Logotipo Saldeporte
-->

Hernán Pérez: «El vestuario está hundido y mañana no podemos levantarnos para volver a pelear»

El entrenador de Unionistas comparecía muy afligido en la rueda de prensa posterior a la derrota del equipo contra el Valladolid B

Hernán Pérez en el banquillo del Reina Sofía
Ricardo Alonso-Bartol | 9 mayo, 2021

A las puertas de los play-off. Malísimo, porque lo peor que hay en esta vida es que cuando no consigues algo, no puedas seguir luchando. Hemos llegado hasta la orilla, pero nos hemos muerto. Es una auténtica pena, porque el vestuario está hundido y mañana no podemos levantarnos para volver a pelear. Supongo que se romperá toda esta magia que teníamos aquí, con muchos jugadores que se irán y encontrarán destinos superiores. Y lo que digo, mañana no poder levantarnos para pelear es lo más duro. Pero bueno, siempre nos quedará el consuelo de haber hecho todo lo que hemos podido.

Valoración del partido. Todo lo contrario a lo que podíamos haber planeado. Queríamos que pasaran los minutos sin que pasaran cosas, para que el punto nos diera tranquilidad y el rival tuviera que arriesgar más, pero en un minuto pasa lo de Ramiro. Nos hacen el gol y después en las ocasiones que tenemos no somos capaces de materializarlas. A medida que pasaba el partido y teníamos noticias del otro campo, con ese 2-0 estábamos entre comillas tranquilo. Sabíamos que el rival tenía que arriesgar, pero salió todo al revés. Se dio el resultado que no queríamos en León, no fuimos capaces de empatar y hacen ese segundo gol tan tarde que no nos permitió poder hacer absolutamente nada. Es una pena, porque esto se termina aquí y no podemos pelear por volver a levantarnos.

Temporada buena. No lo sé. Nosotros veníamos aquí con un objetivo muy claro, que era puntuar o ganar, y meternos en el play-off. No lo hemos conseguido, no sé qué pasará dentro de dos semanas, pero me preocupa lo que pasa ahora, cómo está ese vestuario. Hay que aprender, hacer cicatriz de estas derrotas, que son durísimas, y continuar hacia adelante, porque no nos queda otra.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.