Logotipo Saldeporte

Chuchi Jorqués: «Es triste no poder despedirse de la gente con una victoria»

El entrenador del Guijuelo reconocía que sus jugadores «han corrido y han currado», aunque perdieron contra el Sporting B

Chuchi Jorqués durante una rueda de prensa / Foto: CD Guijuelo
Ricardo Alonso-Bartol | 22 mayo, 2021

Acaba una temporada de mucho sufrimiento. Tenía la ilusión y la esperanza de que hoy no fuera así, pero es verdad que es difícil la situación. La primera semana competimos muy bien, la segunda también, el otro día con el Sporting estuvimos bien los primeros minutos, pero hoy nos ha costado. No porque los chavales no quieran, porque han corrido y han currado. Cuando estás en una situación así, yo tuve la desgracia de vivirla en el Deportivo Palencia, muchas veces quieres y la cabeza no puede. Ha sido un año difícil, por lo menos desde que yo llegué. Lo que pasa es que ha habido momentos buenos, de satisfacción, y otros no tan buenos. Yo antes del partido les he dicho que seguramente ahora no se pueda analizar, desde mi perspectiva, todo lo bueno que ha habido. Pero en una semana o diez días se sacarán conclusiones positivas hasta de lo menos bueno, seguramente nos haga mejores a todos. Es un año difícil, triste no poder despedirse con una victoria de la gente, pero el año no estaba. No habrá sido porque no hayamos querido intentarlo e ir, pero no ha sido posible.

Sacarse la espina ascendiendo al equipo. No depende de mí, no me voy a desgastar en algo que no puedo controlar. A día de hoy, lo que tengo es que he descendido con un club al que quiero y adoro. Me siento culpable, mucha gente me dice que no tengo culpa, pero sí la tengo. El máximo responsable del equipo desde febrero soy yo, no voy a mirar para otro lado, no lo he hecho nunca y no lo voy a hacer ahora. De lo anterior no puedo coger esa responsabilidad, pero desde que he llegado…en las primeras jornadas podíamos haber sumado tres o cuatro puntos más que ahora nos habrían dado la vida. El míster de ellos me decía que si dura dos o tres partidos más la liga estábamos en una buena dinámica, nos dio para llegar al partido del Oviedo y jugárnosla, pero ese día no nos llegó. El problema es el periodo anterior del que viene todo ese déficit. Nos ha tocado currar mucho, pero el culpable del descenso y el que tiene que dar la cara aquí en rueda de prensa soy yo. Es triste por todo lo que he vivido en este campo y lo que he vivido con el capi ahí, es difícil para mí.

Ausencia de conversaciones con el club. Tengo las espaldas muy anchas para eso. No tengo ningún problema, sé cómo es el fútbol, lo he vivido como jugador 22 años y sé lo que hay. Si me apuras, cuando me decían muchos entrenadores la soledad del entrenador y lo que hay, decía que no era para tanto y tienen razón. Muchas veces te sientes solo, miras para los lados y no es como cuando eres jugador. No me molesta que no hayan hablado conmigo, para nada. Y tampoco me molesta que estén tocando a otros entrenadores, si lo han hecho, porque al final esto es el fútbol. Me gustaría que me fueran sinceros y me digan que sí, que no, que sí si no viene este… Eso es lo que me gustaría, pido sinceridad, no el que no hayan hablado conmigo. Yo hoy voy a cenar con mi mujer, seguramente con el morro arrugado, y mañana voy con mis hijos a Palencia, que me sacarán la sonrisa que necesito. El siguiente día empieza el futuro, me gustaría estar aquí pero no depende de mí. He intentado centralizarme en los chavales durante estos entrenos, de que estuvieran contentos y se divirtieran dentro de la situación que teníamos, creo que lo hemos conseguido.

Sensaciones al acabar el partido. He tenido sentimiento de tristeza, porque a pesar de todo lo que hemos vivido y que el año ha sido tan malo, me gusta entrenar, preparar sesiones, madrugar y estar con los chicos. Me da pena que se termine, y sobre todo con un final infeliz. El bagaje que tenía el club en Segunda B con toda esa historia que se haya perdido hoy es triste. Ha habido pasajes durante el partido, que no me había pasado desde mi retirada, con flashes míos jugando y las alegrías que hemos tenido. Hoy tocaba otra cara del fútbol, la tristeza. Soy de los que pienso que a partir de mañana hay que pensar en el futuro e intentar sonreír y mirar para adelante. El Guijuelo está capacitados para hacer un buen proyecto y volver cuanto antes a la categoría que cuanto menos se merece estar y conseguir todos esos éxitos que ha conseguido.

Vestuario. Les he dado un abrazo, hay gente que está más contenta con el entrenador y otros que menos. Pero bueno, eso es el fútbol. Yo he estado con entrenadores que me caían fenomenal y otros que me caían mal, pero iba a hacer mi trabajo y entrenaba igual bien. Me voy con la sensación, porque eso me han transmitido, de que la mayoría de la plantilla estaba contenta con el cuerpo técnico y conmigo. Da pena despedirnos y así me lo han transmitido. Seguramente no sean los 22, si lo fueran me lo tengo que hacer mirar porque algo bueno tengo si están todos contentos. Al final el que no juega está triste, es normal y es lo lógico.

Cuerpo técnico. Es difícil llegar en la situación en que he llegado, sin conocer a nadie del cuerpo técnico. Sabía que cuando iba a venir tenía mucho ganado, porque es mi casa y me tenían valorado como futbolista, iba a tener ese chance que a lo mejor no tiene ese entrenador y conoces a parte de la directiva. Pero cuando llego, si quitas al capi, a Pino, a Carlos Rubén y a Razvan, no conocía a nadie más. Es difícil cuando llegas con tu idea, con un cuerpo técnico que no conoces…es un peaje que hemos tenido que pagar. Yo no sabía su manera de trabajar ni ellos la mía, se hace complicado, pero como llegar y no conocer a la mayoría de jugadores. ¿Empezaría con ellos de cuerpo técnico si empezara de cero? En una semana te lo contesto, porque necesito asentar mi cabeza, pensar y aclarar. Lo que he aprendido durante este periplo como entrenador, que como jugador fue imposible, ha sido controlar a veces mi carácter y contar hasta diez. Hasta con los árbitros, que me he quedado sorprendido. A veces te dan ramalazos, porque el fútbol es muy difícil y cuando cruza el cable rojo con el azul es complicado. Me siento orgulloso, así que no voy a decir ahora algo que no he pensado y no sienta. No quiero meterme en un problema, porque no es el momento, pero en una semana te lo digo con el corazón seguro. Necesito centrar todo lo que tengo dentro de la cabeza y colocarlo, que es importante.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.