Logotipo Saldeporte

El deporte desestresa, se lo recomiendo a muchos

‘Lo que da de sí una tirada larga’

Juan Carlos Hernández | 2 marzo, 2021

Con la buena temperatura que ya empieza a hacer por el día, estamos disfrutando más de las diferentes actividades deportivas que practicamos al aire libre. En la escuela de atletismo, salvo la altura por la prohibición de espacios deportivos cerrados, estamos entrenando todas las disciplinas. Además, reconozco que este año al tener menos niños estamos más organizados y sale todo mejor. Para la próxima temporada vamos a ver cómo hacemos, pero el número de niños no deberá ser mucho más amplio para poder trabajar bien. Pero no solo influye el número de niños, también que vienen más motivados y como no hay muchas más actividades disfrutan de las sesiones de atletismo con más ganas.

A correr sigo saliendo a mediodía y además en la tirada larga, acompañado. Echo de menos a los compañeros de la noche, pero con este nuevo horario estoy más organizado. En cuanto a la piscina, ahí va la primera foto en mucho tiempo, gracias a Ángel Trigo por hacerla y por el trato recibido cada día que voy.

En el grupo de la asociación de MFI, mantenimiento físico integral, hemos retomado las sesiones presenciales al aire libre aprovechando las temperaturas. Teníamos muchísimas ganas de poder volver a hacer los ejercicios fuera de casa. Es más divertido y, sobre todo, estamos más motivados. También podría decir que no nos distraemos con otras cosas como cuando hacemos los ejercicios en casa, pero esto último quizás no sea del todo cierto, puesto que tenemos a los del tenis por un lado y a los que van a jugar al frontón por otro y son sesiones muy amenas entre unas cosas y otras.

El sábado amaneció con niebla. La ruta de bici no pudo ser por el monte porque había de nuevo cacería, así que tomamos rumbo por caminos hacia la zona de El Carmeldo, pasando por la ermita de Carabias y la finca de Gallegos, que era de la duquesa de Alba y la heredó su hijo Jacobo, que daba la casualidad de que este fin de semana hablaba de la zona en una entrevista en el periódico ‘El País’.  

Para volver lo hicimos por Larrodrigo, Herrezuelo, Ejeme y Portillo. 50 kilómetros por caminos, salvo los cuatro últimos porque ya se nos hacía un poco tarde y queríamos parar al avituallamiento. La niebla no levantó en todo la mañana y llegamos con frío. Salimos menos abrigados que en pleno invierno porque la temperatura no era muy baja, pero la humedad de la niebla nos acabó calando. Comentábamos que habíamos pasado más frío que en los días de nieve y de temperaturas bajo cero, lo que son las cosas. Por lo demás, una buena mañana de bici y risas, algún barro todavía, regatos con gran caudal y recorrido por zonas de abundancia de ganado bovino que en algunos momentos imponían al pasar al lado (foto).  

Por cierto, por si hay alguna duda, siempre que vamos por estas zonas de campo o de monte lo hacemos por caminos públicos y, si en algún momento pasamos por alguna finca privada, es porque tenemos el permiso de los dueños. Independientemente de ello, las porteras se dejan tal y como están, respeto escrupuloso con todo e incluso ha habido casos en los que hemos avisado a los dueños si hemos visto alguna anomalía en el recorrido.

Juan Carlos y su grupeta

Con la vuelta a la actividad presencial del grupo de la asociación de Mantenimiento Físico Integral (MFI) ya tengo las semanas más completitas. Solo faltan las sesiones de gimnasia de mantenimiento de mayores en los pueblos, que este año no se están dando por razones obvias y que supongo que ya después del verano se retomarán con la vacunación.

Ahora, cuando lo pienso, no me entra en la cabeza cómo podía hacer todo lo que hacía y que me quedaran ganas para practicar deporte a nivel personal con todas las horas que echaba a la semana en actividades deportivas de una u otra índole. Supongo que era porque todas las actividades me gustaban, eran entretenidas y todo lo que se hace con ganas no es pesado.

Eso sí, me acuerdo que llegaba a casa y después de cenar, en cuanto me ponía a ver la tele me quedaba ‘frito’. Tampoco tenía tiempo para leer, cosa que me gusta y ahora hago bastante, aunque cada semana menos y en unos meses si vamos volviendo a las rutinas normales de nuevo no tendré tiempo para ello, ¡qué le vamos a hacer!

Para acabar. Tengo la impresión de que hay mucha gente estresada y alterada últimamente, que salta a la menor y que está de uñas. Supongo que es la situación o yo qué sé y les recomiendo hacer ejercicio de algún tipo, correr, bici, gimnasia o simplemente salir a caminar para calmarse y desestresarse. La situación es la que es, pero, independientemente de poder tener razón o no, hay comentarios en las redes sociales que dicen muy poco de las personas que los escriben, o mucho…

Algunos están muy rabiosos y hasta pierden la razón, aun teniéndola totalmente o en parte, con comentarios salidos de tono y no viendo ‘la viga en el ojo propio’. ¡Cómo está el patio!

Buena semana, [email protected]

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *