Logotipo Saldeporte

Chuchi Jorqués: “El otro día perdimos el partido en el balón parado y puede ser determinante”

El entrenador del Guijuelo espera que su equipo reaccione contra el Covadonga para abandonar el último puesto

Chuchi Jorqués durante una rueda de prensa / Foto: CD Guijuelo
Ricardo Alonso-Bartol | 10 abril, 2021

Sensaciones del equipo. He notado sensaciones de menos a más. El lunes fue un día difícil, igual que el post-partido. Todos teníamos esa ilusión, porque la semana de entrenamientos había sido sensacional, las sensaciones habían sido buenas y veníamos de ganar al Pontevedra. Todos pensábamos que, humildemente y respetando al rival, podíamos ganar y enlazar esas dos victorias para acercarnos más a ese objetivo de estar vivos. La derrota fue un golpe de realidad bastante duro, el domingo fue un día complicado y el día también. Pero es lo que hemos vivido estas semanas, el martes viene bien para resetear y desconectar, miércoles y jueves en los entrenos hemos ido de menos a más. Creo que hemos terminado los dos días de mayor carga con buenas sensaciones, con las cosas claras de lo que queremos para el domingo y estoy contento con la semana del equipo después del duro golpe que tuvimos.

Partido contra el Covadonga. Creo que es una nueva oportunidad que nos da el fútbol, tenemos que ir allí a morir. Tenemos que ser capaces de demostrar que ese golpe anímico que tuvimos en los últimos minutos, en los que bajamos los brazos, no va a volver a pasar. Vamos a competir desde el minuto uno al noventa en los siete partidos que nos quedan, a pesar de lo que nos podamos encontrar durante el encuentro. Es lo que yo les he transmitido a los jugadores, tenemos que ser honestos, honrados e ir a morir. Es verdad que estamos jodidos anímicamente, pero no nos queda otra que morir estas siete semanas. Creo que los partidos lo afrontarán a muerte, tengo unas sensaciones buenas y que el equipo está enchufado en lo que hemos trabajado. El equipo ha sido reactivo y cree en lo que vamos a hacer allí, estoy contento con lo que he visto y estamos preparados para afrontar un partido que no es un contexto como otro perfil de campo. Sabemos lo que nos vamos a encontrar y lo hemos trabajado toda la semana.

Intentar dejar de ser colista. Creo que puede ser un aliciente, pero creo que otra parte importante tiene que ser ir allí, ganar, dar un golpe de autoridad y demostrar que lo que pasó el domingo fue un bache que nos hemos encontrado en el camino. Queremos ir allí a ganar, conseguir la primera victoria del año fuera de casa y venir aquí vivos contra el Sporting para intentar volver a conseguir esa segunda victoria que no hemos sido capaces de enlazar. Tenemos muchos alicientes bonitos para intentar ir allí a competir a muerte. Es lo que nos va a dictaminar el partido, competir, por las dimensiones del campo y el perfil del equipo. Tenemos que vivirlo, estar activos e ir a cada balón como si fuese el último. Esa es la percepción que tengo de cómo van a ir mis jugadores.

Rival. Para mí tiene un buen portero, que es seguro bajo palos y tiene un buen pie. La línea defensiva es intensa, sus laterales, sobre todo el derecho, son profundos. Los centrales son fuertes y van bien por arriba, son contundentes. En el medio del campo tienen jugadores con calidad y en banda futbolistas desequilibrantes como Pozo, Font o David, que a veces juega caído a banda. Es verdad que Martón no está, pero no nos podemos relajar, porque por detrás tienen a Jaime, que es un futbolista que marca diferencias, con un buen balón parado y un buen pie, se asocia bien. Es un equipo con sus cosas buenas y malas, como todos. El Covadonga es un equipo de Segunda B, como nosotros, que compite muy bien en su campo y tiene sus armas. Se merecen todo el respeto del mundo, tienen buenos jugadores en cada línea y saben lo que tienen que hacer.

Medidas del campo. Es un campo en el que nosotros tenemos que estar reactivos y vivir las segundas jugadas a morir. A lo mejor es lo que nos faltó un poco el domingo. Con el sistema que jugamos de 4-1-3-2 acumulamos mucha gente por dentro y resulta que ellos, con el 4-2-3-1, no estuvimos bien y activos para ganar las segundas jugadas. Ese campo va a generar muchas segundas jugadas, tenemos que vivirlas. Va a haber muchas idas y vueltas por sus dimensiones, así que los jugadores alejados tendrán que estar muy activos y vivir el partido, no es como un campo grande que en un cambio de orientación de 60 metros te da tiempo a reaccionar para ir. En este campo cualquier despeje te puede generar problemas a la espalda. Puede ser determinante el balón parado, el otro día perdimos el partido ahí. Todo lo que sea córners, faltas frontales y laterales, o saques de banda, tenemos que estar super intensos. Si no estamos intensos, vamos a sufrir. Es lo que le he transmitido a los jugadores, no se nos puede ir el partido ahí. Que llega un jugador, pone un centro fenomenal, te ganan el salto y te la meten, no puedes hacer nada. El balón parado puede ser una de las claves junto a las segundas jugadas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *