Logotipo Saldeporte

Oché Alonso: “Tenemos varios corredores que en dos o tres años pueden dar de qué hablar”

El máximo responsable de la Escuela de Ciclismo Promesal habla sobre el regreso a los entrenamientos del equipo y analiza el futuro de su deporte en Salamanca, donde espera que vuelva a haber pronto algún corredor profesional

Oché Alonso durante la Carrera del Pavo
Ricardo Alonso-Bartol | 22 junio, 2020

Cuando la temporada empezaba a coger velocidad, tuvo que frenarse radicalmente. ¿Cómo lo habéis vivido?

La verdad que fue un poco de sorpresa para todos, porque nunca se había vivido una situación como esta. Los chavales han tenido que hacer entrenamientos diferentes, trabajando sobre todo rodillo y core, con ejercicios en casa. Al final lo que han tenido es mantenimiento, para no perder mucho. Había que conseguir que no cogieran peso, se movieran, y tuvieran unas rutinas y unas dinámicas.

¿Fue muy complicado organizar esos entrenamientos en casa?

No, la verdad que no. Tenemos una aplicación y mandamos entrenamientos semanales o cada quince días, dependiendo, y luego se va supervisando lo que ha hecho cada chaval. No ha habido mucho problema, lo que sí es cierto es que ellos, como todos, están hasta las narices de hacer siempre lo mismo, ahora ya vuelven a la rutina habitual. Ya hemos hecho el primer entrenamiento en equipo, y ha ido muy bien, mejor de lo que nos esperábamos.

Al menos esos entrenamientos les ayudarían a evadirse un poco en pleno confinamiento, ¿no?

Sí, en ese aspecto sí. Lo que pasa es que el rodillo al final te desgasta, te quema y no es bueno. He visto gente que hacía dos o tres horas…es una verdadera locura. Los profesionales es posible que hicieran dos horas y media a la semana, te quema y te va consumiendo poco a poco, no es lo mismo. Se ha hecho lo justo para que los chavales estuvieran un poco en forma, y se acabó. Ahora se les está empezando a exigir un poco más…

¿En qué ha consistido ese primer entrenamiento?

Con los cadetes hemos hecho 84 kilómetros, hemos ido hasta Valero, y los juveniles han hecho la vuelta desde allí, que han sido 134 kilómetros. La sensación ha sido muy buena.

¿Cómo se planifica ese regreso a la normalidad para evitar sobrecargas después de tanto tiempo de inactividad?

Se están llevando unas pautas, poco a poco. Los chavales tienen unas dinámicas de trabajo durante toda la semana, dependiendo de la categoría. Están haciendo dos o tres horas, dependiendo, tres o cuatro días, y luego se hace un entrenamiento conjunto. En este caso ya hemos vuelto otra vez, los domingos, para hacer más fondo y trabajo en equipo.

Los más pequeños estaban compitiendo mucho a nivel regional. ¿Qué calendario esperáis tener ahora?

De momento tenemos una reunión el sábado próximo, en Tordesillas, entre equipos y clubes que organizamos. Hay que fijar ya el nuevo calendario, ha sido una locura porque se han movido muchas fechas. No se sabe si las carreras de antes se podrán mover, si las nuevas se podrán establecer…queremos estar todos reunidos. En nuestro caso continuaremos con la Vuelta Ciclista a Salamanca, organizaremos el Campeonato de Castilla y León Júnior y la final de la Copa de Escuelas. Esas pruebas nosotros las tenemos fijadas, las fechas las sabemos, pero hay que cuadrarse ahora con los demás clubes para hacer un calendario en el que no nos pisemos unos a otros, que se pueda hacer la mayor participación durante el resto de la temporada.

Oché Alonso, responsable de la Escuela de Ciclismo Promesal

Este año empezabais también con el equipo júnior. ¿Duele que se haya truncado de este modo la temporada?

Sí, porque se había salido con mucha ilusión. Conseguimos un patrocinador que apostó por nosotros, que es Energía Charra, que nos ha dado su apoyo en todo momento. Teníamos muchas ilusiones, porque habíamos completado una estructura fuerte, teníamos material bueno para empezar a hacer un equipo y consolidarse a nivel de Castilla y León. Nos ha tocado a todos y hay que tener ánimo, tirar para adelante. Tenemos el mismo objetivo, que no es otro que aprender en la categoría.

Pudisteis participar en una prueba de la Copa de España. Ahora que se ha anunciado el calendario para lo que resta de temporada, ¿esperáis competir en alguna otra carrera más del circuito?

Sí, nosotros esperamos poder participar en otra prueba más de la Copa de España. Es un circuito de mucho prestigio y es cierto que nosotros, un equipo nuevo, es complicado hacerse hueco. Pudimos correr la primera, que fue en Don Benito. Las sensaciones no fueron ni buenas ni malas, porque era el primer día, hubo muchos nervios, caídas, llovió, les granizó…fue una carrera de locura y tampoco hemos podido valorar ni hacer un test del rendimiento de los chavales. Tenemos un plantel joven, hay varios corredores que confío en que en dos o tres años puedan dar de qué hablar. Uno de ellos es Roberto Alonso, que tiene una progresión muy buena y está haciendo las cosas bien, y en cadetes está Miguel Domínguez. Tenemos cuatro o cinco chavales, en Ciudad Rodrigo está Luis Sela y en esa zona hacía mucho desde que no sacábamos ningún corredor. Confío que, de aquí a unos pocos años, tengamos algún corredor profesional en el panorama nacional.

E imagino que ver a algún profesional cercano ayudaría a alimentar también el interés entre los más pequeños, y aunque sea complicado recuperar el nivel que hubo hace unas décadas, se lograría al menos que la base creciera más.

No sé si volverá a lo que fue antes, porque en los años míos con Santi Blanco, con Roberto Heras, con Eladio Jiménez…salió una hornada muy buena. Cerca de nosotros estaban también Paco Mancebo, Carlos Sastre o Pablo Lastras, y repetir esa quinta va a ser muy complicado. Pero se están empezando a hacer las cosas bien otra vez, se está trabajando muy bien desde la base, que es muy importante. Los chavales lo que tienen que tener es una continuidad, desde que empiezan en promesas, que sigan escalón a escalón. Una cosa muy buena que tenemos nosotros en Promesal es que se juntan muchas veces los más pequeños con los mayores. Quedamos en la nave, se van viendo, los chavales se van reflejando en los mayores, los pequeños quieren parecerse a ellos, y eso a todos los niños les motiva a continuar con el deporte. Que tengan una continuación deportiva es fabuloso a esas edades.

También puede dar un empujón la Vuelta a España de este año, en la que tendrá mucho protagonismo la provincia salmantina.

Sí, llevamos ya dos años en los que está apostando por un evento como la Vuelta a España. Es muy importante para la provincia, incluso para la economía local y provincial, mueve muchísimo dinero y se lo da a empresas, hoteles, comercios, gasolineras…Creo que es una inversión muy buena la que se hace desde la administración, es un acierto. Aunque tiene unos costes, si los pones en una balanza con lo que te ha generado, es una buena inversión. Además está el tema de la televisión, y lo que comentas de fomentar más el ciclismo. Hubo un auge en su día con Perico Delgado, con Miguel Indurain, con Alberto Contador, ahora con Alejandro Valverde…el ciclismo al final tendrá otra vez el sitio que le corresponde.

¿Cómo les puede perjudicar a los más pequeños, a los que correr les sirve sobre todo para aprender, qué handicap puede tener en su formación estos meses de confinamiento?

Yo lo veo en mi hijo sobre todo, en el pequeño, que tiene siete años. Ha estado compitiendo, iba bien en el calendario porque estaba segundo en el Trofeo Castilla y León. Iba motivado y este parón les ha perjudicado, porque para un niño entrenra en casa está bien, pero los niños tienen que relacionarse entre ellos. A ellos les gusta venir, entrenar con sus compañeros, echarse unas risas…al final son amigos y es lo que prevalece. Los más pequeños lo han pasado un poco peor, estaban desganados, estar en casa todo el día y con las tareas les rompes la rutina de unos niños pequeños, que no son conscientes de lo que está sucediendo. Ellos lo han vivido de otra manera, pero los chavales al final son esponjas y al final salen para adelante. He estado hablando con casi todos los pequeños y sus padres, porque empezaremos a retomar los entrenamientos la primera semana de julio, y están con muchas ganas de juntarnos otra vez. No hablo tanto de entrenamiento, sino más juntarnos y estar en equipo otra vez, que es lo que se lleva. Cuando sean mayores ya tendrán tiempo de entrenar, de sopesar qué quieren en la vida, pero ahora lo que tienen que hacer es disfrutar, pasárselo bien y hacer amigos. Que monten en bicicleta si les apetece, y si no, no hay que obligarles.

Va a ser una época complicada en el aspecto económico. ¿En Promesal tenéis garantizado el futuro próximo?

Bueno, creo que todos estos años hemos establecido un crecimiento sólido. Este año hicimos una gran inversión de infraestructura, compramos un furgón acondicionado del equipo profesional de Caja Rural, compramos cabras de contrarreloj…la inversión la hicimos este año, así que el próximo si tenemos algo menos de presupuesto tampoco nos va a doler mucho. Dentro de lo que cabe los patrocinadores son todos amigos y creo que están también contentos de lo que se está trabajando desde Promesal. He estado hablando con gente de Energía Charra y el año que viene, casi al 99%, van a seguir como patrocinador principal del equipo cadete y júnior. Al igual que Caja Rural de Salamanca, que va a hacer ya seis años con nosotros. A nosotros nos da un aliento poder contar con esas empresas, al final no vamos a tener problema. Hemos barajado incluso bajarle la cuota a los padres el año que viene, porque al final las circunstancias que han pasado, con gente que lo ha pasado mal o se ha quedado sin trabajo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *