Logotipo Saldeporte

Así quedan las competiciones regionales de fútbol base

Esta temporada la novedad es la creación de una Segunda División tanto en cadete como en infantil

Partido de categoría Regional Juvenil entre Unionistas y Salamanca CF UDS
Adrian A. García | 31 julio, 2020

La Federación de Castilla y León de Fútbol ha sentado las bases de lo que será la próxima temporada en el fútbol base regional. De esta manera, los representantes salmantinos ya saben quiénes serán sus rivales en la 2020-21 y cuáles serán los formatos de competición en Liga Nacional, Regional Juvenil, Regional Cadete y Regional Infantil.

Liga Nacional

En Liga Nacional participará el Santa Marta B después de ascender el pasado curso. El conjunto tormesino ha quedado encuadrado dentro del subgrupo B, que estará compuesto por diez equipos. Los criterios de proximidad han hecho que sus rivales sean los vallisoletanos (Real Valladolid, Sur, Victoria y Parquesol), los leoneses (Ponferradina, Peña, Puente Castro y Atlético Pinilla) y los zamoranos (Zamora).

La primera fase utilizará un sistema de liga a doble vuelta, por lo que el Santa Marta B disputará 18 partidos, mientras que la segunda “se disputará conforme a los criterios y en las condiciones que oportunamente establezca la Real Federación Española de Fútbol”. Del mismo modo, el número de ascensos y de descensos será establecido por el organismo nacional.

Regional Juvenil

La Regional Juvenil se dividirá esta temporada en cuatro subgrupos. Salamanca cuenta con seis representantes (Guijuelo, Salamanca UDS, Unionistas, Navega, Hergar y Villamayor) que han sido ubicados en el B-2 junto al Zamora B y al Racing Benavente.

La primera ronda utilizará un sistema de liga a doble vuelta (cada equipo disputará 14 partidos) y para la segunda fase se establece la división entre ascenso y permanencia.

Los tres mejores equipos de los cuatro subgrupos disputarán la fase de ascenso, doce clubes que estarán ubicados en dos ligas y de los que subirán a Liga Nacional los dos primeros clasificados.

El resto de equipos pelearán por la permanencia en cuatro grupos de seis participantes. Los representantes charros que caigan a esta fase se enfrentarán a rivales vallisoletanos y leoneses y descenderán a la Primera División Provincial de Juveniles los tres últimos clasificados de cada subgrupo de permanencia y los tres clasificados en puestos anteriores a aquellos con peor puntuación. De esta manera, la FCYLF ha establecido que para la temporada 2021-22 la categoría quede compuesta por dos grupos de 16 equipos.

Regional Cadete e Infantil

En Regional Cadete y Regional Infantil se seguirá una línea idéntica. En ambas categorías se ha establecido una Primera División con 15 equipos y una Segunda División con 14 y un sistema de liga a doble vuelta.

En cadete, los representantes charros serán el Santa Marta, Unionistas y el Salamanca UDS en Primera División; y el Hergar y Unionistas B en Segunda División. En la máxima categoría habrá dos descensos, mientras que llegarán a ella tres equipos desde Segunda. Desde esta bajarán a Primera Provincial Cadete los tres peores clasificados.

En infantil, repiten el Santa Marta, Unionistas y el Salamanca UDS como representantes del fútbol charro en Primera División; mientras que en Segunda División competirán el Hergar y el Navega. En ambas categorías descienden tres equipos y, además, habrá tres ascensos a Primera.

Para promocionar desde las ligas provinciales a Segunda División Regional Cadete e Infantil, “al finalizar la presente temporada 2020/2021 se celebrará una competición en cada categoría entre los equipos campeones de la 1ª División Provincial de Cadetes e Infantiles de cada una de las nueve Delegaciones Provinciales de la FCYLF, jugándose con los nueve equipos distribuidos, en tres grupos de tres equipos cada uno, por el sistema de liga a doble vuelta, ascendiendo a esta competición los campeones de cada uno de los tres grupos”.

Según explica el organismo territorial, “para esta distribución, a fin de lograr, en la medida de lo posible, un ahorro económico en los desplazamientos y poder compartir autocar, en el caso de un mismo equipo o de equipos diferentes de una misma localidad, se realizará un único sorteo puro, por provincias, de tal suerte, que el emparejamiento sea igual en cadetes que en infantiles”. Esta fase de ascenso se celebrará entre el 23 de mayo y el 20 de junio.

Del mismo modo, para establecer los campeones regionales de las categorías alevín y benjamín se llevará a cabo una competición entre los vencedores de la Primera División de cada una de las provincias.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *