Logotipo Saldeporte
-->

Jonathan Martín: «Ha sido una carrera llena de esfuerzo, sacrificio y dedicación, aunque he de decir que ha merecido la pena»

El capitán del Guijuelo puso fin entre lágrimas a su etapa como futbolista después del partido contra el Lealtad

Jonathan Martín recibe un recuerdo a su etapa como jugador / Foto: CD Guijuelo
Ricardo Alonso-Bartol | 23 mayo, 2021

Despedida como profesional. Hoy, después de veinte años como profesional, llega el momento de decir adiós. Han sido semanas muy difíciles, muchas horas para tomar esta decisión, quizás una de las más complicadas de mi vida, pero tengo que ser honesto con mis palabras de echarme a un lado cuando dejara de ser importante en el campo. En todo este tiempo he conocido a muchísimas personas que han hecho este camino más fácil: entrenadores, cuerpos técnicos, servicios médicos, doctores, empleados, directivos y presidentes. No podría nombrarlos a todos, pero sí decirles que siempre les estaré eternamente agradecidos. No ha sido un camino fácil, ya que ha sido una vida llena de esfuerzo, sacrificio y dedicación, aunque he de decir que ha merecido la pena, porque he cumplido mi sueño de ser futbolista.

Recuerdo a sus clubes. Quiero agradecer al Real Valladolid que con quince años, siendo solo un niño, me dio la oportunidad de formar parte de su cantera y ponerme todos los medios posibles para que pudiera luchar por conseguir mi sueño de jugar en Primera División. Agradecer a la Cultural Leonesa por darme todas las facilidades en un momento difícil de mi carrera, fue poco tiempo el que estuve allí, pero siempre guardaré un buen recuerdo. Gracias al Racing de Ferrol por darme la oportunidad de reengancharme de nuevo al fútbol profesional cuando muchos me dieron la espalda o me dejaron tirado. Fueron cinco años muy difíciles en mi vida que recordaré siempre y que a día de hoy me sigan mostrando ese cariño tanto empleados como aficionados me llena de orgullo y felicidad. Gracias al Club Deportivo Guijuelo por permitirme durante estos diez años aportar mi granito de arena en la historia de un humilde pero gran club. Han sido muchos los momentos vividos con esta camiseta, pero con la espinita clavada de que esta última temporada no hemos estado a la altura. Me voy siendo el jugador con más partidos de su historia y me voy sintiéndome muy orgulloso de él. Gracias también a los doctores Fernando Baró y Aurelio Roldán por dejar mi rodilla, hoy hace exactamente nueve años, en perfecto estado después de la grave lesión de 2012 y por las continuas visitas para reparar los pequeños problemillas. Sin duda, ellos han sido grandes culpables de alargar mi carrera hasta el día de hoy.

Agradecimiento a su entorno. Gracias a mis padres y a mi hermano por los grandes sacrificios y esfuerzos que han tenido que hacer durante estos años para que yo cumpliera mi sueño. Muchos viajes, muchos kilómetros, muchos partidos y muchas llamadas de teléfono, muchas lágrimas, alegrías, tristezas y desilusiones. Pero siempre como se afrontan las cosas, siendo una familia. Los valores inculcados por vosotros han sido claves para conseguir estar aquí: respeto, compromiso, exigencia, trabajo y humildad. Y por supuesto gracias a ti, María, y a mis enanos Mateo y Enzo, sin duda los grandes motores de mi vida. Dejaste tu vida, tu trabajo y a tu familia por vivir mi sueño, nunca tendré palabras suficientes para agradecértelo. Sé que habéis disfrutado al igual que yo lo bonito del fútbol, pero también tengo que pediros perdón por llevarme los problemas del día a día a casa. Enfados por haber perdido, por estar lesionado…os prometo que os recompensaré. Tener claro que me habéis aportado la fuerza diaria durante muchos años para seguir disfrutando del fútbol y me habéis ayudado a levantarme cada vez que lo he necesitado. Este camino hubiera sido más corto si no os hubiera tenido cerca. Gracias a toda mi familia, a mi familia política, a mis sobrinos y a mis amigos por estar siempre ahí dándome ánimos, aceptando y adaptándose a mi profesión en momentos puntuales. Y para terminar gracias a la prensa de Valladolid, Ferrol y sobre todo a los que estáis hoy aquí presentes por el buen trato que me habéis dado siempre, el cariño y el respeto que me habéis demostrado durante tantos años. Mención aparte para Rober, por todos estos años y esas imágenes que has inmortalizado sobre mí, y que guardaré siempre en el recuerdo. Y sobre todo por el vídeo de despedida tan bonito y emotivo que has realizado, eres muy grande, amigo. Por todo esto, por todas las muestras de cariño que desde ayer estoy recibiendo, incluso de rivales. Y a pesar de mis lágrimas, solo puedo sentirme un privilegiado en el fútbol y en la vida. Gracias a todos, siempre amanece y no nos olvidéis de ser felices.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.