Logotipo Saldeporte
-->

La luz al final del túnel

‘Lo que da de sí una tirada larga’

Juan Carlos Hernández | 27 abril, 2021

Qué alegría da ver que poco a poco van apareciendo carteles que anuncian la celebración de próximas pruebas deportivas en nuestra provincia. A la Media Maratón de Béjar de mayo se le han unido estos días la Ruta Vetona en todas sus modalidades, también en la zona de Béjar, que tendrá lugar en junio y el triatlón de Salamanca en octubre.

Además, en bici de carretera está programada la Bedelalsa, otra con comienzo y final en la ciudad textil y que ha ido creciendo en participación en los últimos años, y en BTT ya han publicado en las redes sociales la quedada que organizan los amigos del club ciclista Peñaranda, las dos para septiembre. 

Imagino que si la situación sanitaria lo va permitiendo, a lo largo de los próximos meses irán volviendo algunas de las pruebas que desde marzo de 2020 han dejado de organizarse. 

En lo que respecta a juegos escolares y más precisamente a atletismo, de una comunicación que nos llegó hace un par de semanas de la Diputación, deduzco que si se puede, esa es la cuestión, se va a organizar alguna prueba de pista al aire libre entre mayo y junio. Iremos viendo porque se plantean cuestiones como el transporte o el público. Lo comenté con los niños y les encantaría volver a competir, y es que es el aliciente que les falta, la competición.

Otra señal de vuelta a la normalidad ha sido el comienzo de la actividad de gimnasia de mantenimiento que organiza el Ayuntamiento de Alba de Tormes y de la que me llevo encargando desde hace ya ocho años. En este caso con un número reducido de participantes, en espacios abiertos, bien separados y sin contacto ninguno.

Ha sido tal el éxito de la convocatoria que hemos tenido que hacer otro grupo más y por lo tanto añadir un día a la actividad para que todos los inscritos pudieran participar. En un principio eran 24 plazas, pero hemos llegado a las 40. La novedad esta temporada ha sido que, al tener que hacer la actividad al aire libre, vamos a ir cambiando de ubicación cada semana, por lo que los participantes deben estar atentos y recordar la siguiente localización. Esta semana pasada fue el recinto del castillo (foto) y les encantó. Para las próximas sesiones habrá más sorpresas. Tengo previsto que la actividad se realice en sitios poco conocidos por los albenses y donde no se imaginarían hacer gimnasia.

Hasta el viernes, mi actividad deportiva estuvo en dique seco, y nunca mejor dicho porque ya os conté que no iba a haber piscina por cuestiones laborales. De todas formas, mejor, porque con las heridas de la mano izquierda que están tardando en cerrarse por su profundidad, hubiera sido lo más aconsejable no mojarlas, aunque siempre quedaría el recurso del guante bien cerrado con esparadrapo para que no entrara el agua. Soy de los que ante un problema, primero intentan solucionarlo y si no se puede ya habrá tiempo de lamentarse y de llevarse las manos a la cabeza.

En cuanto a la rodilla derecha, a estas alturas continúo con alguna molestia, sobre todo a la hora de subir o bajar escalones, pero andando sin problemas, aunque sigue un poco hinchada.

Así que el viernes había que probar la vuelta a la actividad deportiva y nada mejor que la bici para ello. Salían María y You, quedé con ellas y pude completar la ruta que tenían previsto hacer. Se adaptaron al ritmo fácil que quería llevar y solamente noté molestias al principio en lo que calentamos y después en una zona de toboganes en la que había que ir cambiando continuamente la intensidad del pedaleo. Hielo a la llegada para prevenir que subiera la hinchazón y todo bien.

Por cierto, menuda sorpresa ver a Chuchi, compañero de Albarunning y de club ciclista, corriendo de nuevo por la vía verde, me alegró muchísimo. Ánimo y que te recuperes del todo.

El sábado, una rutita andando con Ana por la zona del pinar de Alba, a la que no habíamos vuelto juntos desde las primeras salidas del confinamiento, para ver los grabados en las rocas que hace un par de semanas os mostré en el artículo y disfrutar del recorrido y el espectacular paisaje que se puede ver desde esa zona. Una cuestión, ¿sabrán algunos que hay punto limpio y no hay que tirar los escombros y los electrodomésticos viejos en el campo? Qué pena y qué vergüenza. 

Y el domingo quería salir para probar la rodilla corriendo. Seguía con unas leves molestias y por ello había previsto una salida corta y suave. A trote, por la carretera de Aldeaseca, que tiene poco desnivel, y con las zapatillas más blandas que tengo para que el impacto fuera menor. Y como la molestia no iba a más, al final acabé haciendo una hora. A la vuelta me encontré con José Fernández, que salía de trabajar y me dio ánimos para lo que me quedaba. 

Alberto e Iván Pérez, no quiero decir nada, pero tenéis el huerto un poco abandonado o por lo menos eso me parece a mí. Al acabar, un ratito andando para relajar la rodilla, estiramientos y después hielo como en la salida de bici. Todo bien.

Buena semana, [email protected]

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.