Logotipo Saldeporte

Mario Sillero “Me haría mucha ilusión volver a ser internacional”

El marchador salmantino se proclamó el pasado domingo subcampeón de España en los 10 kilómetros marcha

Mario Sillero (izquierda), en el podio del Campeonato de España al Aire Libre / Foto: RFEA
Ricardo Alonso-Bartol | 15 septiembre, 2020

Ha sido un año muy complicado, pero imagino que proclamarte subcampeón de España al Aire Libre supone un gran empujón.

Sí, hace cuatro o cinco meses estábamos en casa confinados y sin poder hacer marcha, aunque hacíamos algo de gimnasio. Así que si nos dicen entonces que íbamos a hacer marca personal y conseguir medalla en el Campeonato de España no nos lo hubiéramos creído. Esto nos da una confianza y una energía muy buena.

¿Ha costado entrenar con tanta incertidumbre?

A ver, preparas el campeonato un poco a ciegas, porque no sabes si lo cambiarán de fechas o incluso si se va a hacer. Que se haga es un logro, estando allí hemos sido unos privilegiados.

¿En qué momento te fuiste haciendo a la idea de que podías pelear por las medallas en los 10 kilómetros marcha?

En los entrenamientos ya me estaba yendo más o menos bien para la poca base que teníamos. La semana pasada en la Copa de España de Clubes ya me encontré bien yendo con mucha carga de entrenamiento y pensaba que se podía rascar todavía un poco más. Habíamos preparado 10 kilómetros marcha, no un 5.000 como la semana pasada. Luego viendo la lista de inscritos ves que puedes estar como mínimo en la lucha, aunque luego había que pelearlo, obviamente.

¿Te ayudó esa participación en la Copa de España a calibrar tu estado de forma y compararlo con el de los rivales?

Sí, porque no había competido en todo el año. Los entrenamientos me podían indicar una cosa, pero no tenía ningún test serio. Y hacer 20’50”45 me dio alas para ver que podía estar para medalla. Me faltaba esa confianza que te dan las competiciones, porque este año no habíamos competido nada de nada.

¿Cómo viviste la carrera desde dentro?

En el kilómetro 4 nos fuimos un grupo de cuatro marchadores, con un extranjero que no contaba para el campeonato, y abrimos un hueco de unos 120 metros con otros tres atletas, que eran el cuarto, el quinto y el sexto. Yo iba controlando, dentro de mis fuerzas porque iba algo justo en ese momento, las faltas de mis compañeros y midiendo mis fuerzas. Cada kilómetro le sacaba un poco más al grupo de atrás y veía que la medalla estaba cada vez un poco más cerca, si la perdía era porque yo pinchaba o por las faltas. Solamente tuve un aviso, así que no la veía peligrar.

¿Y cómo fue la lucha por el segundo puesto?

Eso tiene un poco más de miga, porque a Corchete, que iba segundo todo el rato, le metieron en el pit-lane a falta de dos vueltas. Te paran un minuto porque tienen tres faltas por la técnica. Yo iba controlando que no me sacara más de media vuelta, que es lo que veía que si le paraban podía recuperarle. A falta de 800 metros le sacan la tercera falta, le meten en el pit-lane y le puedo pasar. Luego le sacaba yo unos 5 o 10 metros, pero en la última vuelta al verme plata saqué fuerzas no sé de dónde y lo afiancé. Fue un final bastante fuerte.

El ganador fue Álvaro Martín de manera muy clara, al que sí se ve en otra liga acostumbrado a correr pruebas internacionales, ¿no?

Sí, eso es. Con 26 años, Álvaro lleva ya dos Juegos Olímpicos y supongo que estará en Tokio, ha sido campeón de Europa en 2018…y sin estar él al cien por cien es ganar con una marcha menos. Está en un escalón por encima ahora mismo.

¿Qué planes tienes para lo que resta de temporada?

El próximo sábado es el Campeonato de España de Federaciones Autonómicas y a raíz de ahí creo que acabo ya mi temporada. Tampoco voy a parar mucho, porque al fin y al cabo ha sido una temporada corta.

Para los siguientes años, supongo que la intención ahora que has llegado al podio de un Campeonato de España es tratar de no bajar de ahí.

Sí, eso es. Venía de unos años quedando quinto, sexto…que ya estaba bien. Al fin y al cabo es muy complicado, porque yo tengo mi trabajo y entrenar al cien por cien es muy difícil. Pero creo que quedan los mejores años de Mario Sillero, a partir de los 30 me quedan tres o cuatro años muy buenos, así que vamos a intentar sacarle el máximo partido.

¿Y qué objetivo te pones para esos años?

Mi objetivo será ojalá estar en los podios de los campeonatos nacionales, pero lo que me haría mucha ilusión volver a ser internacional. Lo fui en 2011, aunque es verdad que no era ni una Copa de Europa ni un Campeonato del Mundo. Tuve la suerte de ir a un encuentro entre países y mi objetivo es volver a ser internacional. Creo que vamos por el buen camino, a ver si tenemos ese golpe de suerte que a veces hace falta.

Y regresando al Campeonato de España, supongo que la medalla de bronce conseguida por tu hermana Marina hace que el fin de semana fuera mucho más especial.

Sí, hace que sea un fin de semana único. Ni en nuestros mejores sueños estaba que Marina quedara bronce y yo plata. Es muy complicado que nos salga bien a los dos, casi siempre nos salía bien a mí y mal a ella, al revés, o incluso mal a los dos. Así que que nos salga bien a los dos…nos lo merecíamos después del trabajo de todo este tiempo.

Además, dará más moral todavía tener a alguien tan cercano destacando también.

Sí, por supuesto. Ver que el trabajo que hacemos está bien, que nos salen las cosas, te da mucha más confianza para los entrenamientos y para todo. Poder contar con mi hermana para ir a entrenar, para estar ahí siempre, es un apoyo moral que es muy importante. Si uno tiene un día malo, el otro se lo alegra. Aunque luego marchando cada uno vaya un poco a su ritmo, el hecho de estar juntos, de entrenar juntos, de pasar las penas y alegrías juntos…nos da mucha confianza y mucha fe.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *