Logotipo Saldeporte

Las Kinkicharras frenan los patines…por ahora

El equipo salmantino de roller derby ha decidido dejar de entrenar debido a la pandemia

Entrenamiento de las Kinkicharras
Adrián A. García | 4 noviembre, 2020

La pandemia del COVID-19 sigue apretando con fuerza y vuelve a hacer temblar a los diferentes estamentos de la sociedad. El deporte, obviamente, también se ve afectado y ayer mismo la Junta de Castilla y León anunció nuevas medidas restrictivas como el cierre de los gimnasios y la prohibición de público en los pabellones.

Todos los equipos se están viendo afectados en mayor o menor medida, pero hay algunos que sufren más de la cuenta. Son aquellos representantes de deportes minoritarios que año tras año luchan por salir adelante y cuyo trabajo en situaciones como esta se pone muy cuesta arriba.

Un ejemplo lo encontramos en las Kinkicharras, el equipo de roller derby de nuestra ciudad. La semana pasada anunciaron por las redes sociales que paraban su actividad hasta enero a la espera de conocer la evolución de la pandemia.

Y lo hacen después de muchos meses de incertidumbre. Su disciplina exige contacto constante, por lo que no habían podido entrenar hasta el momento. Para no perder el hábito de rodar, sus integrantes salían juntas a patinar, pero no realizaban entrenamientos específicos de roller derby. Por si fuera poco, las obras del pabellón Lazarillo les privaron de su lugar habitual y el Ayuntamiento tampoco les ha ofrecido una solución en todo este tiempo.

“Estuvimos mirando otras opciones, pero no nos daban otro pabellón, al aire libre con el frío es complicado y no deja de ser un deporte de contacto, por mucho que mantengas medidas es un riesgo y no todas estaban dispuestas a hacerlo”, explica Andrea Prieto, su responsable.

En otras ciudades los equipos sí están entrenando e incluso les han ofrecido ir a jugar a este dinámico y entretenido deporte, pero las Kinkicharras han decidido frenar temporalmente para volver con más fuerza con el cambio de año. “Somos optimistas, pero a largo plazo. No perdemos la ilusión ni las ganas“, sentencia.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *