Logotipo Saldeporte

Lolo Escobar: “Ahora es el momento para que los jugadores puedan disfrutar un poco y no lo van a perdonar”

El entrenador del Salamanca UDS comparecía en la rueda de prensa previa al inicio de la segunda fase contra el Lealtad

Ricardo Alonso-Bartol | 2 abril, 2021

Semana de entrenamientos. El regreso ha sido muy positivo, porque todo lo que sea salir del confinamiento es positivo y vienes con una energía diferente. Ha sido una semana muy buena de entrenamiento, en la línea en la que llevamos bastantes semanas. La gente está mentalizada y con ganas de empezar lo verdaderamente importante, que son estos ocho partidos.

Estado anímico. La mentalidad del jugador va a estar más liberada, no tiene esa presión de que solo vale ganar, sino que van a jugar un poco más cómodos en cuanto a sensaciones. Pero sí que es verdad que no podemos salirnos del partido a partido, esta es la última final, es algo que al equipo le viene bien. Tenemos que seguir autoimponiéndonos que cada domingo es el último partido de liga y que ganar al Lealtad es salvar la categoría, es el pensamiento con el que vamos a salir.

Lealtad. Es un rival complicado, es bastante rocoso y maneja diferentes sistemas. Le hemos visto 4-4-2, que es el sistema de batalla, pero también ha hecho 5-3-2 y 4-5-1. Tiene diferentes registros, aunque es cierto que los equipos asturianos juegan muy parecido y se sienten cómodos en bloque bajo. Si tienen ocasiones son bastante eficaces y se lo juegan todo a una contra o un balón parado. Es un rival incómodo que va a demandar nuestra mejor versión.

No depender de sí mismo. No me lo había ni planteado. Sigo pensando en que tenemos que hacer nuestro camino, que es sacar los tres puntos el domingo y sumar los máximos posibles. Ese camino nuestro nos tiene que hacer salvar la categoría, hemos salvado ya un match point porque la temporada estaba bastante torcida.

Bajas. Tenemos la duda de Javi Navas, que está con una molestia que no sabemos identificar. En las pruebas médicas no sale nada, pero él sigue teniendo esa molestia y le impide terminar. Tenemos también a Juancho, que está un poco tocado de su antigua lesión y no acaba de encontrar las sensaciones. Son las únicas dudas que tenemos junto a Iván Casado, que ya ha empezado a entrenar y creo que la próxima semana estará seguro.

Estado del césped. Lo veo igual, no está bien, aunque la lluvia me alegra, porque estará más blandito y será mejor. Muchas de las huellas y pisadas que había se van a ir. Espero que mejore, me han dicho que le van a hacer un tratamiento para que mejore entre viernes y sábado, así que espero que para el domingo mejore.

Respuesta de la afición. A mí me tienen maravillado, no creo que sea muy normal esto. Me vienen recuerdos como cuando el Atlético de Madrid bajó a Segunda División y hubo más afición que cuando estaban en Primera. Me recuerda a una afición de ese nivel, gente que siempre está cuando al equipo le va peor. Y lo de los abonos emociona ver cómo se implican y quieren que esto vaya bien, nos van a dar ese último empujón que nos queda.

Posible renovación. No es importante ahora mismo eso, de verdad. Cada vez que me preguntan siempre digo lo mismo, no puedo perder cinco minutos en pensar en eso porque creo que nos va a debilitar. Tengo que seguir pensando en el objetivo e intentar lograr la salvación cuanto antes. Cuando acabe la temporada habrá tiempo de sobra para hablar, siempre estaré encantado de escuchar al Salamanca, porque me siento muy feliz aquí. Lo importante es el Lealtad, seguir con las tareas que estamos diseñando para contrarrestarles y todo esto no vale nada si no tenemos la cifra de puntos que nos permita la salvación de la categoría.

Ni una victoria contra rivales directos. No me paro a ver esos detalles, cada rival plantea unos problemas diferentes. No ganamos a Coruxo, pero es el mejor partido que ha hecho el equipo desde que estoy aquí. No ganamos a Guijuelo, pero también pudimos hacerlo. La pelota entra o no y no te puedes centrar en si ganaste o no, sino si en ese día hiciste todo para ganar.

Exceso de confianza. Espero que no. Les he metido el dedo esta semana para que no bajen los brazos y sigan adelante, me parece que ahora es el momento en el que pueden disfrutar un poco y no van a perdonar. Son bastante competitivos y estoy muy contento con su semana.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *