Logotipo Saldeporte

Álvaro Molina: “He tenido alguna oferta, pero soy jugador del Melilla y estoy muy contento aquí”

El central charro habla sobre su temporada, lastrada por las lesiones, pero también sobre el fútbol charro y la llegada de Lolo Escobar al banquillo del Salamanca UDS

Ricardo Alonso-Bartol | 6 enero, 2021

Este fin de semana acaba la primera vuelta de Segunda B y tu equipo marcha en cuarta posición. ¿Qué balance haces de cómo está transcurriendo la temporada a nivel colectivo?

A nivel colectivo la verdad es que empezamos muy bien, fue además un buen inicio de campaña. Ganamos los tres primeros partidos y el día del Mérida tuvimos un bajonazo, desde ese día hemos encadenado un empate y tres derrotas consecutivas. En la Copa RFEF dimos una buena imagen contra equipos muy buenos como Las Rozas o Unionistas, pero también el hecho de haber competido domingo y miércoles durante varias semanas seguidas creo que nos pasó factura. La valoración es positiva porque vamos cuartos, pero el objetivo mínimo es meternos en la Primera RFEF por la historia de la ciudad y del propio club. A partir de ahí donde podamos llegar, si podemos hacer play-off o incluso subir, no nos escondemos, ya que para eso hemos venido aquí.

Comentabas que el objetivo del equipo es acabar como mínimo en la Primera RFEF, aunque tenéis un subgrupo complicado con rivales como Badajoz, Talavera o Extremadura. ¿Cómo estás viendo la competencia?

Creo que es uno de los grupos más fuertes, tenemos rivales muy complicados. Badajoz, Talavera, Extremadura, Mérida…son proyectos todos con bastante poderío económico dentro de nuestra categoría, entonces nosotros luchamos todos los fines de semana para conseguir un objetivo. De momento positivo, vamos cuartos y a día de hoy dependemos de nosotros mismos gracias a Dios.

Hablabas también de que os pudo afectar el hecho de jugar miércoles y domingo durante varias semanas, pero tampoco ayudarán los continuos viajes en una ciudad como Melilla situada en otro continente.

Claro, lógicamente nosotros sabemos a dónde venimos y que al final estamos condicionados por el tema del avión y el barco para poder viajar. Sabemos que dependemos de los horarios, que también tienen que ver con los entrenamientos. Los viajes también nos condicionan, pero no es excusa para ganar o perder. Vamos siempre el día anterior al partido y regresamos uno o dos días después.

¿A nivel individual cuál es el balance?

La verdad es que mala, porque las lesiones no me han dejado participar lo que yo quisiera. Tuve una microrrotura en verano, justo al inicio de la temporada. Me recuperé, seguramente quise hacerlo más rápido de lo posible y tuve la mala suerte de que tuve otra lesión en otro grupo muscular distinto, lo que me ha lastrado otro mes. Ahora ya estoy contento, porque me he recuperado bien, sin prisa y ya puedo revertir la situación.

Siempre vienen bien las vacaciones, pero en tu caso todavía mejor para llegar a tope al regreso de la competición, ¿no?

Eso es. Yo he aprovechado las vacaciones para descansar y desconectar la cabeza, pero sobre todo para entrenar. Tenía que coger el ritmo que no tenía, justo cuando acabó el último partido de liga es cuando me recuperé. Ahora estoy volviendo a recuperar ritmo y sensaciones, había que aprovechar las vacaciones para ello.

A parte de las lesiones, también tienes bastante competencia en tu puesto con jugadores importantes como Alberto González, Jesús Muñoz e Isma Aizpiri. ¿Te está ayudando a crecer como futbolista?

Sí, la competencia siempre es buena, en un equipo siempre tienes que tener buenos jugadores. Entre nosotros además nos llevamos muy bien, sabemos que el que juegue tiene que hacerlo muy bien y lo importante es que el equipo gane. Eso es importante, que en todos los puestos haya jugadores que cualquiera de ellos lo haga bien y que haya minutos para todos.

En una temporada en la que no estás jugando mucho debido a las lesiones, ¿fue especial el partido de Copa RFEF contra Unionistas?

Sí, la verdad es que me fui muy contento a nivel individual del partido. Justo la siguiente semana volví a competir contra Las Rozas también, pero cuando parecía que tenía continuidad volvió la otra lesión. Fue especial jugar contra un equipo de mi ciudad como Unionistas, pero también contra Las Rozas, que es mi ex equipo.

Acaba de comenzar el mercado invernal, ¿has recibido ofertas, especialmente de algún equipo salmantino?

Se le ha presentado alguna oferta al club sin yo buscar nada, lógicamente. Como digo, las lesiones no me han dejado tener la continuidad que me hubiera gustado, pero espero que a partir de enero me permitan tenerla. Sí he tenido alguna oferta, e incluso de algún club próximo a la ciudad de Salamanca, pero a día de hoy soy jugador del Melilla y estoy muy contento aquí. Cuando acabe la temporada veremos a ver qué pasa.

¿Existe también la opción de renovar por el Melilla o todavía es pronto para ello?

Sí, el club me ha hecho llegar su interés. Ellos están muy contentos conmigo y yo con ellos, cuando más los he necesitado yo, han cumplido conmigo. Han puesto todos los medios posibles para recuperarme y han tenido paciencia, así que es de agradecer. Pero ya veremos, la familia pesa y mi novia también es de Salamanca, más adelante veremos qué pasa o qué no pasa, dependiendo de en qué quedemos, las condiciones y todo lo demás.

Son además muchos años desde que abandonaste Salamanca, lo que imagino que aumenta las ganas de regresar a casa, ¿no?

Sí, hace muchos años desde que salí de casa, de la cantera de la Unión. Al fin y al cabo Madrid es un paso, pero Melilla está mucho más lejos. La tierra siempre tira, uno tiende a regresar a casa, aunque lógicamente luego tienen que darse las circunstancias. Es una cosa a valorar, ser de Salamanca siempre tira para intentar volver.

La temporada pasada volviste a Segunda B de la mano de Las Rozas y ahora juegas en un equipo importante dentro de la categoría. ¿Te notas cada vez más afianzado en la división de bronce a la espera de la nueva reestructuración del fútbol español?

Sí, ese fue el objetivo, una de las razones que a mí me atrajo del proyecto del Melilla fue esa. Tuve varias ofertas este verano para poder ir a clubes de Segunda B, e incluso alguna fuera de España. Cuando decidimos mi familia, mi representante y yo escoger Melilla, creíamos que era la mejor opción y a día de hoy sigo pensando lo mismo. Creo que al final es lo importante, afianzarse en una categoría en la que muchos rivales son muy buenos, algo que se nota cada día. En verano veremos a ver qué pasa.

El Salamanca UDS ha fichado además a un entrenador que conoces bien de tu paso por Las Rozas. ¿Qué le puedes comentar sobre Lolo Escobar a la afición del Helmántico?

Sabía lo de Lolo desde hace un par de semanas, bueno, se rumoreaba y yo me llevo muy bien con él. Me parece un entrenador top. La gente va a disfrutar muchísimo de él, creo que es un entrenador con muchísimo carácter y personalidad, que es una cosa que al club por lo que tengo entendido le va a venir muy bien. Tiene una idea de juego muy buena, quiere jugar el balón y disfrutar dentro del campo, estudia mucho al rival, que es muy importante al final en esta categoría. Hay que conocer las debilidades y fortalezas de tu equipo, pero sobre todo las debilidades del rival para adaptarlas a tu equipo. En ese aspecto van a disfrutar, sobre todo entrenando. Las tareas seguramente peguen un cambio radical con respecto a entrenadores que hayan tenido, son cortas y enfocadas en los partidos, así que los jugadores siempre van a tener que hacer durante el encuentro. Eso seguramente lo agradezcan los futbolistas por la falta de confianza que pueden tener debido a los resultados. Creo que es un entrenador que le va a venir fenomenal a la afición, van a disfrutar mucho sobre todo de cómo juega y compite el equipo. Va a cambiar la imagen que estamos viendo de este Salamanca, que a priori se pensaba todo el mundo que iba a estar arriba y de momento no está cumpliendo, pese a los buenos jugadores y el proyecto que tiene.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *