Logotipo Saldeporte
-->

Lúa vs Ishaac: el duelo inédito de dos hermanos en el fútbol salmantino

Los hermanos Rhafir El Aissaoui se enfrentaron el domingo por primera vez en un partido oficial

Ishaac y Lúa, tras el derbi entre el Monterrey y el Hergar
Pedro Alonso | 17 febrero, 2021

Los hermanos Rhafir El Aissaoui, Moncef -‘Lúa’- e Ishaac, de 23 y 20 años, se vieron las caras por primera vez el domingo en el partido que enfrentó al Real Salamanca Monterrey contra el Hergar, que finalizó 2-2. Un encuentro lleno de tensión en el que los visitantes consiguieron el empate con dos tantos en los minutos finales. Lúa jugó todo el partido, mientras que Ishaac entró al terreno de juego del Reina Sofía en el 63. El pequeño de los dos fue partícipe del 2-0 de los decanos, ya que su gran asistencia permitió a Nacho Sánchez ampliar la ventaja de los suyos.

Lúa (centrocampista) lleva varios años en la categoría, ha estado en otros equipos como el Carbajosa o el Ciudad Rodrigo, en cambio, para Ishaac (extremo) es su primera campaña en Regional Aficionados, donde ha disputado 75 minutos y ya ha anotado su primer gol, después de su paso por el Regional Juvenil del Salamanca UDS. “No hay nadie como él en su posición”, decía el de los amarillos de su hermano, que le responde: “Ha hecho el partido que tenía que hacer, ha asistido, se ha encarado con otro jugador… Al final con diez es más difícil, pero yo le he visto bien”.

Y es que como dice el mayor de los dos, Ishaac tuvo un encontronazo con Rubén Rivas. “Es su primer año en Regional, se está adaptando bien y espero que pueda jugar mejor en el futuro. En esa jugada ha pecado de juventud, se podía haber ido a la calle perfectamente, hay que ser listo. Yo he tenido otra jugada parecida…y hay que tener un poco de cabeza y tener experiencia porque puedes dejar a tu equipo con diez. Yo creo que era roja (ríe), pero también está bien que tenga esa sangre”, opinaba el mediocentro sobre su hermano.

Al Monterrey se le fueron dos puntos en los últimos cinco minutos. “No se nos puede escapar un partido así, sobre todo en el noventa. Han sido errores nuestros, son partidos de los que se aprende… Así que a seguir entrenando para que no vuelva a pasar”, reflexionaba Ishaac sobre el partido.

El padre de los jugadores es Simón Rhafir, persona conocida en el fútbol salmantino por su larga vinculación. Como no podía ser de otra manera, les dejó a claro a sus hijos lo que tenían que hacer en este partido tan especial. “Nos dijo que viniéramos a disfrutar, es la primera vez que jugamos en contra, que no siempre pasa eso, por lo que disfrutáramos pase lo que pase”, confesaban los hermanos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *