Logotipo Saldeporte

Piojo: “Llevamos mucho tiempo en Unionistas y siempre hemos estado de la mano para ayudarles”

El capitán del club salmantino habla con Saldeporte tras la reducción salarial que ha sufrido casi toda la plantilla

Piojo, antes de realizar un saque de banda / Foto: Roberto Sánchez
Ricardo Alonso-Bartol | 30 junio, 2020

Lo primero de todo felicidades por tu cumpleaños, que fue ayer, y porque se cumple el tercer aniversario desde que se oficializó tu fichaje por Unionistas.

Nunca se me olvidará ese día. Fue muy bonito y muy especial para mí, porque como sabes no fue una presentación como las que se hacen en todos los equipos, sino en la Asamblea Ordinaria. Siempre lo tendré en el recuerdo.

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en el club?

Han sido tres años muy bonitos, en los que la verdad que he disfrutado muchísimo y a mi paso por el club no puedo ponerle otra nota que no sea un diez. Levantarte contento e ir a entrenar contento es algo que no tiene precio, y yo en Unionistas lo he encontrado.

La próxima Asamblea Ordinaria se celebra este sábado. ¿Como futbolista salmantino estás pendiente de lo que se decide en ella o vosotros os centráis únicamente en jugar?

Bueno, en mi caso y el de mi familia somos todos socios. Es cierto que estamos en el día a día de todo lo que pasa en el club, como cualquier otro socio, independientemente de que seamos futbolistas. Tenemos ese rol, pero somos unos socios más y tanto yo como mi familia estamos pendientes.

Lleváis casi cuatro meses sin jugar y todavía queda para comenzar la pretemporada. ¿Hay mono de fútbol?

Pues sí, no te voy a engañar. Aunque salgas a correr, vayas al gimnasio o hagas cualquier deporte, evidentemente lo que nos gusta es el balón. Yo en mi caso no estoy jugando a nada, solo hago un poco de gimnasio y mucha carrera, así que tengo un mono de fútbol brutal. Pero hay que ir poco a poco, porque el cuerpo lleva mucho sin competir y sin hacer gestos de fútbol, que es en lo que estábamos preparados antes.

¿Cuesta visualizar cómo va a ser la próxima campaña con tantas incógnitas acerca del modo en que se desarrollará la competición?

Sí, la verdad que sí, cuesta muchísimo visualizar cómo va a ser la competición. A día de hoy, por todos los rumores que corren en el mundo del fútbol, dicen que la primera vuelta va a mandar el devenir de la segunda y el futuro del objetivo por el que tengas que luchar. Ya sea el ascenso, la Segunda o la Segunda B Pro, mantenerse o descender a Tercera. No sé evidentemente cómo va a ser, aunque sí es cierto que si realmente es así los equipos querrán llegar con un pico de forma muy alto a los primeros partidos de temporada, porque es donde te vas a jugar todo.

Lo que sí se va sabiendo es la nueva plantilla de Unionistas, en la que el nuevo director deportivo, Diego Hernansanz, ha decidido la salida de numerosos jugadores, alguno de ellos incluso pese a tener contrato en vigor. ¿Desde dentro del vestuario esperabais que se produjeran tantas bajas?

Bueno, al final es fútbol. Estamos acostumbrados a vivir como este año la destitución de un entrenador o bajas en invierno y verano. Los que han tenido que tomar la decisión lo habrán hecho porque tienen argumentos para tomarla. Hay que respetarlo e intentar que los chicos nuevos, que vienen para suplir a los que se han ido, se amolden lo más rápido. Es lo único por lo que tenemos que luchar los que estamos dentro en el día a día, que la adaptación sea rápida porque los primeros partidos de la temporada van a ser duros y cuanto antes tengamos el grupo hecho será mucho mejor para todos.

También ha habido un cambio en el banquillo. ¿Cómo han sido tus primeras impresiones en lo que has podido hablar por ahora con Hernán Pérez?

La verdad que hemos hablado poquito, ha sido una primera toma de contacto como quien dice, tampoco puedo sacar muchas conclusiones. Entrenó a Carlos (de la Nava) y le he preguntado, pero soy más de conocer a las personas antes de juzgarlas. Voy a conocerle por mí mismo y en unos meses ya sí que me mojo a decirte algo.

Se ha hablado bastante en las últimas semanas sobre la bajada de salario que acordasteis con el club el pasado jueves. ¿Han sido complicadas las negociaciones?

Bueno, yo creo que al final somos chicos de la casa. Llevamos mucho tiempo en el club y siempre hemos estado de la mano para ayudarles. Sabíamos que era un año complicado a nivel económico y es cierto que cuando (Roberto) Pescador nos explicó unas cosas que estaban en el aire enseguida llegamos a un acuerdo.

Se habló de una reducción de sueldo cercana al 30%, aunque no se ha anunciado el porcentaje final. ¿Ha sido tan alto?

Bueno, es una cosa que queda mejor a nivel interno. Al final ha sido un acuerdo entre los dos, tanto jugadores como futbolistas. No sé el caso de mis compañeros, si ha sido igual o no que el mío, cada caso es individual y hay que estudiarlo. Al final las dos partes estábamos por la labor de ayudarnos y no ha habido ningún problema.

Después de haber cedido parte de vuestro salario, ¿os molestaría si vienen jugadores con sueldos superiores al que tenéis ahora los pesos pesados de la plantilla?

Creo que cuando hay que apretarse el cinturón, evidentemente nos lo tenemos que apretar todos. No sé cómo será el caso ni el dinero que tienen destinado para fichajes, pero lo que está claro es que nos tenemos que apretar el cinturón todos.

Todo apunta a que esta temporada ya podréis jugar como locales en el Reina Sofía. ¿Qué ventajas e inconvenientes vais a tener en el nuevo campo?

Pues por lo que sé por las obras tiene muy buena pinta y muy buen aspecto. No sé si estará disponible para el principio de la temporada, esperemos que sí porque cambiar de escenario durante la temporada creo que no beneficia a ningún equipo. Es totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados. Las Pistas tiene unas dimensiones mucho más pequeñas y la superficie es diferente a la que nos hemos encontrado este año. Creo que lo más importante, por encima de la superficie y la capacidad, es empezar en el mismo sitio donde vayamos a acabar. Nosotros estamos confiados en que va a ser en el Reina Sofía, pero tiene unas dimensiones y superficies que evidentemente harán que el fútbol de Unionistas tenga que cambiar para adaptarse al campo.

¿Qué podremos esperar de Unionistas la próxima campaña?

Creo que como todos los equipos vamos a intentar llegar con un pico de forma muy alto a la jornada uno, porque la primera vuelta te puede marcar la temporada. Lo lógico es empezar a fuego, como se suele decir en el mundo del fútbol, para intentar cumplir el objetivo cuanto antes.

En cuanto a tu rol particular, después de dos temporadas en Segunda B jugándolo casi todo, el primer fichaje del club ha sido otro lateral derecho, Antonio Marín, que además ha sido internacional en las categorías inferiores de la selección española. ¿Será más difícil mantener la titularidad que con respecto a otros años?

No lo sé. Yo lo que tengo claro es que soy un chico trabajador, siempre en todos los equipos he tenido competencia y es normal. Al final en un equipo de fútbol disputas el puesto con otro jugador o incluso con dos jugadores. En los quince años que he jugado en Segunda B siempre he tenido competencia. Soy un chico trabajador y que jugaré si me lo gano entrenando. Voy a intentar entrenar como en los últimos años para seguir manteniendo el rol que tenía dentro del equipo y las titularidades o los minutos que podía tener.

Y dejando ya de lado lo que tiene que ver con Unionistas de Salamanca, en julio celebras la cuarta edición de tu campus, por lo que podría decirse que cada vez está más asentado pese a que la situación actual no acompañaba este año.

Sí, la verdad que tenía la idea de hacer el campus a finales de junio, pero con todo lo que pasó estábamos muy apretados y decidí cancelarlo. Es cierto que lo dejé en el aire, por si existía la posibilidad de poder hacerlo, ya que no quería dejar a tantos niños sin su campus favorito. Inicié la aventura de cambiar de fechas y hemos vuelto a cerrar inscripciones con lleno absoluto. No puedo más que agradecerle tanto a los padres como a las madres el esfuerzo que hacen por estar siempre pendientes de mi campus, al igual que a mis patrocinadores. Lo afronto con mucha ilusión y evidentemente con mucha precaución. Es un año diferente, en el que vamos a tomar muchas medidas de seguridad, porque para mí este año lo más importante no es que aprendan de fútbol, sino que los niños estén bien de salud y que disfruten. Los niños llevan igual que nosotros tres o cuatro meses sin tocar el balón, así que creo que hay que ir poco a poco, que vuelvan a coger rutina de balón. Lo más importante es que no pase nada y voy a poner todo de mi parte para que estén más protegidos que en cualquier sitio.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *