los futbolistas también muy bien. Al final en la pretemporada, e incluso en la primera jornada, estuvo Pablo como entrenador. No hubo ningún problema porque conocía a prácticamente la totalidad de los jugadores y lo han entendido. No era la llegada de un entrenador ajeno, sino que además había estado en el primer equipo y la relación era más cercana, porque muchas veces subían a entrenar con ellos. Por eso no ha habido ninguna dificultad, ha sido más que nada lo que hablábamos, en cuanto a las funciones nuestras en algún momento sí te cuesta ese cambio. Pero por ningún motivo más, porque los jugadores reaccionaron muy bien y nosotros en seguida nos entendimos.

El balance deportivo, con un noveno puesto, supongo que es bastante bueno.

Sí. Nos hubiera gustado estar más arriba, la verdad, porque se empezó la temporada muy bien. El equipo empezó muy bien y poco a poco hemos ido bajando, las jornadas antes del parón, y sí es cierto que esperábamos en esta parte final de la temporada con la llegada de refuerzos haber tirado un poco más para arriba. El equipo lo merecía por su calidad y por el trabajo que se estaba haciendo. El objetivo de la temporada era consolidarse en la categoría, y eso se ha hecho con creces, pero se te queda ese sabor agridulce de que creo que el equipo ha demostrado que tenía calidad para un poquito más.

Además te llevas experiencias difíciles de vivir en una carrera deportiva, como viajar a un torneo en México en mitad de la temporada, el partido contra el Ávila o entrenar prácticamente sin efectivos algunas semanas.

Sí, es que como comentábamos ha sido un año en el que a lo mejor el mayor cambio sí ha sido más en esos aspectos que en el cambio de roles. Empezamos la liga entrenando con veinte efectivos, todos a disposición y a un nivel espectacular, y por necesidades del club jugadores que han ido subiendo, jugadores que hemos tenido lesionados, juveniles que en algún momento ya no han podido subir con nosotros…el equipo se quedaba muy cojo y han sido esas experiencias las que han sido más difíciles para todos. De tener una disponibilidad total y el equipo en un gran estado de forma, a tener bastantes limitaciones. Como comentabas ha habido experiencias de todo tipo, yo no estuve en el caso de Ávila porque precisamente estaba en Cancún, pero al principio hay partidos en los que tienes que hacer una convocatoria, con más de 18 jugadores, y pasas a momentos en que te cuesta sacar un once titular del filial. Ha habido momentos en que han tenido que salir incluso juveniles. Ese sí ha sido yo creo que el gran cambio en la temporada y en el rendimiento del equipo.

¿Os habéis sentido poco respaldados por parte del club en esos compases de la temporada, cuando a esas situaciones que comentas se unió una plaga de lesiones y la salida de varios jugadores, sin realizarse ningún fichaje para contrarrestarlo?

A ver, nosotros también entendíamos que en ese momento la prioridad era el primer equipo. Nosotros estábamos consiguiendo el objetivo, que como he dicho antes era consolidarse en la categoría y estábamos en una posición muy cómoda. Sí es cierto como decíamos que no es un gusto entrenar con tan pocos efectivos, y es complicado, pero también entendimos en ese aspecto que los esfuerzos se tenían que ir al primer equipo. Muchos jugadores nuestros que estaban dando muy buen rendimiento tenían que subir con ellos, no es lo que más nos gustaba, pero teníamos que entender el rol que teníamos en ese momento.

Y aún así, el equipo ha competido casi siempre, salvo en contadas excepciones, aunque la convocatoria la completaran juveniles.

Sí, es lo que hablábamos. El papel de los juveniles también ha sido muy importante en esos momentos, porque tanto en entrenamientos como en partidos oficiales han dado un gran nivel. El salto es muy grande, así que era difícil para ellos y para nosotros, pero nos han permitido seguir compitiendo en la liga en momentos muy complicados. Para mí tiene mucho mérito la parte final. Parece que queda un poco agridulce como decía el noveno puesto, pero si ves todas las circunstancias que ha habido en ciertos momentos es muy meritorio haber estado ahí. Hemos mirado de cerca el play-off, hemos competido contra esos equipos. Al principio estábamos incluso compitiendo con Zamora y Burgos Promesas, luego mirando otra parte de la temporada a ver a cuánto estábamos del Numancia B, y eso es muy meritorio para todas las circunstancias que hemos tenido, que no han sido fáciles.

Pensando en la próxima temporada, ¿te gustaría continuar al frente del filial del Salamanca CF UDS?

Sí, no miento a nadie si digo que me encantaría estar en el filial el próximo año, pero estoy a la espera, todavía no sé nada del club. Sí es cierto que te come un poco la paciencia y cuesta ver que no han hablado conmigo, pero me dijeron que esperara y que en algún momento se hablaría. De momento seguimos teniendo contrato y hay que seguir esperando al club.

¿No ha habido ninguna conversación entonces en todo este tiempo?

Ha habido una breve conversación en la que sí me comentan que espere y lógicamente comento que me gustaría seguir. Pero no es nada formal, sino pequeños comentarios fruto de que va pasando el tiempo y me gustaría saber qué puede pasar y qué no puede pasar para hacerme una idea de cara al futuro. Desde que se dio por finalizada la liga y dejamos de entrenar ha pasado mucho tiempo.

Hace unas semanas Carlos Valverde, director de cantera, comentó en una entrevista en Saldeporte que el filial no entraba en sus competencias. ¿Quién es tu interlocutor, o con quién tendrías que hablar para negociar esa renovación?¿Octavio Mora u otra persona diferente?

Pues es el principal problema a lo mejor, que ahora mismo hay a veces en que no sabes muy bien a quién referirte. A veces hablo temas con gente del club, pero pequeñas cosas. Ahora mismo hay un vacío en que no sabes muy bien con quién hablar ciertas cosas.

Los rumores de una posible venta vuelven a rodear al club. ¿Qué sabéis acerca de ellos los que estáis dentro del club?

Yo nada. Personalmente no sé nada acerca de ello, en ningún momento nos han comunicado nada. No sé nada que no podáis saber vosotros o que pueda ver en prensa. Igual que me dijeron que esperara con respecto a algún tema, con respecto a este no sé nada.

¿Estás atento a otras posibilidades que puedan surgir fuera del club ante la ausencia de una oferta de renovación?

La verdad es que no. No estoy atento a otras opciones, porque me dijeron que esperara y mi prioridad es quedarme. Sí es cierto que me comunico mucho con Pablo (Cortés) y se ha mirado la opción de si él fuera algún lado, le encajara y hubiera la posibilidad, lo hablaríamos. Pero personalmente es difícil que me vaya de Salamanca, así que mi prioridad sería seguir en el club.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *