Logotipo Saldeporte

Santi Luque: “El Salamanca UDS es un club al que siempre volvería”

El futbolista de 27 años, cuyo nombre suele sonar con fuerza cada mercado de fichajes, está actualmente sin equipo

Santi Luque, durante su etapa en el Salamanca UDS, en el partido contra el Navalcarnero / Foto: Salamanca UDS
Ricardo Alonso-Bartol | 2 diciembre, 2020

Han pasado casi nueve meses desde que jugaste tu último partido, así que imagino que hay muchísimas ganas de volver a competir.

Sí. Yo sigo entrenando, pero no es lo mismo que estar entrenando con un equipo cada semana. Sí que es verdad que intento mantenerme en forma para lo que pueda venir.

¿Cómo haces para llevar del mejor modo la situación actual, en la que tienes que estar siempre en la mejor forma posible a la espera de recibir una oportunidad que no sabes cuándo va a llegar?

A ver, más o menos tengo el cuerpo hecho, porque cuando llegué de Paraguay no tenía pensamiento de salir de casa. No tuve una buena experiencia allí y me pesaba más estar con los míos. Me salió después lo del Linense, que estaba cerca de casa, pero no es lo mismo que estar en el día a día aquí. Cuando ya empezó el COVID-19, fue otro motivo por el que decidí estar en casa. Y cuando tuve ofertas para poder salir, pero barajando las opciones por cómo está ahora la cosa preferí quedarme. Aunque sigo entrenando en un club de aquí, el Alhaurín, que juega en Tercera División. Se están comportando super bien conmigo y no descarto lo que es empezar a competir con ellos y luego ver si llega alguna oferta.

¿Qué tal estás llevando anímicamente toda la situación?

Bueno, se extraña mucho eso de solo entrenar por la mañana,y estar en una competición como la Segunda B. Es complicado, pero lo intento llevar lo mejor posible y no darle muchas vueltas, porque el que sufre soy yo. Trato de ser optimista y a ver si en enero puede salir algo.

Por lo que tengo entendido has cambiado también de representante y este mes supongo que estaréis atentos a cualquier opción que pueda salir, ¿no?

Sí, lo que yo quiero es eso, seguir en esa rueda de la Segunda B, porque me parece una competición muy bonita y profesional. He estado muchos años jugando ahí y se respira un ambiente de fútbol.

Tienes incluso experiencia en el fútbol profesional y más de un centenar de partidos a tus espaldas en la categoría, lo que imagino que también ayuda a la hora de recibir ofertas.

Bueno, como te digo, sinceramente estoy sin equipo también por decisión mía porque he tenido varias ofertas. Pero por el tema COVID-19, por estar en casa y por cómo salí de Paraguay he querido estar cerca de la familia, aunque es verdad que cuando uno ve que no compite le entra el gusanillo de querer eso.

Tienes 27 años, así que estás a punto de entrar en la que habitualmente es la mejor edad de un futbolista. ¿Qué esperas conseguir?

Siempre uno sueña. Viendo desde un punto optimista, entrar la rueda de un equipo y seguir compitiendo. Me gustaría lograr un ascenso, que todavía no tengo, aunque he jugado play-off y es muy bonito. A partir de ahí, para arriba.


Muchos coinciden en que tu mejor temporada fue en el Melilla, donde marcaste 7 goles. ¿Qué necesitas para volver a dar ese nivel?

Allí estuve a un buen nivel, la verdad. Tuve lo que todo un jugador quiere, que es una continuidad. Había partidos que salían mejor o peor, pero siempre he tenido la confianza del míster. Y cuando un jugador tiene confianza, todo sale mejor.

Al año siguiente viviste la cara amarga del fútbol, con muchos problemas extradeportivos en el Lorca. ¿Cómo fue y qué aprendiste de aquella experiencia?

Bueno, salí de Melilla para ir a una liga profesional como la Segunda División. Me esperaba todo lo contrario, uno cuando lo ve por la tele piensa que eso es diferente, pero aunque se respiraba ambiente de fútbol había muchos problemas en ese club. Y cuando hay tantos problemas pasa lo que pasa.

¿Echas en falta encontrar la continuidad en un mismo club para poder establecerte en algún lugar?

Sí, la verdad que sí, es lo que va buscando todo futbolista: una continuidad, un apoyo de un entrenador o un club, que estén contigo y confíen en ti. Cuando se le da eso a un futbolista, es cuando puede dar un mayor rendimiento.

¿Cómo recuerdas tu paso por el Salamanca UDS?

Siempre lo he dicho, es una de las etapas más bonitas que he vivido en el fútbol. Llevo muchos años, pero sinceramente la afición del Salamanca es diferente. Que ese club esté en Segunda B es una pena, por su afición y el fútbol que se respira, es un salto de calidad más. En la situación en que están no te puedes fiar de nadie, el más pequeño se come al grande, eso es la Segunda B. Pero allí estuve de diez con los compañeros, afición, cuerpo técnico, directivos…ha sido uno de los mejores momentos de mi vida.

¿Qué tal te adaptaste a la ciudad?.

La verdad que es todo lo contrario a lo que estaba acostumbrado, porque en Málaga casi siempre hay buen clima y la gente es cercana. Allí te lo pintan todo lo contrario, pero recuerdo a la gente super cercana, siempre tenía la ayuda de todo el mundo. Es verdad que es bastante más frío que aquí, pero me sentí muy arropado. Cuando una persona está contenta y las cosas salen bien todo es más fácil.

¿Hay algún lugar que eches de menos especialmente de Salamanca?

Siempre estábamos rondando por la Plaza Mayor, que es un lugar encantador. Siempre íbamos allí a pasar buenos ratos.

De aquella temporada tan solo continúan en la plantilla Sergio Molina y Antonio Amaro, ¿mantienes el contacto con ellos?

Con Sergio sí que he hablado hace menos, aunque con Amaro sí llevo más tiempo sin hablar. Lo último que hablé con Sergio fue cuando regresó y se hablaba de que yo podía volver, comentamos a ver qué tal salían las cosas, pero sí llevo mucho tiempo sin hablar.

Supongo que tienes buenos recuerdos del partido contra el Celta B, en el que certificasteis la salvación. Sin embargo, frente a ese mismo rival el Salamanca UDS se ha colocado colista por primera vez en su historia. ¿Cómo ves la situación del equipo?

Todavía es pronto para decir nada, pienso que tienen una muy buena plantilla y quedan muchos puntos. Pero sí es verdad que es algo a lo que hay que ponerle un punto de inflexión, hay que arrimar el hombro todos y que tiren para arriba, porque pasan las jornadas y al final echas los puntos en falta. Puede ser que le den la vuelta a todo esto y cuando las cosas vayan bien nadie no se acuerda de lo malo.

Parte de la afición ha pedido tu incorporación, sobre todo cuando el club ha despedido esta misma semana al extremo Monárrez. ¿Qué posibilidades hay de que vuelvas a vestirte de blanquinegro en el próximo mercado de fichajes?

A ver, yo estoy abierto. Me encantaría volver al Salamanca, siempre lo he dicho. Es un club al que siempre volvería. Lo que me has dicho sobre el jugador, en esos temas no me meto, no va conmigo. Pero hablando por mí, me gustaría regresar.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *