Logotipo Saldeporte

Marcos Sánchez: “Ningún jugador da un paso atrás, están voluntariosos y esos son los pilares para poder crecer”

El entrenador del Congesa XXI Ciudad de Salamanca valora esta “atípica” pretemporada

El presidente, Manuel Carretero, junto al entrenador, Marcos Sánchez / FOTO: BM Ciudad de Salamanca
Adrián A. García | 7 octubre, 2020

Llega la hora de la verdad para el Congesa XXI Ciudad de Salamanca. El conjunto charro inaugura este sábado una nueva temporada en Primera Nacional y lo hace con ilusiones renovadas después de una pretemporada atípica, pero llena de trabajo.

El nuevo inquilino de su banquillo, Marcos Sánchez, valora positivamente el trabajo de sus hombres y cree que la actitud mostrada durante la preparación es el camino a seguir: “Nos vamos encontrando piedras en el camino semanalmente y las vamos sorteando de la mejor manera posible, y es que ninguno da un paso atrás, están voluntariosos y esos son los pilares para poder crecer y tirar para adelante como sea en estas circunstancias. La semana pasada ha sido una semana buenísima de entrenamientos, una lástima que no pudimos culminar el viernes con un partido contra el Parla, pero han entrenado los cinco días al cien por cien, dejando todo lo que tienen y concienciados de que esto empieza y tenemos que estar preparados porque al final el equipo que mejor se adapte a esta situación va a estar arriba y nosotros queremos intentar iniciar lo mejor posible”.

El técnico de los salmantinos considera que hay tres factores que van a influir en el inicio de la liga y solo han podido cumplir uno de ellos, que son las seis semanas de entrenamiento “suficientes para comenzar la competición”.

Por otro lado se encuentra aspecto competitivo. “Simplemente hemos podido jugar tres partidos de pretemporada, es algo escaso, no es normal en un equipo de Primera Nacional, estaban planificados hasta seis, pero distintas circunstancias nos han ido limitando”, explica.

Y, por último, las condiciones de entrenamiento a las que el equipo se ha tenido que adaptar durante todo este periodo en el pabellón de Doñinos: “Estamos muy agradecidos, pero no dejamos de estar entrenando en una pista de hormigón, donde las piernas se cargan, no tenemos instalaciones acondicionadas para hacer el trabajo físico de fuerza, no hay gimnasio… Demandamos ya con bastante urgencia que terminen las obras del Río Tormes y podamos ir allí a entrenar. Ya que tenemos bastantes inconvenientes que nos van a surgir todas las semanas, por lo menos tener el Río Tormes nos va a facilitar bastante la preparación”.

Marcos Sánchez espera que el Congesa XXI Ciudad de Salamanca note lo menos posible estos dos últimos hándicaps y pueda empezar la temporada de la mejor manera. Con quienes no podrá contar en este inicio será con los lesionados Álvaro Carretero, Hugo Garín y Marcos González, la gran nota negativa de esta preparación.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *