Logotipo Saldeporte

Ruby Atuse: “Mi deseo es continuar en el Rayo Vallecano, aunque todavía no me han llamado para decirme si cuentan conmigo una temporada más”

El central salmantino acaba su etapa sub-23, aunque tiene un año más de contrato con el club, en el que juega para el filial

Ruby Atuse, con la equipación del Rayo Vallecano / Foto: Rayo Vallecano
Ricardo Alonso-Bartol | 16 julio, 2020

Hasta ahora todos tus años en categoría sénior has estado lejos de Salamanca. ¿Cómo fueron los pasos previos, formándote en canteras de la provincia charra?

Pues yo empecé en el equipo de mi pueblo, el Villamayor, y estuve allí hasta infantil de primer año. Entonces me llamaron varios clubes de la ciudad y decidí irme a Salamanca, para jugar en Infantil Regional. Estuve en la UDS, además de esa temporada, los dos años de cadete y otros dos de juvenil, y cuando desaparecieron todas las categorías me llamaron para irme a la UD Sur, equipo que estaba en División de Honor. Jugué allí mi último año de formación y luego ya empecé sénior.

¿Tantas temporadas lejos de casa te han ayudado a madurar más rápido?

Sí, yo considero que mucho. Vivir lejos de tu familia, de tus amigos, de todo, te hace valorar mucho las cosas, ver que no todo es tan fácil y que si quieres cumplir tus sueños tienes que sacrificarte mucho por ellos, dejando atrás bastantes cosas. Que a lo mejor luego el día de mañana vuelven porque hay la oportunidad de regresar a Salamanca, pero los primeros años y gran parte de tu carrera tienes que sacrificar muchas cosas y salir fuera. A mí me hizo madurar un montón.

Has completado tu etapa sub-23 pasando por equipos como el Castro, el Rayo Cantabria, el Azuaga y el Rayo Vallecano B. ¿Cómo fue surgiendo cada una de esas oportunidades?

Yo estuve en la Sur y cuando terminé no tenía ni idea de dónde iba a ir ni nada. Me salió la oportunidad de irme a Galicia y ni me lo pensé, la verdad. Tiré para adelante, ya que había estado un año fuera, pues ahora un poquito más lejos, no pasaba nada. Con el Castro descendimos con mala suerte y me llegó la oportunidad de irme a Santander. El equipo tenía muy buen proyecto y decidí dar otro salto e irme para allá. Estuvimos seis meses sin cobrar y lo pasamos un poco mal, pero teníamos muy buen equipo y aprendí un montón. Al año siguiente desapareció por el tema económico, me dijeron de quedarme en algún equipo de por allí, pero preferí irme al Azuaga. Veía que me iba a ayudar a crecer mucho más en el aspecto futbolístico. Hice una temporada bastante buena, estuve muy a gusto con la gente, los compañeros, el pueblo…y me salió la oportunidad de irme al Rayo Vallecano. No la desaproveché y me fui nada más que pude, sobre todo siendo sub-23, que sabes que es ahora o nunca.

¿Has ido notando ese crecimiento como jugador, que te permitió dar el verano pasado el salto a un club con una estructura profesional?

Sí, la verdad que año tras año he ido notando sobre todo madurez a la hora de jugar, en aspectos que antes veías que no te atrevías a saltar o a dar un pase donde hay poco espacio. En todos esos aspectos que te da el fútbol he ido notando muchísima madurez.

Tras pasar por cuatro grupos diferentes de Tercera División, ¿qué destacas de cada uno de ellos?

Pues en Galicia destaco muchísimo la fuerza, es un grupo que se caracteriza más que por calidad, por físico. Luego, tanto Cantabria como Extremadura son dos grupos muy parecidos para mi gusto. Ahí es como que la liga se divide en dos, de los diez primeros para arriba y el resto, hay más cambio entre unos equipos y otros pese a que también es un grupo exigente. Y finalmente el madrileño me parece el más completo, tanto por calidad como por físico. Tiene más filiales también, que crea más exigencia.

En el plano personal, acabaste la temporada con 1.280 minutos repartidos en 18 partidos. ¿Qué balance haces de tus actuaciones?

Pues la verdad es que bastante bien. Me he encontrado muy cómodo, muy a gusto, y me han ayudado desde el primer día un montón. Es cierto que tuve algún problema de lesiones y no pude jugar esos partidos, en un momento de la temporada tuve una microrrotura y un golpe en la cadera que me impidió estar al cien por cien, pero estoy muy contento.

En el momento en que la competición se detuvo marchabais en novena posición, a seis puntos de los puestos de play-off. ¿Qué crees que os ha faltado para poder pelear por el ascenso de categoría?

Yo pienso que en una temporada se dan muchos factores. Nosotros la primera vuelta la hicimos súper buena, íbamos segundos al final de ella. Luego a lo mejor nos tocó la fase mala de la categoría, que somos muy jóvenes y no supimos bien cómo llevar el tema de ir segundos, bajamos unos puestos porque estuvimos bastantes partidos sin ganar. Igual que vienen rachas malas vienen rachas buenas, y creo que de seguir la temporada, si no hubiéramos entrado nos habríamos quedado bastante cerca de entrar en los play-off.

Esta temporada también ha entrenado con el Rayo Vallecano B otro jugador salmantino, Jesús Boigues, aunque al estar en edad juvenil disputaba tus partidos con el equipo de División de Honor. ¿Crees que tu presencia en el club ha podido ayudar a su adaptación en un año tan complicado como este?

Pues yo lo he intentado todo lo posible. Cuando ha entrenado con nosotros he intentado que se sintiera más integrado y si algún día teníamos que bajar los dos a Salamanca ha venido conmigo. Creo que Boigues ha estado muy a gusto, tiene unas condiciones que son buenísimas.

Tienes un año más de contrato con el Rayo Vallecano, aunque pasas a ocupar ya ficha sénior. ¿Cuál es tu idea para la próxima temporada?

Mi deseo es continuar en el club, aunque todavía no nos han llamado para decirnos si cuenta conmigo una temporada más o no. Yo tengo contrato y estoy esperando a que me digan. Mi deseo como ya te he dicho es continuar un año más allí, aunque pase ya de sub-23.

E imagino que con el objetivo de pelear por el ascenso de categoría de nuevo.

Sí, ya era nuestro objetivo de la temporada. No se ha podido lograr por ahora, pero espero que en la siguiente se pueda cumplir.

¿Te has planteado regresar a Salamanca para jugar en alguno de sus equipos a corto plazo?

Pues no lo sé, tendría que verse todo, la verdad. Me gustaría volver a la ciudad por estar en casa, que llevo muchos años fuera, pero no tengo ni idea todavía.

¿Cómo has visto a dichos clubes desde la lejanía estos últimos años?

Pues la verdad que ha habido un progreso bastante bueno. De tener solo un equipo en Segunda B a tener tres, y que los tres clubes cumplan todas las temporadas, es digno de admirar. Salamanca antes era la UDS y nada más, pero ahora que los jugadores se dividan entre los tres clubes de Segunda B, todos cumplan y queden bien en la tabla, es muy meritorio.

Y para terminar, algo que no tiene nada que ver con el deporte. ¿Sigues compaginando el fútbol con tus trabajos como modelo?

No, qué va, eso ya no. Fue una tontería de cuando era más joven y eso ya nada (risas).

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *