Logotipo Saldeporte
-->

Astu: «Hay que hacer las cosas bien y no puede pasar un mes desde que me dijeron que me despedían hasta que lo hicieron efectivo»

El ya ex director deportivo del Guijuelo analiza su paso por el club y anuncia su intención de volver a entrenar

Astu, director deportivo del Guijuelo, durante un partido / Foto: Pedro Alonso
Ricardo Alonso-Bartol | 2 junio, 2021

Tu etapa como director deportivo del Guijuelo ha terminado pese a que tenías dos años más de contrato. ¿Duele no poder acabar con el proyecto completo?

Sí, mucho, porque todos los que estábamos en el grupo de trabajo teníamos la motivación devolver al club donde estaba como mínimo, por el buen ambiente que teníamos y por haberlo descendido. El grupo se ha deshecho por completo y es una pena que no podamos intentarlo, que no podamos trabajar juntos, porque estábamos muy cómodos.

De hecho, uno de los aspectos que caracterizaba al club era la continuidad de los proyectos, pero por el momento has salido tú, el entrenador Chuchi Jorqués y el responsable de la cantera Toni Aznar. ¿Demasiada gente, no?

Sí, y la verdad es que sin duda es de las mayores penas, porque daba gusto trabajar con ellos. Teníamos una buena línea de trabajo entre cantera y primer equipo, ellos dos se llevaban muy bien y ha hecho que debutasen varios juveniles. Se ha tenido en cuenta a la cantera después de muchos años en el Guijuelo. A parte de eso, ya no solo lo mío, el club pierde a dos profesionales y dos personas que querían al club como pocos y trabajaban mucho. Es una pena por todo eso.

Ha pasado casi un mes desde que te comunicaron que no querían que siguieras hasta que se anunció la destitución. ¿Cómo se desarrollaron los acontecimientos en ese tiempo?

Es la única pega que puedo tener con el club. Siempre he tenido la confianza, un trato del que no me puedo quejar por parte de la directiva y mis compañeros, futbolistas y cuerpo técnico. Jamás he tenido ningún problema con nadie, todo ha ido perfecto. Es más, teníamos hasta relación de amistad. Lo que no me ha gustado ha sido este mes. Tenía claro que soy el máximo responsable a nivel deportivo, no el único, por supuesto, por todo lo que ha ido pasando. Entendía la situación y así se lo hice ver al presidente, pero ha pasado un mes y hasta ayer por la noche no me dieron la carta de despido. Creo que esto se tenía que haber hecho antes, las cosas se pueden hacer mucho más sencillo yendo de cara. Desde hace un mes y pico no se está yendo de cara, ese ha sido el problema que ha desencadenado todo lo que está pasando.

¿Se ha hecho muy larga la espera?

Sí y no, porque yo ya sabía que esto iba a llegar en cualquier momento. Me lo dijeron de palabra y pedí que me lo hiciesen saber de manera oficial. Es lo que he dicho por activa y por pasiva todo este tiempo, no entendía por qué dejaban pasar los días. Por otro lado, es cierto que es una pena, porque he perdido un mes en el que tal vez podría haber aprovechado a hacer una búsqueda activa de trabajo. Empezaré desde hoy.

¿Ha sido una decisión basada únicamente en motivos deportivos o el club ha alegado también otro tipo de razones?

Exactamente te leo lo que dicen: “Es uno de los responsables de que el club haya finalizado la temporada descendiendo a Tercera División, lo que supone un evidente fracaso de su gestión, que claramente requiere un cambio en la orientación de la dirección deportiva del club”. Ese es el motivo por el que a mí me justifican el despido.

Antes has dicho que eres uno de los responsables, pero no el único. ¿Estás de acuerdo con la justificación del club?

Sí, viendo cómo ha transcurrido este último mes, creo que no hace falta que yo explique mucho. Se está viendo la incertidumbre que hay alrededor del club, no la ha habido jamás, al menos en el tiempo desde que estamos trabajando. Ha habido malos resultados, lo acepto y lo entiendo, pero no ha habido ni incertidumbre ni falta de profesionalidad ni falta de comunicación con los miembros del club. Ahora la hay, tal vez no es todo culpa de Astu o de Natalia, como a veces se hace ver. Este mes, que tanto Astu como Natalia pasan a un segundo plano, se está viendo a lo mejor que la situación no es lo que parece.

¿Qué balance haces de tu paso por el Guijuelo, en el que imagino que te quedas con esa espina del descenso?

Sí, claro, te quedas con esa espina. Yo me quedé con un proyecto a largo plazo, es para lo que me convencieron. En ese proyecto se daban las probabilidades de que se pudiera ascender o incluso descender, dentro de que todos creíamos que era poco probable. Pero yo confío en el proyecto y en el club desde el primer momento, y en las personas que a mí me convencen para quedarme. De manera unilateral ellos deciden romper el contrato y la verdad que me queda esa espina. Yo quería seguir, entendía que bajando de categoría todo tiene que cambiar, tanto a nivel personal, como de equipo y de club. Pero creo que tanto yo como mis compañeros estábamos dispuestos a asumir esos cambios con la misma profesionalidad. No hemos podido hacerlo y la verdad que es una pena.

¿Dónde crees que podrías haber estado mejor esta temporada, o dónde has fallado?

Ahora es fácil decirlo, pero bueno. Creo que a la hora de valorar esto, que lo llevo haciendo a lo largo de todo este mes…Te pones a hacer una plantilla y por nombres, así me lo hizo ver la directiva, era una de las mejores que había tenido el Guijuelo en los últimos años. Pero entre todos no hemos sabido gestionar esa plantilla, no es solo culpa del entrenador o del director deportivo. Tal vez no hemos hecho el grupo que es necesario en esta categoría, basándonos en los nombres y en las experiencias de los futbolistas no nos ha dado. Entre todos no hemos sacado el rendimiento que debíamos. Viendo la plantilla al principio es muy fácil decir que el Guijuelo tiene un muy buen equipo, pero al final no se ha sacado rendimiento individual ni colectivo y es culpa de todos.

¿Los futbolistas no han estado al nivel esperado, ya no solo a nivel de juego, sino también de grupo?

Creo que es un cúmulo. Llegan los resultados negativos, tenemos que cambiar el cuerpo técnico, buscamos otra idea y cuando no salen las cosas siempre surgen más problemas. Cuando los resultados son positivos se tapa todo y cuando son negativos aparecen los problemas, internos y externos, los rumores…creo que eso no ha ayudado al grupo. Yo he visto todos los entrenamientos, he visto que el equipo siempre ha entrenado bien con un técnico y con otro. No hay queja del entrenamiento de los jugadores, pero a nivel individual cada jugador, al igual que lo hago yo, tiene que analizar qué es lo que ha hecho mal y extrapolarlo al grupal para su futuro.

A toro pasado no sirve de mucho, pero una de tus decisiones más criticadas fue la no renovación de Ángel Sánchez como entrenador. ¿Consideras que te equivocaste?

No. Nunca te contestaría si me preguntas hablando de ningún futbolista, pero creo que sí he podido equivocarme en algún fichaje o renovación, lógicamente. Respecto al tema de Ángel, no hay una respuesta exacta. Si me preguntas si lo volvería a hacer, sí. Como dije siempre en las entrevistas, esto va de tomar decisiones. Unas veces salen bien y otras veces salen mal, pero el que las toma es el que se equivoca. Yo buscaba una línea de trabajo diferente, pero nos salió mal y sabía que si eso pasaba saldría yo fuera. Asumo la responsabilidad, como he dicho siempre. Como le dije al presidente el primer día, lo entiendo y lo acepto, pero hay que hacer las cosas bien y no puede pasar un mes desde que a mí me digan esto hasta que lo hagan efectivo. Ese es el mejor resumen de todo.

¿Piensas que la destitución de los hermanos Montes se produjo en el peor momento, debido a que justo se produjo cuando se encadenaron bastantes partidos seguidos?

Sí, eso sí que es un aspecto que “discutíamos” entre la Junta Directiva y la dirección deportiva en general. Tal vez, ya no solo por la destitución, sino por la incorporación del nuevo entrenador. Yo que he sido entrenador, entiendo y por eso siempre he estado al lado de Chuchi, que los resultados de las primeras semanas pueden ser más culpa nuestra por darle tan poco tiempo de trabajo. Puedes pensar qué habría pasado si lo hubiéramos hecho en navidad en vez de esa fecha, habría tenido más tiempo para trabajar y el mercado se habría llevado a cabo con el nuevo entrenador, en ese aspecto podría ser distinto. Pero también lo pensé, o lo pensamos porque no solo fue cosa mía, que el mejor revulsivo para el Guijueo iba a ser Chuchi. Lo creíamos y lo sigo creyendo, era el mejor revulsivo, algo que necesitábamos para ese esprint de partidos.

¿Cómo valoras el trabajo que ha realizado Chuchi Jorqués desde su llegada?

Si por mí hubiera sido, creo que tendría que seguir en el club. Cuando ha dispuesto de toda la plantilla los resultados son buenos, su adaptación dentro de que no había entrenado nunca en una categoría profesional, fue la correcta. Entró al grupo como tenía que entrar, solo tienes que preguntarle a los futbolistas qué es lo que piensan de él como persona y como entrenador. Siempre ha ido de cara, y creo que aunque haya tenido malos resultados, eso le puede aportar cosas buenas para el futuro. Siempre ha sido honesto con los futbolistas y ha dejado pasar situaciones por el bien del club que en otro momento, por cómo es como persona, no las habría dejado pasar. Si por mí fuese, Chuchi tendría que seguir en el Club Deportivo Guijuelo. Y si yo hubiera seguido, iba a seguir cien por cien.

En su despedida como entrenador, Chuchi culpó al club de “dejadez por parte de la dirección”, así como de “falta de transparencia, valentía e incapacidad en la gestión de algún miembro de la directiva”. ¿Opinas lo mismo?

Cuando él se refiere a dirección, sé que no es por la dirección deportiva ni general. Sé que él ha mostrado en excesivas ocasiones que él quería ser el entrenador del Guijuelo. Cuando alguien ha sido lo que ha sido Chuchi en el club, cuando ha mostrado tanto interés en entrenar al equipo pese a descender, con la experiencia que tengo creo que hay que darle esa oportunidad a la persona que quiere estar en el equipo. Entiendo que eso es lo ideal para construir una base de futuro y con una persona de club. Pero él, pensando en el futuro a corto plazo, entiende que no puede seguir esperando y que las noticias que ha ido recibiendo, que no ha sido conmigo sino con la directiva, no son las que él espera. No son de la seriedad que él cree que debe tener un proyecto profesional y por eso decide lo que decide.

También se han escuchado rumores sobre una posible salida de Natalia González, directora general del Guijuelo. ¿Qué opinas sobre ello?

Natalia es el valor principal del club. Creo a día de hoy que si ella no está, el club va a perder…no te voy a decir todo, porque lo más importante es el escudo y la historia, pero ella se encarga absolutamente de todo. No hay a día de hoy, o a corto plazo, dos o tres empleados que puedan hacer el trabajo con la facilidad que ella hace. Y no solo eso, sino la integración que ella tiene en el pueblo y la facilidad para relacionarse con patrocinadores y recibir ingresos. Saben lo que trabaja por el club y creo que si Natalia finalmente no continúa es la mayor pérdida, mucho más que Chuchi, mucho más que Toni e infinitamente más que Astu.

¿Qué necesita el proyecto de la próxima temporada para intentar ascender a Segunda RFEF?

Que lo dirijan profesionales, creo que es lo ideal. Que lleve el tema gente con experiencia o no, pero profesionales de cada rango, como estaba hasta ahora. Ya no hablo de mí, porque insisto y repito mil veces que entiendo la decisión conmigo, pero que lo dirijan profesionales y que la imagen que se extrapola del Guijuelo hacia afuera sea distinta a la de este mes. Eso se soluciona con certezas, con gente que hable claro, directo y sobre todo a la cara, normalmente eso son profesionales.

Hasta tu llegada al club chacinero habías trabajado como entrenador, aunque lo compaginaras también con la dirección deportiva en el caso de Unionistas. ¿Te has encontrado más cómodo así o echas de menos el banquillo?

Si me preguntas hace seis meses, te diría que en la dirección deportiva porque creo que aprendes muchas más cosas que en el día a día como entrenador. Ahora, que ya he vivido demasiadas experiencias en mi corta edad y que creo que he mejorado infinitamente respecto a la etapa que me has dicho, sin ninguna duda tengo más ganas que nunca de entrenar y es lo que desde hoy voy a promover.

¿Tienes alguna opción para esta misma temporada o te tocará esperar?

No, porque hasta que no se ha hecho oficial no quería moverme. Ahora tengo que ver un poco cómo queda solucionado el tema del Guijuelo, que todavía no lo hemos solucionado. Y desde hoy empezar a ver posibilidades y tomar el camino del banquillo, que es el que desde hoy quiero.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *