Logotipo Saldeporte

Festivos bien aprovechados

‘Lo que da de sí una tirada larga’

Juan Carlos Hernández | 3 noviembre, 2020

La semana pasada comencé a hacer sesiones de gimnasia un par de tardes porque quiero ir recobrando la normalidad poco a poco y, sobre todo, porque vienen bien para completar el deporte que hago. Por ejemplo, las pesas complementan el trabajo en la piscina; los ejercicios de espalda y cuello, para reforzar esa zona para la carrera y la bici; la plancha y los abdominales completan el trabajo; y la parte de flexibilidad, elasticidad y estiramientos tonifican el cuerpo en general. Estaba deseando empezar las sesiones y por fin ha sido posible.

Llegaba el fin de semana, puente, o más bien fin de semana largo, porque en realidad no ha sido un puente por mucho que se empeñaran en decirlo en los medios de comunicación. En nuestro caso, además de estar confinados en la región, teníamos muy claro que hay que restringir la movilidad, así que todo lo que hicimos fue por la zona y por supuesto manteniendo todas las medidas sanitarias recomendadas.

Antes, el viernes tocaba piscina y, al igual que la vez anterior, todo perfecto y para casa con las piernas relajaditas, lo que me iba a venir muy bien para lo que daría de sí este fin de semana largo y además sin haberlo programado, que muchas veces es cuando mejor salen las cosas.

El sábado, como es costumbre, salida de bici con los compañeros del club. Día espectacular para practicar deporte y no sé si fue por ello, pero nos lo tomamos con mucha tranquilidad, disfrutando del recorrido y hablando, tanto que al final solo hicimos 20 kilómetros. Eso sí, 20 kilómetros por el monte y acumulando 500 metros de desnivel, así que breve pero intenso. Eso sí, me llevé una picadura de avispa que me dolió durante horas. Y como habíamos empezado bien, así teníamos que acabar, y a la llegada unas risas tomando una cerveza y un pincho. Después, con Ana a dar un paseo y sentarnos en alguna terraza al sol.

El problema de la salida de bici fue que, como fuimos disfrutando del recorrido y hablando de otras cosas, a Pepi, que ya llevaba tiempo detrás de ello, se le ocurrió que el domingo sería buen día para hacer una ruta por el monte corriendo. Así que quedamos Polo, Pepi y yo en que al día siguiente con alguno más que se quisiera unir haríamos un recorrido de trail con subidas y bajadas entre encinas por los recorridos que solemos hacer en la bici.

En mi caso, hace un par de años que ya lo hice, pero en aquella ocasión solo, lo cual no sé si es muy recomendable por si ocurre algo, y me apetecía hacerlo en compañía y más tranquilo. Eso sí, les avisé de que un recorrido de una hora aproximadamente, que ya está bien, porque no quería tampoco excederme y ya tenía mucho trabajo acumulado en la semana.

Se unieron Marisa y Fori y lo que iba a ser una hora casi llego a la hora y media y unos 14 kilómetros, pero he de reconocer que el ritmo fue tranquilo y se hizo entretenido por el paisaje y la compañía, aunque también he de decir que acabé con la reserva encendida y para colmo con una ampolla en el pie izquierdo porque hacía mucho, más de un año, que no utilizaba las zapatillas de trail.

Aproveché para probar el cinturón con botellas de agua y bolsillos múltiples para todo lo que te puede hacer falta en una carrera larga de montaña, al que he añadido un accesorio para llevar bastones de senderismo extensibles, pero eso ya lo probaré en otra ocasión. Polo llevaba una mochila de trail, que es cierto que son más prácticas, pero con lo que sudo, en su momento opté por el cinturón y todavía no me había dado tiempo a probarlo. 

Coincidimos en el monte con José, Chuchi (qué bien tenerte de vuelta) y Florián y por supuesto hubo que hacer la foto de rigor para dejar constancia de ello. A Marisa y Fori, que no conocían esa zona, les encantó el recorrido y eso que tuvimos que variar lo que habíamos pensado hacer porque estaban cazando en una zona próxima y es mejor prevenir que curar.                                                                                                  

Quedaba un festivo y tenía pensado salir de nuevo con la bici, pero por la mañana sentía muy cargadas las piernas y preferí cambiar de planes para prevenir alguna lesión. Así que paseo y a disfrutar de la temperatura que hacía porque dudo que vengan muchos días más así a partir de ahora.

Y esta semana pendientes de cómo se desarrolla la situación, de si nos confinan en casa o no, que no me extrañaría que tarde o temprano suceda, y de si podemos seguir practicando deporte.

 Buena semana, [email protected]

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *