Logotipo Saldeporte

Sergio Egea, en su despedida del Salamanca UDS: “No tengo la más mínima duda de que podríamos haber llevado al equipo a cotas más altas”

El técnico argentino ha enviado tras su destitución una carta personal a los medios de comunicación

Redacción | 23 noviembre, 2020

Desgraciadamente para el Salamanca UDS, es cada vez más habitual ver a un entrenador marcharse del club. De hecho, hasta ocho técnicos han dirigido al primer equipo desde su ascenso a Segunda B. Sin embargo, lo que no suele ocurrir es que hagan pública una carta personal de despedida, como ha ocurrido con Sergio Egea.

El entrenador argentino fue destituido ayer, después de perder contra el Pontevedra. Tan solo ha dirigido a la plantilla en cinco partidos de liga, aunque sus resultados no han sido buenos, con una victoria y cuatro derrotas. Además, en la Copa RFEF cayó eliminado en primera ronda.

Sergio Egea se marcha con la seguridad de que podría “haber llevado al equipo a costas más altas“, pero a su vez consciente de que los resultados “no se han dado, a pesar del buen trabajo realizado. A continuación transcribimos la carta íntegra del ex técnico entre otros de Oviedo y Real Madrid Castilla, que sirve como agradecimiento y despedida:

“Tras conocer mi destitución como técnico del Salamanca UDS en la tarde de ayer siento la necesidad de despedirme públicamente tanto de la afición como de todos aquellos con los que he compartido un proyecto ilusionante que, al menos durante mi etapa al frente, no ha dado los resultados que esperábamos ninguna de las partes.

En primer lugar, quiero agradecer a todos los integrantes del cuerpo técnico y de los servicios médicos todo el esfuerzo compartido durante estos casi cuatro meses de trabajo diario; a la directiva por confiarme el proyecto; y, por supuesto, a todo el personal del club que siempre ha estado dispuesto para todo aquello en lo que le hemos requerido. Y también a los jugadores que espero puedan seguir creciendo para lograr los objetivos del club.

Además, quiero agradecer el trato dispensado por los medios de comunicación de Salamanca y pedirles disculpas si no he podido tener siempre la cercanía y disponibilidad que demandaban, pero hay ocasiones en las que el trabajo te absorbe y requiere toda la atención. También les pido disculpas si en algún momento he tenido alguna reacción airada fruto de la tensión del trabajo diario.

Por último, aprovecho la ocasión para despedirme de la afición de Salamanca y para agradecerles todo el apoyo que he sentido. Hemos compartido ilusiones hasta que los resultados no han sido los que todos esperábamos y los que merece una afición de Primera División, aunque debido a las circunstancias no hayamos podido disfrutar todos juntos de un Helmántico lleno. Estoy seguro que, con su apoyo, en un futuro el equipo regresará a donde merece y recuperará su lugar en el panorama nacional. No tengo la más mínima duda. Siempre he considerado que los proyectos necesitan su tiempo y, el proyecto de llevar al Salamanca UDS donde merece es, sin duda, uno de los más ilusionante que he tenido el placer de encabezar. Por supuesto que no tengo la más mínima duda de que podríamos haber llevado al equipo a cotas más altas, pero somos conscientes de que los entrenadores somos prisioneros de los resultados, y ellos no se han dado, a pesar del buen trabajo que hemos realizado. A partir de ahora trataré de aportar mi grano de arena desde la óptica de un aficionado de un club que llevaré siempre en mi corazón“.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *