Logotipo Saldeporte

Johanna Canninga se despide del BM Ciudad de Salamanca tras cuatro temporadas: “Ahora tengo dos casas”

La lateral ha terminado sus estudios y regresa al Balonmano Zonzamas de División de Honor Plata

Johanna Canninga controla un balón durante un partido de esta temporada
Adrián A. García | 2 julio, 2020

El final del curso -deportivo y académico- es sinónimo de despedidas. Una de las más sentidas ha tenido lugar en el seno del Confiterías Gil Ciudad de Salamanca con el adiós de Johanna Canninga. La lateral izquierda ha terminado sus estudios de Psicología y abandona la ciudad y el equipo después de cuatro temporadas.

“He estado muy cómoda, es mi segunda casa, mi segunda familia. Ahora he acabado los estudios y se me ha presentado la oportunidad de volver a mi antiguo equipo, volver a casa, es una liga superior y me apetecía bastante. Al final la liga que tenemos aquí es bastante chica y por aprender, seguir en balonmano y volver a mi casa. Ahora tengo dos, pero volver a casa siempre está bien”, explica.

Johanna baja el telón de cuatro años en Salamanca en los que ha evolucionado como persona y como jugadora: “Era una chica diferente cuando llegué a cuando me fui. A nivel balonmano he aprendido mucho, he tenido la oportunidad de tener tres entrenadores distintos -Lautaro, Nuria y Julián- y cada uno me ha enseñado una cosa diferente”.

Cuando piense en esta etapa que acaba de cerrar, a la mente se le vendrán muchos recuerdos. “Lo primero, mucha gente que quiero, que me importa y que me llevaría para el resto de mi vida a mi lado. Lo segundo, muchas ganas de luchar. Tengo muchas compañeras, año tras año hemos luchado y lo que tiene el equipo es humildad y ganas de luchar”, confiesa.

El Confiterías Gil también perderá a una de sus mejores jugadoras. La lateral lanzaroteña ha sido una de las referentes ofensivas en estos años, en los que ha ocupado los primeros puestos en el apartado anotador, y como muestra es que este último curso hizo 39 goles en 9 partidos.

Johanna reconoce que le ha ido bien, pero que no está muy pendiente de los números: “Siempre salgo con la sensación de que podía haber hecho más, pero hasta que me lesioné este año creo que me ha ido bien. Me defino como una jugadora con muchas ganas e ilusión, soy bastante dura en el uno contra uno, en la defensa creo que se me da bien y de cara a jugar más en equipo he mejorado a lo largo de estos años, es lo que me han enseñado los entrenadores”.

Reconoce que cuando aterrizó en el Río Tormes encontró un equipo con muchas jugadoras nuevas y que con el paso del tiempo fueron formando el grupo. “Me tenía que adaptar, me adapté muy bien, he estado cuatro temporadas con ellos y son mi segunda familia. Lo bueno que tiene Salamanca es que cada año llega gente nueva, algunos se van, otros se han quedado, pero hemos mantenido muy buena relación y estoy segura de que la voy a seguir teniendo”.

Ahora en Lanzarote ha regresado al Balonmano Zonzamas de la División de Honor Plata, categoría superior a la del conjunto charro, y afronta con ganas su vuelta al equipo que la vio crecer. “Cuando me fui ya habíamos ascendido. Lo recuerdo muy intenso, muchos viajes, es una liga en la que aprendes mucho a nivel de balonmano, todos los equipos dan mucho de sí. Veo más compromiso exclusivo con balonmano, voy a aprender mucho y tengo muchas ganas”, sentencia.

Compartir

Una respuesta a “Johanna Canninga se despide del BM Ciudad de Salamanca tras cuatro temporadas: “Ahora tengo dos casas””

  1. Manuel Iglesias Muñoz dice:

    Muchas gracias Johanna por tus años en el club… suerte en tu nueva etapa en tu vida y en el balonmano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *