Logotipo Saldeporte

Diego ‘Puma’ Chávez: “Si con esto no nos alcanza para ganar los partidos hay que trabajar el doble”

El atacante del Salamanca CF UDS ha comenzado la temporada con dos goles en sendos partidos en el Helmántico

'Puma' Chávez durante el partido contra el Guijuelo / Foto: Pedro Alonso
Ricardo Alonso-Bartol | 12 noviembre, 2020

El pasado domingo sufristeis una dura derrota en casa contra el Racing de Ferrol. ¿Cómo está siendo la semana de entrenamientos posterior?

Pues se siente un golpe fuerte, la verdad. Llevamos 4 partidos y nada más hemos sacado 3 puntos, se siente un ambiente muy tenso al no poder ganar y ver que no salen las cosas. Pero somos mayores, somo gente madura que podemos revertir la situación y tenemos esta semana para trabajar más fuerte. Hay que intentar, ahora sí, ganar todos los partidos que falten.

¿Habéis recibido mucha bronca por parte del cuerpo técnico, como ocurrió en Guijuelo?

No, no, nada de eso. Acá prefieren que se haga autocrítica, que veamos qué está fallando y qué se está haciendo bien. Hay que ir de la mano y vendrá todo junto, tenemos que trabajar y salir adelante como equipo, como la familia que somos.

Haciendo esa autocrítica de la que hablas, ¿qué crees que hay que mejorar?

Bueno, siento que es más tener la concentración durante los 90 minutos. Son cuestiones de partido que van cambiando, ves equipos que vienen y juegan al tú por tú. Nos ha costado aguantar el empate, como nos pasó en La Coruña, o el gol para ganar, como el otro día que nos adelantamos a los 6 minutos y nos igualaron al poquito tiempo. Acá nadie se salva, todos tenemos culpa, desde la cabeza de arriba hasta el utillero. Todos tenemos un granito que aportar para bien y todos unidos vamos a salir adelante.

¿El objetivo del Salamanca CF UDS sigue siendo acabar entre los tres primeros o os lo habéis llegado a replantear después de este arranque de la liga?

No, el tema sigue igual, como nos propusimos desde un principio, pero hay que encontrar la forma de juego para encontrar los triunfos. Es algo cabrón estar aguantando, perder y perder, no es del agrado de la afición que perdamos y perdamos.

En los cinco partidos oficiales que habéis disputado Sergio Egea ha probado numerosos sistemas. ¿Os despista a los jugadores tanto cambio?

Yo nada más he jugado cuatro, el de Las Rozas no lo jugué. Cada equipo tiene su forma de jugar, no a todos los equipos les puedes ir a jugar con la misma formación. Es el pensamiento del míster, cambia de formación porque no a todos los equipos les puedes jugar tú por tú o con la misma formación. Nosotros estamos para trabajar y estar a sus órdenes.

¿En cuál de esos esquemas te has sentido más cómodo?

La verdad que no te puedo decir un esquema clave, porque va cambiando con el tiempo y el transcurso de los partidos. Donde te pongan hay que jugar y hacerlo lo mejor posible, hay que apoyar aunque estés en la banca o en la grada. No sabes en qué momento te va a tocar la oportunidad y tienes que estar atento al sistema que te va a poner el profesor.

E imagino que poco a poco te vas acostumbrando a cómo juegan también tus acompañantes en esa parcela ofensiva, ¿no?

Sí, con los entrenamientos y los partidos te vas adaptando a los movimientos de cada uno. Con eso ya tienes una idea, sabes en qué momento se va a mover, si no va a picar y tienes que aguantar…vas sabiendo cómo es cada jugador.

¿Os viene bien el parón de este fin de semana para que el equipo aumente su compenetración sin tener encima la presión de la competición o aumenta esas ganas de jugar para intentar revertir la situación cuanto antes?

El parón viene muy bien para todos. En lo mental, en lo físico y para sacar un poco el tema del juego, cuando no estás saliendo las cosas bien esos días de descanso sirven para agarrar la onda. Ayudan a decir: “Hemos hecho mal las cosas en un mes, ahora tengo otro mes de revancha en el que quiero revertir la situación”. Para eso más que nada sirve el parón.

Después de haber llevado a cabo toda tu carrera profesional en México, ¿cómo está siendo tu adaptación a España?

Pues como vivo aquí en casa encerrado…y más con el tema del Covid-19, que no puedo ni salir. Normal, no he podido conocer ni nada, es una vida cotidiana como la que llevaba en México, del trabajo a casa y de casa al trabajo. Jugar, divertirse e intentar hacer las cosas bien, es lo que pasa por mi cabeza todos los días. Y mi familia, que se echa mucho de menos tenerla allá.

¿Y futbolísticamente qué diferencias destacas?

Bueno, en México jugaba en Primera División y acá es Segunda B. Aun así hay mucho nivel acá, mucho jugador buenísimo y que podría ser titular en cualquier equipo mexicano de Primera División. Es muy diferente el juego en sí, aquí hay más choque, más agarrar y más gritos. No es muy de mi agrado estar escuchando a la gente que está nada más gritando, hay una falta y van todos a gritarle al árbitro, pero hay que dejarle hacer el trabajo. Él tiene el silbato y sabe qué hacer, nunca le vas a ganar así que para qué vas a pelear con él.

Por lo pronto, te has ganado ya a la afición en el estadio Helmántico con tu brega y dos goles en otros tantos partidos como local. Imagino que ayuda a subir la moral en un inicio tan complicado.

Sí, por eso soy muy feliz. Me ha tocado marcar a mí, pero no soy de esos de “tengo que marcar yo”. Con que marquemos un gol, aunque sea el portero o en propia puerta, ganamos todos y somos felices todos. En cuanto a la afición, me siento muy acobijado con ellos, con la gente, con los dueños y con los jugadores. Me han tratado muy bien y hay que seguir por esa línea. Si con esto no nos está alcanzando para ganar los partidos hay que pelear el doble.

Tu última experiencia en México no acabó del modo esperado, con unas acusaciones muy graves sobre ti. ¿Te tomas tu etapa en el Salamanca CF UDS como una opción de reivindicarte?

Yo vengo acá con una idea de revancha. Quiero hacer las cosas bien y que se hable solo de mí en el tema futbolístico. Hay gente que confunde unas cosas con otras y se hace una bomba, pero yo sigo trabajando y con la vida derecha como siempre lo he tratado. La demás gente no sabe, escuchan muchas bombitas y se quedan con eso. Yo estoy tranquilo por dentro, no pasa nada, me hacen más fuerte. Cuanto más hablen, más famoso me hacen.

¿Qué esperas del futuro, crecer como jugador en España o regresar a tu país?

Mi idea es quedarme unos años por acá. Si hay opciones de renovar otro año en el Salamanca, adelante, si hay que salir a otro equipo, adelante también. Si hay otros equipos en España que me quieran voy para allá sin problemas. En las vacaciones ya puedo ir a México, pero ahora quiero estar jugando en España, Portugal… A mi familia le va a gustar, porque es otro país, otra cultura, y estaré haciendo fútbol, que es lo que me gusta.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *