Logotipo Saldeporte

El Salamanca UDS pone a prueba su estado físico en una visita a un rival directo como el Coruxo

Tercer partido en ocho días para el conjunto charro, que se mide al penúltimo clasificado, con el que está empatado a puntos

Ricardo Alonso-Bartol | 23 enero, 2021

A punto ha estado el Salamanca UDS de cumplir una vuelta entera sin marcar, pero lo evitó con una goleada al Compostela que le permite ser optimista para lo que resta de primera fase. Aun así, el tiempo perdido le obliga a jugarse una final en cada jornada, sobre todo si es el Coruxo quien está en frente, un rival directo al que la escuadra charra visita a las 12 horas del domingo.

La llegada de Lolo Escobar y un centro de la zaga de garantías ha cambiado radicalmente la cara a un equipo que parecía dirigirse irremediablemente a la Tercera RFEF. En los dos partidos de este año los blanquinegros han dejado su portería a cero, algo que únicamente habían hecho en una ocasión, precisamente contra el Coruxo.

De este modo han igualado a puntos al conjunto gallego, contra el que ganarán el golaverage particular en caso de sumar al menos un punto. Y si lo consiguen se cortará otra pésima racha, ya que por el momento el Salamanca UDS ha perdido todos sus partidos a domicilio.

La situación del Coruxo es similar, no solo por la situación clasificatoria al ocupar el noveno puesto, sino por sus problemas como visitante. Únicamente dos de sus últimos siete compromisos fueron en O Vao, aunque ganó ambos. De hecho, el cuadro gallego lleva 7 puntos de 12 posibles como local.

La plantilla de la que dispone Michel Alonso, cuya continuidad no corre peligro según su propio presidente, está sufriendo cambios en este mercado invernal. De hecho, se han marchado Carlos Torrado y el delantero Jairo Cárcaba, mientras que se ha incorporado el ex chacinero Riki Mangana.

El Salamanca UDS pondrá fin de este modo a una semana muy importante, ya que juega su tercer partido en ocho días. Por lo tanto, la visita al Coruxo servirá para examinar el fondo de armario del plantel blanquinegro y el estado físico de los titulares. No en vano, Lolo Escobar ha mantenido a diez jugadores fijos en sus alineaciones previas, con partidos de mucha exigencia por el estado del Helmántico.

“Tocados hay muchos, con golpes y sobrecargas, pero no hay ninguna lesión importante“, explicó el técnico del equipo charro en rueda de prensa. Por lo tanto, ha contado con todos sus efectivos disponibles para hacer la convocatoria, en la que se han quedado fuera una vez más Duma y Owen Falconis.

En cuanto al Coruxo, es baja por sanción Pablo Crespo, que fue expulsado contra el Zamora.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *