Logotipo Saldeporte

Raquel Santos, capitana del Ribert femenino, avisa: “Estamos muy motivadas”

Nueve jornadas han tenido que pasar para lograr una victoria que quieren que sea la primera de muchas

Raquel Santos / FOTO: Ribert
Adrián A. García | 27 noviembre, 2019

El Ribert de la Liga Doble G logró el pasado sábado su primera victoria de la temporada y lo hizo a lo grande, 8-0. Nueve jornadas tuvieron que pasar para que saliera triunfal de un partido y más allá de los tres puntos, lo verdaderamente importante es la carga moral y emocional positiva.

En los últimos encuentros el equipo ya venía apuntando que iba hacia arriba, especialmente como local, en un campo como el de El Zurguén que es una auténtica ratonera para quienes no están habituados a jugar en él. De hecho, ese fue el plan del choque frente al Palencia B, adelantar la defensa y presionar en campo rival.

Y así empezaron a caer los goles. En los primeros 20 minutos, Raquel Santos, su capitana, firmó un hat-trick que encarriló el primer triunfo para las suyas. No recuerda cómo fue exactamente cada uno de los tantos, pero sí a quién iban dirigidos: “Uno de los goles iba dedicado a mi madre, que está ingresada y le mando mucha fuerza”.

Después del éxtasis del sábado, esta semana han vuelto al trabajo para encarar la visita al Capiscol B, equipo de la zona baja. “Estamos muy motivadas para el siguiente partido, que es otro en el que podemos sacar puntos. Con ganas de seguir aprendiendo y mejorando”, reconoce la delantera.

Después de un inicio de temporada complicado, Santos cree que el Ribert está en línea ascendente: “Sí hemos empezado un poco mal porque éramos poca gente, al no tener pretemporada caíamos mucho en lesiones, pero poco a poco hemos ido mejorando. Se ha visto en el último partido y en los anteriores aunque hayamos perdido también hemos estado fuertes”.

Lo más importante en los comienzos negativos siempre es preservar intacta la moral y además del plano táctico, el trabajo del cuerpo técnico también se ha visto reflejado en este aspecto. “Javi (entrenador) y Noe (delegada) nos motivan y nos apoyan mucho“, asegura.

Después de esta primera victoria, Raquel Santos sabe lo que se puede esperar de su equipo: “Sumar muchos más puntos, seguir mejorando poco a poco, que tampoco dudo que no se vaya a hacer, seguir haciendo la piña que estamos haciendo, que es lo más importante, y progresar”.

Capitana por méritos propios

Que Raquel Santos porte el brazalete de capitana no es una casualidad. Lo era durante su etapa en el Capuchinos, pero se lo ha ganado a pulso en esta nueva era porque ha sido la principal culpable de que el Ribert femenino esté compitiendo en la Liga Doble G.

“En parte el proyecto sale gracias a ella porque es la que se pone en contacto con el Ribert. Queda el Capuchinos deslavazado y ella como capitana decide que vengan a preguntar al Ribert si estaban interesados en el equipo femenino. Cuando vine, los primeros días estaban ella y otras seis o siete y el coordinador me dijo que hablaba con Raquel, así que a partir de ahí dije que tendría que hablar con ella para todo. Es una pieza clave dentro y fuera del campo“, confiesa Javier Domínguez, su entrenador.

Durante la temporada pasada, el Capuchinos se encontraba en el Rosa Colorado sin campo para poder entrenar y muchos días tenía que acercarse hasta El Zurguén para ejercitarse. A raíz de ahí vino el acercamiento entre el club y el núcleo que aún persiste de esa plantilla, siempre con Raquel a la cabeza. Y así seguirá siendo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *