Logotipo Saldeporte
-->

Jorge Alonso, el charro que por la hostelería va a jugar contra el Atlético de Madrid

El salmantino milita en el Cardassar, equipo que está en el grupo balear de Tercera División y al que le ha tocado el premio gordo en el sorteo de la Copa del Rey: enfrentarse a los rojiblancos

Jorge Alonso, 'Peli', disputa un balón durante un partido con el Cardassar / FOTO: Cedida por Jorge Alonso
Pedro Alonso | 18 noviembre, 2020

El formato de la Copa del Rey experimentó la pasada temporada un gran cambio que ha provocado que esta competición adquiera un interés extraordinario de principio a fin que antes no existía. La inclusión de equipos hasta de categoría Regional y los encuentros a partido único han provocado que en esta copa se produzcan ‘sorpresas’ que antes eran impensables. En los últimos años tenemos algún caso aislado como el mítico ‘Alcorconazo’ o el del Mirandés de Pablo Infante, pero la pasada campaña, y con los cambios instaurados, numerosos equipos de primera cayeron en las primeras rondas frente a equipos de menor categoría y la final –que aún no se ha disputado– es la más inverosímil de la última década, un derbi vasco entre Real Sociedad y Athletic Club de Bilbao.

Este nuevo formato también incluye que equipos que el curso pasado estaban participando en categoría regional, jueguen la primera ronda contra un primera (menos los cuatro que disputan la Supercopa). Este año el gran atractivo era el Atlético de Madrid, y el sorteo emparejó al conjunto de Simeone contra el Cardassar, un club humilde de Mallorca que la pasada temporada consiguió el ascenso a Tercera División.

En el equipo balear milita un salmantino desde hace dos temporadas, Jorge Alonso, ‘Peli’, que asegura que este partido es el más importante de su carrera: “Veíamos que nuestra bola y la del Atleti no salían y teníamos el sentimiento de que nos iba a tocar, parecía que estaba escrito. Siendo sincero, para la mayoría que estamos en el equipo, por no decir todos, va a ser el mejor partido de nuestra vida, jugar contra el Atlético de Madrid es algo único”.

La única pega del cruce es que justo se haya dado en este año tan complicado, por lo que el pueblo de Sant Llorenç des Cardassar, que cuenta con unos 8.000 habitantes, no podrá tener la gran fiesta que supone un partido así. “El aforo es de 600 personas, pero si las condiciones fuesen las óptimas, vendría media Mallorca. El pueblo está a 10 minutos de Manacor, de toda la zona del levante… Tengo clarísimo que se acercaría todo el mundo”, expresa entre risas.

El hecho de que sea a partido único hace que los equipos de Primera no reserven a muchos de sus jugadores importantes, incluso vimos el año pasado que los entrenadores sacaban a gran parte de sus titulares, lo que hace que el factor sorpresa sea más difícil que aparezca. “Les toca no reservar jugadores porque es a partido único, somos jugadores de Tercera División, que no somos gran cosa por así decirlo, pero vienen a nuestro a campo y empezamos a jugar metidos atrás y a jugar a la contra y se les puede complicar. Muchos equipos el año pasado lo demostraron, Unionistas tuvo algún momento de dar un susto al Madrid, el Ibiza casi lo consigue contra el Barça… Son equipos de una categoría mayor que la nuestra, pero son conjuntos que a priori el Madrid les tiene que meter cuatro y no fue así, y eso que jugaron con muchos titulares. El formato de partido único siempre beneficia al más pequeño, si nosotros vamos al Wanda Metropolitano que mide 200 metros no llegamos (ríe), nos meten 7 seguro, pero en nuestro campo es otro tema”, asegura el charro.

“Este es el formato que llevaba mucho tiempo pidiendo la gente y me parece precioso, que alguien como yo que hace nada estaba jugando en cafeterías en Salamanca y ahora esté en Mallorca de casualidad y que vaya a jugar contra el Atleti, es un sueño”, recalca.

Jorge, que juega de delantero, espera poder disputar algún minuto en ese partido tan especial: “Este año lo estoy teniendo complicado, la competencia en mi equipo es dura y no estoy jugando mucho, pero queda un mes y todo puede pasar. Los que no contamos mucho jugamos con el filial para no perder la forma y estar bien para cuando tengamos que entrar”.

Podríamos decir que la hostelería ha sido el causante de que el salmantino se vea las caras con los rojiblancos. “Vine a Mallorca hace tres años para trabajar en hostelería porque en Salamanca en verano la cosa está muy parada y en Mallorca es al revés. Los meses de verano aquí son de puro turismo, se trabaja muy bien y los sueldos son muy buenos. Decidí volver a Salamanca, pero tenía claro que quería irme de vuelta a Mallorca porque es donde mejor se trabaja y el nivel de vida me gustó. En el equipo acabé por pura casualidad, echaba pachangas con el hijo de mi jefe y con otros amigos del bar y me decía que por qué no me apuntaba a ningún equipo. Resulta que su abuelo era directivo del Cardassar y me dijeron de probar con ellos, estuve unos días con el equipo y me cogieron”, explica.

A pesar del gran premio que es este partido, el salmantino piensa que lo realmente importante es la liga, pero asegura que no se lo van a poner nada fácil al Atlético de Madrid: “Al fin y al cabo lo de la Copa del Rey es un premio gordísimo, pero lo que queremos es seguir en Tercera División. Acabamos de ascender, pero por eso no somos los más débiles, van a tener que sudar para ganarnos. Contra el Atleti es un premio, pero eso no quita que en cuanto pite el árbitro corramos como once animales, nos da igual quién esté enfrente, lo que nos caracteriza sobre todo en los partidos de casa es que somos muy duros, van a tener que darlo todo para ganarnos”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *