Logotipo Saldeporte

Víctor Abajo y Diego González ascienden a Segunda RFEF con el Palencia Cristo Atlético

Los dos salmantinos del conjunto palentino cuentan cómo han vivido este ascenso de categoría

Víctor Abajo, durante el partido frente al Almazán / FOTO: Palencia Cristo Atlético - José Antonio Montalbán
Adrián A. García | 28 abril, 2021

Después de varias temporadas dando al palo, el Palencia Cristo Atlético consiguió este fin de semana ascender de categoría. El conjunto castellano y leonés jugará el próximo curso en Segunda RFEF tras vencer a domicilio al filial del Numancia por 0-1.

En la plantilla del Palencia Cristo Atlético militan dos salmantinos, Víctor Abajo y Diego González, que han podido saborear el éxito en este 2020-21 subiendo de categoría y ambos destacan la ilusión y las ganas del equipo por conseguir el objetivo.

“Pues con mucha ilusión, la verdad, se veía un equipo muy unido y con muchas ganas de conseguirlo y con mucha alegría por parte de todos. Después de dos play-off en cuatro años creo que nos merecíamos ascender y lo hemos perseguido hasta conseguirlo, queda el trabajo hecho este año y por fin el equipo en Segunda B“, señala Abajo.

Veterano en el vestuario palentino, el centrocampista charro considera que su equipo ha estado a un nivel muy alto y no ha bajado el pistón en ningún partido. A título personal, los problemas físicos le han lastrado: “No ha sido mi mejor año ya que al principio me costó mucho coger el ritmo después de seis meses parado, he tenido dos lesiones que me han hecho perderme casi media temporada y eso se ha notado. El entrenador no me ha dado la confianza de otros años y, bueno, creo que en ese aspecto no ha sido mi mejor año”.

Diego González, por su parte, aterrizó en la Nueva Balastera en invierno y desde el primer momento fue consciente del objetivo. “Es algo que el equipo lleva luchando años atrás. Es cierto que llegué en navidad, pero sí noté al equipo esas ganas y entusiasmo de poder conseguir el ascenso, que lleva mucho trabajo”, asegura.

El centrocampista salmantino, después de estar media temporada en blanco en Unionistas, reconoce que en Palencia ha vuelto a disfrutar de este deporte: “Es un ascenso que me marca porque al fin y al cabo vengo en mi peor situación en esto del fútbol, había perdido un poco la ilusión y aquí he vuelto a disfrutar del fútbol. Me da pena porque las lesiones no me han acompañado mucho, pero me he sentido a gusto y contento cuando he podido jugar y he podido aportar bastante. Contento por ascender un año más”.

Diego González señala que la clave en esta fase de ascenso ha sido llegar con margen para no tener la presión de sacar adelante los partidos sí o sí. Además, con este ascenso a Segunda RFEF continuará una temporada más en el Palencia Cristo Atlético.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *