Logotipo Saldeporte

Jabi Luaces: “En las pocas conversaciones que he tenido con Diego Hernansanz he sentido desconocimiento sobre mi perfil como entrenador”

El técnico vasco hace balance de su paso por Unionistas y habla sobre su salida del club al no ser renovado

Jabi Luaces, en el banquillo de las Pistas / Foto: Roberto Sánchez
Ricardo Alonso-Bartol | 6 junio, 2020

Tu primer partido como entrenador de Unionistas tuvo lugar en noviembre y el último en marzo. Supongo que ha sido una etapa corta, pero muy intensa.

Sí, así es. Ha sido breve, pero muy intenso y muy bonito. Al final desembarcas en una situación complicada y en un momento duro, pero poco a poco entre todos, con mucho trabajo y mucho orden, se fue sacando los partidos adelante y saliendo de la última posición. Realmente el equipo ha ido creciendo con el paso de las semanas, nos fuimos conociendo todos muy bien. Con el esfuerzo de todos el equipo tomó una posición y una competitividad enorme, que llevó a salir de los puestos de descenso y a realizar una Copa del Rey con eliminatorias muy bonitas. Llegamos a dieciseisavos, nos enfrentamos a todo un Real Madrid y le plantamos algo más que cara.

Teniendo todo esto en cuenta, entiendo que el balance deportivo que haces de tu paso por el club es bastante positivo.

Sí, yo diría que mi paso por Unionistas en cuanto a mi labor ha sido gratificante, enorme. Pero también socialmente para mí ha sido un crecimiento brutal. He salido a entrenar fuera de lo que era mi zona de confort, en Euskadi, cerca de mi familia y de mis amigos, un sitio para mí totalmente conocido. Me fui a Salamanca solo, en una situación muy comprometida del equipo, y pasé de estar muy cómodo a una situación realmente incómoda en una ciudad, una sociedad, un club y con unos jugadores que no conoces. Pero se ha sacado adelante entre todos y sobre todo me llevo el cariño y la enorme gratitud de haber conocido Salamanca, la ciudad, a la gente y todo lo que está en torno al fútbol. Nos quedamos con que vas a entrenar, pero no nos olvidemos que estamos entre personas y ha sido gratificante en lo personal y en lo profesional.

¿Ha sido el aspecto personal lo más complicado de toda esta aventura?

Sí, pero al final tienes que dar un paso valiente, al frente. Estamos hablando de que yo tengo un trabajo estable, soy socio de una empresa y tengo que marcharme de la noche a la mañana. No es como empezar una temporada, en la que lo tienes todo planificado y sabes cuándo empiezas y a dónde vas. En este caso recibo una llamada un lunes al mediodía y el martes estoy ya allí. Fue complicado. Y luego llegar, estar solo, saber que tu familia está a 400 kilómetros, tienes dos hijos y la mujer, has dejado tu trabajo, incertidumbre de si vas a ser capaz o no de sacarlo…Todos tenemos sus miedos y sus cosas. Es cierto de que yo fui convencido de mis capacidades y de que entre todos íbamos a ser un gran trabajo y que podríamos salir, como así ha sido, pero siempre hay momentos de duda y de flaqueza. La verdad que estar alejado, solo, en una ciudad de un tamaño ya considerable, y encontrarte muchos días con mucho tiempo para pensar se hace difícil. Pero al final es lo que te he dicho anteriormente, buena acogida, gente cercana, mucho cariño, preocupación porque estés bien…y poco a poco más cómodo y más feliz. No me he olvidado evidentemente de la familia y de que los tenía lejos, pero siempre el club me dejó facilidades para realizar escapadas, ver a mi familia e incluso cuando jugábamos por aquí acercarme a estar con ellos. Ha sido gratificante y sobre todo tengo que agradecer que tanto jugadores, como cuerpo técnico y directiva me dejasen momentos para que mi carga emocional se redujera y estuviese más contento.

Estos días ha habido muchos mensajes de jugadores o aficionados lamentando tu marcha al conocerla. ¿Sientes que has dejado huella en Unionistas?

Bueno, yo el sentimiento que tengo es de cariño y de que a mucha gente le gustaría que continuase siendo el entrenador del equipo. Pero ya no solo de aficionados y jugadores, cuerpo técnico también, en el día a día me lo han demostrado, y también la Junta Directiva, incluido el presidente. Ellos han dicho en los medios de comunicación claramente que les gustaría que yo siguiese y que fuese el entrenador. Entonces en ese aspecto estoy tranquilo y muy contento, uno siente satisfacción y orgullo de recibir el cariño y el respeto de la gente en el entorno en el que ha trabajado. Estoy contento, satisfecho y no tengo más palabras que de agradecimiento para todas las partes.

¿Crees que podría haber hecho más esa Junta Directiva para que continuaras como técnico? Al fin y al cabo, son ellos los que eligen al director deportivo.

A ver, la Junta Directiva ha hecho todo lo posible para que yo continúe. Pero aquí somos tres partes: la Junta Directiva, Jabi con su familia y luego el director deportivo. Los directivos ya dejaron claro desde hace meses que les encantaría que yo siguiese, y lo dijeron además por resultados y por cómo me identificaba yo con el proyecto. Pero también hay que ser sincero y claro de que yo ya llevaba varios meses hablando con Sando y Teje de las dificultades que entrañaba que yo continuase en Salamanca por diferentes motivos, uno de ellos es obvio. Y eso en condiciones normales, si le sumas la pandemia y la resultante del estrago que ha realizado en lo social y en lo económico, se ha acrecentado esa dificultad. Tengo que dejar muy claro que si no sigo en Unionistas no es porque la Junta Directiva no quiera, sino porque en este momento no se dan las circunstancias para que ellos puedan ofrecerme unas garantías y un proyecto que, sin asumir ellos un riesgo enorme, yo pueda quedarme. Y luego también, sinceramente, la tercera parte que hay arriba tiene en mente su proyecto, sus cosas, y claramente se ha visto que no contaba conmigo. He sentido frialdad, lejanía y desconocimiento sobre el perfil de Jabi Luaces como entrenador en las pocas conversaciones que he tenido con él. En esa tesitura yo hablo con el presidente y le digo que no veo claramente que la dirección deportiva apueste por mí, ni que haya un acercamiento y un ofrecimiento claro para que yo sea el entrenador. Así que lo mejor es apartarse, dejar que cada uno siga su camino y que él confeccione su proyecto desde el inicio. Está en su derecho y es totalmente respetable, no hay nada que objetar. Llega, la directiva le ha dado la dirección y es totalmente lícito que él piense que puede haber otra persona para dirigir con él los designios de Unionistas. Lo que sí tengo claro es que tiene que haber consenso, claridad, y yo no lo he visto. Lo mejor es apartarse y cada uno continuar su carrera profesional. Ya veremos dentro de un tiempo si se vuelven a juntar los caminos de Jabi y Unionistas, o no. En otro club ya salí, hice un periplo en otros clubes y volví. Dicen que segundas partes no son buenas, pero la segunda parte que yo tuve con Gernika fue la mejor de mi etapa profesional y la mejor en la historia del club, con ascenso y las mejores clasificaciones. Hay que dejar las puertas abiertas y la directiva y yo estamos muy contentos los unos de los otros y la puerta se queda abierta. En este momento hay que respetar a la tercera persona, dejarle trabajar y que confeccione su proyecto.

Pero sí queda esa espina clavada de no haber recibido esa oferta de renovación, ¿no?

Podía haber habido una oferta, pero es cierto que hay que ser claro, Sando y Teje ya sabían más o menos los parámetros en los que tenían que moverse para que yo pudiese aceptar esa oferta. También ellos son conscientes de que hacer una oferta que no se acercase a esos parámetros podía ser un poco mal vista por mí, así que creo que han hecho bien también y con buen criterio. No puedo decir ni una palabra mala de ellos, hemos hablado muy claro y me parecen excepcionales profesionales y personas. Me ha faltado un poco más de cercanía y de ver que la dirección deportiva se había empapado de mi persona y de mi carrera profesional. Cuando te hablan de que se va a un campo nuevo de hierba artificial de grandes dimensiones y que hay que ver cómo se amolda el entrenador a eso, es que no ha mirado los últimos siete años dónde he andado entrenando. Con eso queda todo dicho, no me conocía mucho y creo que tampoco ha hecho mucho por conocerme. No le importa mucho que esté o no esté, así que hay que apartarse. No quiero que nadie cargue contra la directiva, porque ellos han sido claros conmigo y viceversa. Los dos teníamos muy claro que mi continuidad estaba muy comprometida y difícil, pero sobre todo he dado yo el paso definitivo al ver que la incorporación del director deportivo me ofrecía a mí ninguna garantía. No veía yo que fuese de su gusto y tampoco había investigado para ver si yo era de su gusto, así que fuera, camino limpio.

Desde que llega Diego Hernansanz al cargo hasta que te comunican que no vas a continuar en el cargo pasan unos diez días. ¿Consideras que podía haberse resuelto esto más rápido?

Eso no es así. Desde que se anuncia la llegada de Diego Hernansanz hasta su primera llamada pasa una semana. Y la siguiente semana volvimos a hablar otra vez, pero siguen pasando días sin que yo tenga grandes noticias. Entonces, como ya estoy viendo por dónde va el tema, y aquí uno no es el más listo del mundo pero tampoco el más tonto, yo soy el que da el paso de llamar al presidente y decirle que no veo que se me quiera renovar y que anuncien por favor que no voy a continuar.

Es decir, preferías acabar con esto rápido y evitar que se estirara más el chicle.

Más que rápido, es que no se puede estar estirando el chicle sin necesidad. Y sobre todo que ya se veía claramente que no iba a continuar.

¿Has escuchado ofertas durante este tiempo o has querido esperar en todo momento a ver la propuesta que te hacía Unionistas?

He esperado la propuesta de Unionistas un poquito a ver qué me decían, pero he tenido otras propuestas. He tenido una propuesta muy clara, muy concreta, y sobre todo un director deportivo que quería que fuese yo el entrenador sí o sí. Pero bueno, tampoco se ha dado el caso finalmente porque tampoco he recibido la oferta final y se han decidido por otro. Yo he sido claro todos los días, en todos mis comunicados. He sido claro como lo fui cuando llegué, como lo he sido cuando he estado, y lo soy cuando me voy.

Durante este tiempo se relacionó tu nombre con equipos como Barakaldo o Real Unión, pero ambos han presentado un nuevo entrenador y en el Grupo 2 de Segunda B casi no queda ningún banquillo libre. ¿Temes quedarte sin equipo para empezar la temporada por haber esperado esa oferta de Unionistas?

No. Si no entreno, no va a ser por Unionistas, será porque nadie confía en que lleve yo el proyecto o entiende que hay otros para llevarlo. Cargar sobre Unionistas en esto, no. Lo primero, se ha relacionado mi nombre con diversos clubes y se ha hablado mucho, pero creo que son globos sonda muchos de ellos. Del Barakaldo no me ha llamado nadie, no ha contactado conmigo absolutamente para nada y se ha relacionado mi nombre con ellos. Se ha puesto mi nombre con precontrato y demás con el Real Unión, y también es falso. Al final se habla mucho, pero no se pregunta ni se contrastan las noticias, no se llama a la fuente ni se es objetivo con la persona afectada. A mí si me hubiesen preguntado habría sido muy claro, como te estoy diciendo ahora: el Barakaldo no me ha llamado para nada. He tenido otros acercamientos, me han preguntado…Alguno pensaba que estaba renovado ya en Unionistas y otro me ha dicho que no podía hablar conmigo porque ya tenía un precontrato. Por eso en mis redes sociales yo puse que no había decidido nada sobre mi futuro y que no tenía ninguna oferta en firme, ni de Unionistas ni de ningún otro club con el que se me relacionaba. Llegué sin mentir, he transitado sin mentir y voy a marcharme sin mentir, porque creo que antes que nada tenemos que ser personas.

¿Qué opciones barajas ahora? ¿Te planteas bajar a Tercera, salir de nuevo de tu tierra e incluso marchar al extranjero, o esperar a que queden banquillos libres la próxima temporada?

No me planteo absolutamente nada. En el fútbol es lo mejor no hacerte pajas mentales, porque no sirve para nada. Durante meses tenía claro que no iba a seguir en Unionistas, por la distancia con mi familia y por difererntes motivos, sin embargo llega algo que nadie esperábamos, algo ficticio y que veíamos en las películas como la pandemia. Y en las consecuencias que ha tenido, nos planteamos otras cosas familiarmente, como por ejemplo salir fuera todos. Yo estaba solo en Salamanca, pero después de todo lo que sucede pensamos que igual teníamos que vivir de otra forma y tenemos que plantearnos otras cosas. No me planteo absolutamente nada, siempre tengo dos ofertas sobre la mesa, la que me pueda llegar de un equipo de fútbol o retornar a mi trabajo. En ese sentido soy un afortunado, entonces lo que tenga que ser, será. No me vale para nada decir si esto en el extranjero, esto en Cataluña o en Andalucía…cuando llegue algo, si llega, se estudia y se analiza bien. Y además, siempre hay que mirar todo muy bien, así que ahora con todo lo que estamos, más todavía. Ya veremos qué depara el futuro, pero por eso decía que no he decidido nada, porque para ello tienes que tener algo sobre la mesa, y lo único que tengo es al posibilidad de volver a mi trabajo el 1 de julio.

Ya para terminar, en una entrevista con motivo del derbi frente al Salamanca CF UDS comentaste que en vez de esos partidos, te hacía mucha más ilusión enfrentarte a equipos donde estuviste y en los que te reencontrabas con muchos amigos. ¿Esperas ya ese momento de enfrentarte a Unionistas o por ahora prefieres que pase algo de tiempo?

No me importa eso. Al final he estado en diferentes equipos, ya unos cuantos, de jugador y de entrenador. He tenido que jugar contra amigos, contra equipos en los que he estado, luego he vuelto…al final es solo fútbol, no me genera nada más. Además yo es que tengo contacto con muchos de los que he estado, vuelvo, voy…aunque es cierto que eran casi todos aquí, ahora para ir a Salamanca lo voy a tener más complicado. He estado muchos años en Gernika e ir a jugar contra ellos siempre era especial, pero es fútbol, no me hace nada más. A mí me gustan todos los partidos, me gusta competir cada fin de semana, me gusta el fútbol, la adrenalina de entrenar, el contacto con los jugadores, con la directiva, la afición…me gusta ese ambiente. Por eso digo que yo soy un poco diferente en ese sentido al tema de los entrenadores un poquito, porque a mí me encanta. Yo no necesito la nómina de entrenador para vivir, porque tengo mi trabajo, así que lo veo, vivo y siento de otra manera. Fui futbolista, empecé a entrenar, estoy entrenando y moriré entrenando. No sé a qué categoría llegaré a entrenar, de momento estoy a un paso del profesionalismo cien por cien, pero he entrenado en infantiles, en cadetes, en juveniles, en Regional, en Tercera, en Segunda B, y no me importa, me apasiona. Me encanta el fútbol, el contacto con la gente, las vivencias. Me siento vivo en el mundillo este, así que no sé lo que va a pasar. Si tengo que entrenar al benjamín de mi hijo, el pequeño, lo entreno, y si no al infantil del otro, seguramente voy a disfrutar la tira. Pero mi vida va ligada al fútbol y el fútbol va ligado a mi vida, así que no me preocupa en exceso. Si fuese mi sustento ahora mismo estaría jodido, preocupado, pero no lo es y no me voy a agarrar a cualquier cosa. Fui a Unionistas porque me encantó el proyecto, lo que veía, la llamada…y no me confundí con lo que he vivido. Económicamente no me ha salido nada rentable, sinceramente, por lo que cuando la gente se preocupa sobre si me encaja económicamente esto o lo otro no es el parámetro que me mueve. Evidentemente es importante, y ahora mismo si me quiero mover a Salamanca y llevar a mi familia sí que es un parámetro muy importante, pero cuando me he decidido por un proyecto u otro no ha sido ese el que me ha movido, si no jamás hubiese ido a Unionistas. Me muevo por retos, sensaciones, lo que te van diciendo, lo que vas viendo, e incluso a veces cuando más complicado es el tema, más me atrae.

Compartir

Una respuesta a “Jabi Luaces: “En las pocas conversaciones que he tenido con Diego Hernansanz he sentido desconocimiento sobre mi perfil como entrenador””

  1. Tralará dice:

    Vaya, pues aquí Luaces deja alguna mentira que otra. Tanto que se ofenden algunos con las mentiras, igual deberían repasarla.
    En cualquier caso, muchas gracias por tu labor míster y mucha suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *