Logotipo Saldeporte

Los equipos de Regional Aficionados ‘apuestan’ por el portero-jugador

El Monterrey y el Hergar han tenido que emplear a los guardametas Álex Alonso y Álex Abaroa como delanteros en las últimas jornadas

Álex, portero del Hergar, durante un partido de esta temporada
Adrián A. García | 20 mayo, 2021

En la madrugada del miércoles al jueves, los aficionados al fútbol internacional han presenciado un hecho insólito. River Plate ha tenido que utilizar desde el inicio del partido a un jugador de campo como portero en la Copa Libertadores ante el Santa Fe. La plaga de positivos por COVID-19, entre los que se incluyen los cuatro arqueros inscritos en el torneo, ha obligado a Marcelo Gallardo a alinear a Enzo Pérez bajo palos.

En el fútbol salmantino hemos vivido recientemente la situación a la inversa, porteros haciendo sus ‘pinitos’ como futbolistas al más puro estilo José Francisco Molina. Las dos últimas jornadas de Regional Aficionados nos han dejado estas curiosidades.

El primer protagonista de esta historia es Álex Alonso, meta del Real Salamanca Monterrey. El equipo amarillo se enfrentó el pasado 24 de abril a la Bovedana y a falta de cuatro minutos para el 90, Javi Hernández tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión. Con los cuatro cambios realizados, a Pepe Crespo solo le quedaba su portero suplente en el banquillo, por lo que tuvo que recurrir a él para seguir con once futbolistas en el verde e intentar remontar el partido. Álex aportó descargas de cara y puso a prueba su puntería, pero no encontró puerta.

En este último fin de semana, el Monterrey fue testigo de cómo un rival se enfrentaba a una tesitura similar. El Coreses visitó el Reina Sofía con solo trece jugadores, entre los que se incluían dos guardarredes. En el minuto 79 y con el duelo sentenciado, Miguel Crespo tuvo que dejar los guantes en el banco para actuar como atacante.

Álex Abaroa es nuestro segundo protagonista. El Hergar viajó el pasado domingo en cuadro para medirse a la Bovedana. Óscar Albo contaba con una extensa lista de bajas y otros tantos jugadores llegaban muy justos al encuentro de la decimosexta jornada. El esfuerzo hizo mella en los futbolistas y cuando el choque enfilaba su tramo final, el entrenador salmantino dio entrada a Álex en el minuto 85 en lugar de un exhausto Jiménez. El meta salió en punta, se asoció con sus compañeros e incluso vio cerca la posibilidad de marcar en un ataque en el tiempo añadido, pero Rubén decidió jugársela en solitario cuando un pase al centro del área podía haber significado el cuarto gol.

Obligados por las circunstancias, el Monterrey y el Hergar hicieron su propia versión del portero-jugador tan frecuente en el fútbol sala, aunque, evidentemente, con menos riesgos para sus intereses. De esta manera, Álex Alonso y Álex Abaroa tomaron el relevo de Álvaro Ramos, que la pasada temporada vivió una circunstancia similar con el Peñaranda.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.